El sol irradia el cine de Satyajit Ray

No haber visto una película de Satyajit Ray, es como no haber visto nunca el sol o la luna”. (Akira Kurosawa)

En la sala polivalente del centro cultural se proyectó un film de Satyajit Ray, la conmovedora Pather Panchali.

Akira Kurosawa dijo sobre esta película: «No puedo nunca olvidarme del entusiasmo [que sentía] en la cabeza después de haberlo visto. Es el tipo de cine que fluye con la serenidad y nobleza de un gran río«.

La iniciativa del ciclo es de Lola Arrieta, la excelente presentación a cargo de Jesús Garmendia, una firma conocida para las personas que siguen el ‘ciclo de literatura y cine’

Mantener la misma temática para ambas artes es la filosofía que imprime Lola a estos ciclos; en esta ocasión se ha ‘abierto la ventana al sol de Oriente’. El ciclo recorre, con novelas y films, India, China y Japón

En octubre el libro leido y la película del viernes tienen como leitmotiv a la India

El evento tuvo lugar en la tarde del pasado 15 de este mes

Garmendia acostumbra a dividir su intervención en dos partes: en primer lugar glosa la excelencia de la película y de la persona de su director y, en segundo lugar, nos invita a reflexionar sobre algunos de los asuntos sobre los que trata el film

Indir, la anciana abuela y Durga, en su papel de nila

Nos contó, como introducción, que en algún momento las películas del autor estaban muy deterioradas, se enviaron al Londres, para ser recuperadas, pero el archivo de la capital inglesa se quema y con él las cintas de Ray. Los negativos se dieron por desaparecidos pero, maravillas de la técnica, más adelante fueron rescatados y el pasado viernes tuvimos la suerte de poder disfrutar de una excelente copia

El presentador, al hablar de Satyajit Ray, nos dijo que vivió intensamente el periodo posterior a la Independencia de la India (15 de agosto de 1947). La formación de dos nuevos estados soberanos: India y Pakistán. El asesinato de Mahatma Gandhi, la guerra entre India y Pakistán. El esperanzador periodo comprendido entre 1950 y 1966. Y el declive posterior que tan profundamente afecta a Ray y a su cine.

Katxola 29 febrero de 2008

Los seguidores de este club de lectura y cine tuvieron noticia de la vida en la India de los años 50 con la película ‘El río’ de Jean Renoir [Subrata Mitra, el sobresaliente de fotografía de la Pather Panchali, acompañó a Jean Renoir en la visita a los paisajes para su film]

Garmendia puso mucho interés en destacar que Ray quiere poner ante nuestros ojos la vida misma, ese es su cine, puede que en su fondo se vean los problemas políticos que se derivan de la miseria y la colonización, -como respondió a la pregunta de una de las tertulianas- pero su forma de hacer cine es colocar la cámara a ras de tierra.

La ‘Trilogía de Apu’: Pather Panchali (Canción del camino), Aparajito (El invencible) y Apur Sansar (El mundo de Apu) se rueda entre 1955 y 1960, es un momento de esperanza para el autor.

Jesús Garmendia presentó con detallada maestría la película que íbamos a ver. Esto es fruto de su conocimiento del cine y de un intenso de trabajo de preparación

En la presentación nos describió cómo ordenaba Satyajit Ray las secuencias en la película, la narración cronológica, los elementos de elipsis que contiene y que el director no utiliza flashbacks ni flashforwards, pero sí maneja el fundido y el encadenado; se detiene en cómo alterna planos para conseguir la continuidad de la narración: la mayoría largos y estáticos, lo que provoca un ritmo pausado, que incrementa el sentido poético del film; Jesús nos invitó a observar cómo los movimientos de cámara son zoom y tilt. Al mismo tiempo la planificación del film es de suma simplicidad, destacando en ella el especial uso en las panorámicas y el travelling lateral, aunque sin desdeñar otros elementos cinematográficos como la profundidad de campo.

Satyajit Ray filma lo desolado, pero también observa al insecto capaz del milagro de caminar sobre el agua de un río que no para de fluir, a los perros y a los gatos dormitando juntos, los inmensos ojos de un Apu fascinado por el estrafalario bigote de un actor de teatro, a Durga sonriendo por poner a su hermano a cubierto de la lluvia, al padre escribiendo mientras su hijo descansa a su lado, a una anciana feliz por poder lucir un chal nuevo antes de morir. La sinceridad de la mirada de los personajes, los animales del film, el peso de las fuerzas de la naturaleza: la lluvia, el viento, la tormenta

De esta y otras formas, Satyajit Ray consigue su objetivo de retratar una vida que transcurre marcada por la naturaleza y lo cotidiano, subordinada a las estaciones y a los azares y dramas propios de la existencia

[Paréntesis, tras el visionado y debate posterior, se puede pensar que la película podía haber sido muda porque el encanto de Pather Panchali recae en la vista, y una vez asimilado llega al corazón y a la lágrima, cómo así sucedió entre algunas de las personas presentes].

Recalcaba el presentador cómo también en esta sociedad, tan lejana a la occidental, se pueden producir los mismos sentimientos, las mismas ilusiones en cada persona.

En la tertulia se destacó la presencia del tren. ¿Símbolo del colonialismo y de su avaricia explotadora? ¿Elemento de progreso? ¿Contraste con el retraso rural indio?

Jesús recordó la escena final. En la casa abandonada avanza el paso de una serpiente; una señal de que la naturaleza ha logrado hacer estragos en un hogar humano.

Después de este forum sabemos más de poesía y de cine

Nota final

La familia protagonista del relato -las personas adultas son actores pera las otras no- está compuesta por

Sarbojaya (Karuna Bannerjee), la madre, una mujer trabajadora y de carácter fuerte que dedica todo su tiempo a intentar sacar adelante a su casa y a sus hijos; Harihar (Kanu Bannerjee), el padre, brahman, una mezcla de sacerdote y poeta, tan ingenuo como fracasado, que a duras penas puede mantener a los suyos y que su trabajo le mantiene alejado del hogar durante largos períodos;

Indir (Chunibala Devi), la anciana y caprichosa abuela, y uno de los personajes más entrañables de la historia del cine [lo borda como actriz, hasta el punto de que entre los asistentes se preguntaba si era una aficionada del pueblo];

Durga, niña
Durga, adolescente

Durga (Runki Banerjee/Uma Das Gupta), la hija mayor de Harihar y Sarbojaya, a la que vemos crecer y pasar de niña a adolescente entre juegos y broncas de su madre por su condición rebelde;

y Apu (Subir Banerjee), el pequeño de la familia: el personaje central de la trilogía a la que se conoce precisamente por su nombre.

1 comentario en “El sol irradia el cine de Satyajit Ray

  1. RTT

    El director Satyajit Ray (Calcuta, 1921-1992) también ejerció de escritor, compositor e ilustrador. En 1940 se licenció en economía en el Presidency College de Calcuta y estudió Bellas Artes en la Universidad Viswa-Bharati de Tagore. Sus paralelas formación pictórica y su herencia literaria lo dotaron de una delicada sensibilidad artística reflejada en todos sus filmes. Su obra constituye un inmenso fresco social y cultural de la India, narrado desde una perspectiva individual con fuertes influencias del movimiento neorrealista.
    Satyajit Ray pertenece a la estirpe de artistas como Jean Renoir y Vittorio De Sica capaces de convertir la cámara en un instrumento para la exploración de lo misterioso y trascendental siendo al mismo tiempo carnales y sensuales. De hecho, ambos maestros tuvieron un impacto fundamental en la trayectoria del cineasta indio.
    Pather Panchali (1955), con el cual inició la “Trilogía de Apu», le granjeó una inmediata notoriedad, y, a lo largo de los años 60 y 70, fue cimentando su creciente prestigio hasta ser considerado como uno de los más eminentes cineastas vivos.
    En 1981, su obra fue objeto de una retrospectiva en el Museo de Arte Moderno de Nueva York y poco antes de su muerte, en 1992, la Academia Cinematográfica de Hollywood le concedió un Oscar honorífico por el conjunto de su obra. Entre otra multitud de reconocimientos, ganó dos veces el Festival de Venecia y dos más se alzó con el Oso de Oro en Berlín.

    Responder

Deja un comentario