Recuperación del manzanal de Munto

Por iniciativa de Lantxabe, con el apoyo de un amplio segmento de la vecindad y del propio ayuntamiento, en asamblea celebrada en el Topaleku el 14 de mayo de 2014, se aprobó el proyecto definitivo de plaza de los manzanos de Munto, que salió a concurso restringido un año más tarde. El diseño la plaza debía estar basado en el derribado simbólico caserío Munto, conservando los restos más característicos. Así, a modo de monumento, se conservó la pared norte y la escalera de piedra. La ‘plaza de manzanos’ recordaría el carácter sidrero del caserío, y se propuso instalar una pista de toca, en recuerdo a Manuel Machain; un panel del antiguo Aiete, compuesto por baserris; un árbol señalético como reconocimiento al carácter central de la plaza de Munto para el barrio, y un museo arqueológico en lugar que ocupaba la antigua bodega del caserío.

La vecindad aportó un centenar de ideas para la nueva plaza, los bocetos resumidos por el arquitecto municipal, recogían muchas de ellas, especialmente las del grupo de arquitectos del barrio Lhaia. Se expusieron estos bocetos en el caserío Katxola y luego se mostraron en la casa de cultura de Aiete. Por último, el técnico de obras y proyectos, Imanol Iturria, resumió en cuatro, llamados así, estudios previos-[[estos estudios, síntesis de las diferentes propuestas se pueden consultar en la página web de la asociación www.aiete.net correspondiente a fechas de mediados del mes de abril de 2014]]. También, en formato papel, se podían recoger en el centro cultural de Aiete.

Convocada una asamblea pública por parte del gobierno municipal y celebrada -como se dice más arriba- el 14 de mayo de 2014, la vecindad aprobó el “tercero de los estudios”. Se habló del diseño, de la ordenación de los caminos, del pavimento, la iluminación, la integración de la plaza en los soportales de alrededor, etc.

Y finalmente, se decidió mantener, con carácter provisional, los dos abedules sitos en la plaza, y un par de plantas arbustivas, hasta que el desarrollo del porte de los manzanos, permitiera rebatir estos árboles.

Sin embargo las raíces de los abedules y los arbustos han agostado a los manzanos más próximos.

Estos días Parques y Jardines está reponiendo el manzanal

Una brigada de trabajadores municipales ha procedido al talado de los abedules pero no así los dos ‘arbustos japoneses’ que actualmente crecen en la plaza. La gente de Lantxabe no entiende por qué no se quitan esos arbustos. Dicen los empleados municipales que son compatibles con los manzanos. Ya veremos.

Parques y Jardines ofreció a Lantxabe la posibilidad de seleccionar las especies más adecuadas para la plaza, y Lantxabe propuso estas tres variedades, Sanjuansagarra, Pelestina y Urtebi-handi, con el criterio de que debe prevalecer la eficiencia de su brote y el carácter hornamental.

Se están plantando 15 pequeños manzanos en tres filas de cinco manzanos cada una. La razón que dan para que sean pequeños es por facilitar su enraizamiento.

Todo el mundo sabe que los promotores de esta idea quizás no vean la plaza en todo su esplendor pero sus hijos y nietos sí. Y el recuerdo del caserío Munto permanecerá en su lugar, el centro del barrio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.