Una mujer admirable

Compañera vital, feminista, sensible, inteligente.

Artista fusionada con los colores del oficio de pintora y de la vida social y familiar.

Ha fallecido a los 73 años nuestra adorada Carmen Maura Amunategui

Carmen Maura estuvo con nosotros en Katxola, impartió la charla ‘Los pintores del Bidasoa’ – ‘Pintorea gurekin izango dugu’, fue un 24 de Noviembre del 2006

El 9 de marzo del 2007, al día siguiente del ‘Emakumearen Eguna’, nos recreó con una bella y combativa conferencia que llevaba por título ‘Emakumeak artean’ – ‘La mujer en la pintura’

La familia Noain-Maura, está muy unida a nosotros. María José, hija de Carmen, nos ha acompañado en varias charlas en la Casa de Cultura y fue una excelente guía cultural en el reciente viaje a Grecia. Luego tuvimos oportunidad de estar con la propia María José, esta vez como conductora de la exposición ‘Arte y mito. Los dioses del Prado’ en la Museo Telmo. La hija de Carmen había aprendido bien la lección de su ama y nos deleitó con una visión feminista de dicha exposición, bien floja por lo demás.

SONY DSC

En Irun, en la sala Menchu Gal, se organizó el pasado mes de febrero una exposición antológica con cerca de 60 obras de Maura, desde los años 70 del siglo pasado hasta la actualidad.

‘Oficio de pintora’ es la obra con la que comenzaba el recorrido a través de la vida artística de Carmen. El cuadro, cómo no, es una reivindicación de la condición de ser mujer que ha marcado la creación de la artista. Hace algo más de diez años tuvimos la suerte de compartir su voz en Katxola y podemos dar testimonio de que lo que afirma su hijo «Siempre ha defendido el papel de la mujer en todos los ámbitos de la sociedad, y también en los de su profesión», es rigurosamente cierto

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El hogar, la maternidad son los espacios íntimos y las temáticas recurrentes de Carmen Maura. Su papel como madre está presente en obras como ‘Cuna vacía’ o ‘Lápices alpino’: en este último cuadro, unos lapiceros de colores de la emblemática marca descansan sobre tres dibujos, pintados por cada uno de sus tres hijos cuando eran pequeños.

Muchísimas personas acompañaron la inauguración de la muestra. Su hijo Santiago -y comisario de la exposición- nos dijo que su ama venía sufriendo una enfermedad neuronal. La conclusión de la enfermedad no atenúa el dolor por su pérdida.

Su privación es irreparable pero su memoria habitará entre nosotras y nosotros

Queremos manifestar así, nuestro pesar por el fallecimiento de Carmen y nuestra solidaridad con sus hijos e hija, Santiago, María José, Carlos y con toda la familia

Muchas lectoras y lectores de esta web tienen también ese sentimiento de cariño con toda esta familia de gente luchadora y admirable.

Un pensamiento en “Una mujer admirable

  1. Enedina

    Brillante artista, excelente profesora de pintura, querida amiga Carmen; desde la distancia, con el corazón desolado, permaneces conmigo en tus obras que veo cada día en mi casa.
    Enedina Rodríguez

    Responder

Deja un comentario