Recuerdos entrañables de un precioso viaje

El pasado 9 de julio, hace un mes, los viajeros de Aiete descubrieron algunos secretos del Parque Nacional de Gauja

El Parque Nacional de Gauja es la extensión natural más importante y grande de Letonia. Se encuentra a 50 kilómetros de Riga y sus 917 kilómetros cuadrados de valle se expanden desde Sigulda hasta Valmiera, una localidad a orillas del río Gauja.

sigulda

Los Castillos de Sigulda

Nuestra primera parada en el Parque Nacional de Gauja fue Sigulda, una localidad famosa por sus castillos, sus pintorescos senderos

Se la conoce como la “Suiza letona“, pero más que por sus altas montañas (inexistentes a pesar de ser una de las mayores estaciones de esquí del país) por su naturaleza, por sus verdes y boscosos paisajes.

Decidimos visitar las ruinas del castillo medieval de Sigulda

Fue construido entre 1207 y 1226 por la Orden de la Espada, y modificado años más tarde por la Orden Livona para usarlo como convento. Tras la Gran Guerra del Norte quedo completamente destruido.

Ruinas del Castillo Medieval de Sigulda en el parque nacional de gauja

Desde lo alto de una de las torres podemos contemplar una buena parte del Parque Nacional de Gauja y unas increíbles vistas del castillo de Turaida emergiendo entre la espesa arboleda y de la casa señorial de Krimulda al otro lado del valle.

turaida

Castillo de Turaida visto desde el Castillo Medieval de Sigulda

El castillo nuevo está a escasos metros del medieval y la entrada es por un jardín precioso lleno de flores. Al fondo se alza el castillo nuevo convertido en sanatorio, y bordeándolo se llega a las ruinas del castillo medieval.

castillo-nuevo-de-sigulda

Castillo Nuevo de Sigulda en el parque nacional de gauja

Fuimos en autobús para llegar hasta la casa señorial de Krimulda Las vistas son espectaculares

museo de turaida

Entrada al Castillo de Turaida en el parque nacional de gauja

A muy pocos kilómetros del castillo medieval de Sigulda se encuentra la Reserva Museo de Turaida

Este fortín medieval de ladrillo rojo está situado en lo alto de una loma, un lugar privilegiado que nos deleita con unas vistas impresionantes del frondoso bosque que lo rodea. Con razón Turaida significa “jardín de Dios” en antiguo livonio.

Fue construido en 1214 por la Orden de la Espada y fue residencia del arzobispo de Riga. Un incendio en 1776 lo dejó completamente en ruinas y en 1970, tras dos siglos de abandono, comenzaron a reconstruirlo para recuperar el esplendor perdido.

Dentro de la reserva también hay un museo donde se ofrece una visión bastante interesante del estado de Livonia entre 1319 y 1561 y talleres de artesanía. En las distintas torres del castillo suelen haber exposiciones con información complementaria sobre la vida de la época como vestimenta, armas…

Parque de las canciones populares

Escultura escultor Indulis Ranka Parque de las canciones populares Colina Dainu Parque Nacional del Gauja Letonia  04

Esculturas Parque Daina Turaida  (cliquear: 26 esculturas)

El Parque de las canciones populares está formado por la Colina Dainu y el Jardín de Canciones, con 26 esculturas de piedra del artista Indulis Ranka. Presenta una historia acerca de la sabiduría del pueblo letón y sobre las canciones populares y su recopilador Krišjānis Barons, quien pasó en Turaida su último verano en el año 1922.

La Colina Dainu fue inaugurada en el año 1985, al cumplirse 150 años del nacimiento de Krišjānis Barons. En el Parque de las canciones populares tienen lugar conciertos de grupos etnográficos y folclóricos. En el año 1996 el Parque de las canciones populares fue incluido en el registro mundial de jardines esculturales en Washington.

rosa

Rosa de Turaida en el parque nacional de Gauja

La Rosa de Turaida y es en honor a Maija Roze, una doncella que aunque era cortejada por multitud de caballeros de todas partes, ella solo quería estar con Viktor, un humilde jardinero del castillo de Sigulda. Con él solía verse a escondidas en la cueva Gutmana, a medio camino entre ambos castillos. Un día, uno de los soldados que la pretendía escribió una carta haciéndose pasar por Viktor y citándola en la cueva. El soldado quería secuestrarla y cuando ella llegó le suplicó que no lo hiciera y le ofreció un pañuelo “mágico” que lo protegería de todo a cambio de su libertad. Le dijo que lo probara hiriéndola y que el pañuelo la salvaría. El soldado así lo hizo y la mató. Fue detenido, juzgado y ahorcado por el crimen. Se dice que la leyenda es cierta porque existen los documentos del juicio al soldado.

la cueva

Cueva Gutmana en el parque nacional de gauja

La cueva, la mayor por erosión del Báltico, también se puede visitar está repleta de inscripciones que han ido dejando los enamorados a lo largo de los años desde el siglo XVII.

Inscripciones de amor de la cueva gutmana en el parque nacional de gauja

Todo este recorrido son unos 20km que hicimos andando o en autobús

Deja un comentario

Scroll al inicio