El ayuntamiento tiene la obligación ética, política y social de ceder una parcela a Osakidetza en Aiete

ambLa construcción de dos nuevos ambulatorios sigue en el aire porque el Ayuntamiento no le ha cedido al Gobierno Vasco las correspondientes parcelas. En la Parte Vieja había un principio de acuerdo para que las nuevas dependencias fueran a la Bretxa, pero la falta de avances sobre el futuro urbanístico del edificio Pescadería ha dejado bloqueada esta posibilidad. En Aiete la situación tampoco parece que se aclare; Osakidetza sigue esperando que el Ayuntamiento le entregue una parcela que permita habilitar un centro de salud.

Aiete y la Parte Vieja continúan a la espera de que se despejen las incógnitas para la construcción de sus centros de salud. En el primer caso, se trata de la edificación de un centro de salud inexistente, que un barrio en progresiva expansión demanda desde hace años. En el segundo caso, se trata de sustituir un ambulatorio pequeño, con mala accesibilidad y numerosos problemas que da servicio no solo a la Parte Vieja sino a buena parte del centro de la ciudad (los residentes entre San Martín y el Boulevard). A lo largo de los últimos meses parecía que las incógnitas se despejaban en ambos casos, sin embargo llega el final de año y Osakidetza no dispone de ninguna parcela para acometer los proyectos.

Jon Darpón, dijo en una comparecencia en la Comisión de Hacienda del Parlamento Vasco que su departamento «sigue a la espera de una parcela para la ubicación del ambulatorio de Aiete». El consejero ratificó la voluntad del Gobierno Vasco de materializar este objetivo.

Parece que el alcalde Izagirre «se cruza de brazos y no hace nada por que un barrio como Aiete tenga un servicio de atención ambulatoria como en otros puntos de la ciudad», según afirma la oposición. Así, si la vecindad no lo remedia, este año se puede repetir la historia del año pasado y acabe sin que el Ayuntamiento defina y entregue una parcela al Gobierno Vasco.

La consejería de Darpón tenía este año 880.000 euros para los centros de salud de Donostia. Ese dinero se lo reembolsa hacienda del Gobierno Vasco y vuelve a figurar en los presupuestos de 2015; pero es un dinero que, un año más, no se gastará, mientras el Departamento de Salud del Gobierno vasco no disponga de ninguna parcela sobre la que proyectar el equipamiento sanitario, parcela que corresponde ceder al ayuntamiento.

Deja un comentario

Scroll al inicio