Un ramo de picantes piropos para Aiete

En una velada predispuesta a la fantasía del bertso, se juntaron en el Jolastoki, Aitor Sarriegi, Unai Iturriaga y Alaia Martín. Como gai jartzaile Manex Mujika. La organización habilitó un espacio para 70 personas, respetando las dimensiones y distancias necesarias y la gente llenó la cancha.

Conducidos por la txispa y el ingenio habituales de Manex Múgica, los tres bertsolaris aunaron poesía, chanza y actualidad; ‘el bertsolari de Aiete‘, por oficio, facilitó la improvisación de los actores, en un escenario un poco distante, motivado por esta época de pandemia, pero compensado por el entusiasmo que despertaron entre la gente que completamos el aforo

Ya se sabe que el bertso es efímero. Precisa de ideas breves y concisas que el público sabe captar; nuestro amigos fueron tejiendo un código fácil de comprender: Manex, en su condición de guía, fue promoviendo referencias al barrio, alusiones culturales, humorísticas, sociales, temáticas, que fueron construyendo lazos entre gai jartzaile, bertsolaris y público.

Los bertsolaris fueron los primeros en llegar. Bueno, antes llegaron los organizadores: pusieron el escenario, lo adornaron con los gigantes y cabezudos creados por las niñas y niños del barrio en años anteriores, colocaron las sillas individuales, a una distancia de 2 metros entre sí, distancias calculadas por los chavales asistentes. Sillas limpias y desinfectadas; asuntos estos y las mascarilla planteados por Manex a sus compañeros

Otros temas fueron Marierrauskin, clásico cuento de princesas;

el problema de aparcar y lo enrevesado ’el laberinto’ de Aiete -una tarea del PGOU-, (los bertsolaris también hablaron del topo); todo ello en el más ‘majo’ estilo del bertsolarismo, entre la mofas o burlas, haciendo mención a la ‘elegansia’ del barrio. Cómo sabemos el bertsolari piensa en la última rima que da cuerpo al verso: ‘el principio está al final’

Alaia Martin, antigua alumna de la Bertso Eskola de Santutxu y guionista y periodista en el programa “Zubiak” de Euskadi Irratia, es una mujer asidua en Aiete, tanto en los actos organizados por la Aieten Euskeraz, como por Lantxabe en Katxola o en el homenaje a Manuel Matxain

Hasta hace pocas décadas, eran los hombres bertsolaris quienes representaban a las mujeres (mujeres estereotipadas como madres idealizadas, esposas castrantes, hijas vulnerables, monjas, vírgenes…). Alaia es mujer bertsolari. Canta desde su experiencia y con un estilo propio

Unai Iturriaga es un rompedor del orden lógico de los razonamientos, y Manex buscó esa faceta de comunicador en la sorpresa. Para muchos sigue siendo la imagen de la llegada de esta nueva generación de jóvenes bertsolaris a los grandes eventos de la disciplina que se salían de la estética tradicional; y Manex aprovechó para jugar con el hecho de que los tres hombres pertenecen a esa generación que se ‘corrieron parrandas’ de juventud hace 20 años.

Unai también fue invitado a cantar sobre otro 11 S, -hoy era 11 septiembre- el del golpe de Pinochet contra el gran Salvador Allende. Manex explotó que Unai Iturriaga es autor de las viñetas del diario Gara que firma como Zugazart.

Aitor Sarriegi es informático, imparte clases de Matemáticas en la ikastola Urretxu-Zumarraga y se le nota en la precisión de sus bertsos

Y como ‘gai jartzaile‘, el simple dispuesto, Manex Múgica

Mil gracias a los cuatro, y a todas las personas que hicieron posible estas horas de encanto en el crepúsculo de la tarde

El año pasado no hubo nada de fiestas, sólo un recuerdo virtual

Este recital fue una auténtica gozada

Muy necesaria para el barrio

Muchos de nosotros llevábamos casi año y medio sin vernos

2 comentarios en “Un ramo de picantes piropos para Aiete

  1. Gorri

    Jai batzordekoek lan txukuna egin zuten atzoko bertso saioa bete beharreko neurri guztiekin egiteko. Bertaratu zirenek bertso saioa ederra entzun zuten. Mila esker bertaratu zinetenei eta bereziki Alaia, Aitor eta Unairi!

    Responder
  2. Dorleta Jauregi

    El bertsosaio salió bordado. Manex tuvo mucho gancho, un gran acierto en los temas y saber ‘enredar’, y los tres bertsolaris estuvieron geniales, literalmente. Fui con buenas expectativas, pero salí más que satisfecha. Muy bien

    Responder

Deja un comentario