Una foto de los aparatosos plataneros de Izaburu

Al calor del texto de un colaborador de esta web que, al no poder llegar a la administración, se dirigía a nosotros, publicamos unas fotos de los plataneros que dan sombra a la calle Izaburu -y quizás se proyecte más allá-.

Olaguibel afirmaba que las quejas sobre la podas de árboles en nuestra ciudad, se suelen ‘referir’ a su aspecto estético y funcional; él llamaba la atención sobre la proporción entre el crecimiento entre tronco y ramas, y raíces.

[Ejemplo palmario es de los árboles de la ‘señalada acera’ del paseo doctor Marañón]

Muy gráficamente decía el redactor que ‘en el campo el arbolado no tiene por qué tener límites a su expansión, pero dentro de la ciudad, hay muchos obstáculos que impiden el desarrollo necesario de las raíces’.

Y aconsejaba la poda regular, ‘el árbol urbano desarrolla una excesiva superficie de ramas y hojas y deja raquíticas sus raíces, haciéndolo más vulnerable a la caída’.

La poda no es un lujo sino una necesidad y esperemos que el Ayuntamiento haga su trabajo, para que no ocurran desgracias cuando el viento sople con fuerza, y tener que lamentar su irresponsabilidad.

Deja un comentario