La plaza de Hiru Damatxo necesita una carpa

Plaza de Hiru Damatxo, al fondo la Aiete Ikastetxea. En sus alrededores Colegio Inglés y de las Jesuitinas, y Azular Lizeoa

Hace tiempo que la vecindad de Aiete reclama espacios protegidos de las inclemencias del tiempo, sobre todo de la lluvia, pero también de los días de sol tórrido.

Los usuarios del autobús urbano piden y necesitan marquesinas en sus paradas. Es un escándalo ver a personas mayores, en medio de la lluvia esperando el transporte públicos

Estos días el ayuntamiento dará cuenta a la vecindad del proyecto para la ‘cubierta del Jolastoki’

Y ahora ha llegado la oporunidia de sumarnos al resto de la entidades escolares para reclamar una carpa en la cercanía de sus plazas como es el caso de Hiru Damatxo

Hacia la plaza pueden converger, además de la escuela plúbica Aiete Ikastetxea, los colegios de las Jesuitinas, Inglés y el lizeo Axular


Esta semana se pone en marcha en Aiete el programa de ocio infantil “Parketarrak”. Será en esta plaza. Ojalá no llueva

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Donostia aprobó ayer una propuesta de EH Bildu para que la institución local pida al Departamento de Educación del Gobierno Vasco que establezca una subvención específica para financiar los gastos de suministro e instalación de carpas para los patios de los centros escolares de propiedad municipal. Esta ayuda, según la petición, deberá ser independiente de la subvención Udalaguntza, que sirve para realizar las obras de mejora necesaria en los centros escolares públicos, como ventanas, cubiertas, calefacción, pintura, etc…

En Donostia, además de los colegios que han conseguido instalar una carpa, para tener más espacio a cubierto durante la pandemia [el edificio de Morlans de Amara Berri, Ikasbide]; otros centros no lo han logrado, entre ellos Aitor Ikastola y Zuhaizti, dijeron en la Junta de Portavoces, y tampoco Aiete Ikastetxea, que también es un escuela pública

1 comentario en “La plaza de Hiru Damatxo necesita una carpa

  1. LEIDO EN EL PERIODICO

    El Ayuntamiento acometerá este verano obras de mejora en cinco centros educativos con un presupuesto global de 1,5 millones de euros. En concreto, las actuaciones afectan al edificio Urbieta del colegio Amara Berri, donde se crearán dos aulas para niños de 1 a 2 años con zonas de sueño, baño y preparación de comida con un presupuesto de 350.000 euros. Según explica la concejala de Proyectos Urbanos, la socialista Duñike Agirrezabalaga, la duración de estos trabajos será de cuatro meses. En Altza Herri San José de Calasanz, con un coste de 380.000 euros, se rehabilitarán los patios y se ajustarán los niveles del suelo para garantizar la accesibilidad. En el CEP Herrera se proyecta sustituir la carpintería exterior y pintar las fachadas del edificio por 210.000 euros, mientras que en la ikastola Intxaurrondo se colocará una cubierta en el patio por 290.000 euros. Por último, se remodelará el patio de Amara Berri Morlans por 290.000 euros.
    Y Aiete Ikastetxea?

    Responder

Deja un comentario