La plaza de manzanos en Munto, siete años después del derribo del caserío

Hace siete años, el 12 de febrero de 2013, el ayuntamiento autorizó el derribo del emblemático caserío

Hubo que bregar para conquista este paisaje urbano que recuerda que ahí, en ese mismo lugar, estaba el famoso caserío

(En la foto Mikel Laboa baja las escaleras de Munto con su cuadrilla. Al caserío estaba cerrado al público. Eran los primeros años de este milenio)

Estos días, los empleados de Parques y Jardines, se han afanado (Mila esker) en terminar una plazuela con 21 manzanos en la plaza y 6 más en parterres próximos. (En el cruce doctor Marañón con Goiko Galtzara)

(Sobran esos dos arbustos que llaman japoneses)

Proyecto aprobado

Crónica de los primeros días del proyecto

  • Caserío y plaza de los manzanos de Munto

Hay informaciones sobre la existencia del caserío Munto de Aiete desde el siglo XVI, y uno de los usos más conocidos fue el de sidrería.

En el año 2006 las herederas vendieron el caserío pero cedieron el lagar a la asociación de vecinal Lantxabe de Aiete, que fue trasladado al Caserío Katxola (de propiedad municipal, gestionado por la Asociación Lantxabe)

El Ayuntamiento mantuvo contactos con el Gobierno Vasco y la Diputación, para que se hicieran cargo del terreno y el edificio.

El caserío Munto fue deteriorándose, y la Asociación de Vecinos Lantxabe expresó en numerosa ocasiones la necesidad de preservarlo y puso en marcha diversas iniciativas para conseguir este objetivo.

  • Controversia sobre el mantenimiento en pie del caserío

En 2011, dentro del proceso organizado por el Ayuntamiento Los barrios y pueblos fortalecen Donostia, entre las propuestas de Aiete se planteó la necesidad de preservar el edificio y recuperarlo para espacio de encuentro del barrio.

El Gobierno Municipal de entonces trató de evitar que este histórico edificio fuera derribado, incluyendo una partida para su reparación, tanto en los presupuestos de 2012, como en el Plan de inversiones, pero finalmente no prosperaron las negociaciones sobre esa punto del proyecto de presupuesto y en el Presupuesto Aprobado no se incluyó esa partida.

Tras un grave desprendimiento en las paredes y tejado del propio caserío, sucedido en septiembre de 2011, el Ayuntamiento encargó un estudio técnico para analizar el estado del edificio, acción que se repitió en 2012. El 25 de enero de 2013 se produjo un nuevo desprendimiento, y el dueño de la infraestructura declaró su intención de derribarla, ya que en caso de caerse tendría que asumir la responsabilidad civil: tenía concedida la licencia de derribo desde marzo de 2011.

  • Reunión del ayuntamiento con Lantxabe, con la vecindad

29 de enero de 2013

Los concejales de Participación, Axier Jaka, y de Urbanismo, Ricardo Burutaran se reunieron en la Casa de Cultura con Lantxabe y vecinos y vecinas de Aiete para explicar la situación en la que se encontraba el caserío Munto.

Lantxabe propuso que en caso de que se derribara el caserío, para destacar la importancia histórica de este edificio, se instalara algún elemento en la plaza que se proyecta en esos terrenos. El Gobierno Municipal se comprometió a poner a los arquitectos municipales a disposición de las asociaciones implicadas, para trabajar en un diseño y negociar su colocación con el propietario del espacio, que es quien debe encargarse de las obras.

  • Derribo del caserío Munto

El Ayuntamiento ante el riesgo de derrumbe, el 12 de febrero de 2013 autoriza los trabajos de derribo.

Lantxabe solicitó, y se respetó su iniciativa, que como recordatorio de este edificio, se dejara en pie la parte de la fachada de piedra y la escalera.

  • Proceso de definición del diseño de la nueva plaza de munto

El 2 de abril de 2013 se celebró en la Casa de Cultura una reunión con Lantxabe, algunos vecinos y representantes del Ayuntamiento reflexionaron conjuntamente sobre las prioridades en torno al diseño de este nuevo espacio y el futuro diseño de la Plaza donde se encontraba el caserío Munto

A partir de esta reunión, se abrieron las páginas de la web de Lantxabe y alrededor de 100 vecinas y vecinos -de todo Donostia- plasmaron sus ideas en dicha web, además se presentaron pequeños bocetos con imágenes; se entregaron también tres proyectos completos realizados por arquitectos del barrio

Los tres proyectos jóvenes arquitectos aietearras.

  • Proyecto de LHAIA, ofrecía una visión más integrada con el concepto de plaza nueva formando parte de un proyecto global que sería la boulevarización del paseo de Aiete, como eje vertebrador del barrio, iniciará su aplicación la semana que viene.
  • Proyecto Landakin, soportado en el pliego de convocatoria del concurso, como ya hicieron en el concurso de ideas del Bosque de Miramón. Los elementos más originales de Landekin fueron su propuesta para la zona recreativa y la fuente en la bodega -la idea se mantiene-.
  • Proyecto Ignacio de la Hera, reproducía a tamaño real el antiguo caserío pero soportado en estructuras metálicas y sus sombras eran las facilitadas por las enrededaderas que tapizarían el armazón metálico.

+ Reuniones decisivas

El 13 de mayo de 2014 se celebró una nueva reunión en el Topaleku, abierta a la ciudadanía, para definir el futuro diseño de la Plaza de Munto.

Participaron en la reunión un grupo numerosos de ciudadanos que se relacionan con Lantxabe y otras vecinas y vecinos de Aiete; la Concejala Delegada, Nora Galparsoro, Axier Jaka, Concejal de Participación y también personal técnico municipal.

Mikel Iturria, del Departamento de Obras y Proyectos, había recogidas las ideas de la vecindad, trabajó sobre las propuestas, e hizo suya la del grupo aitearra Lhaia, de Josu Goñi, experto y joven arquitecto que reside y trabaja en París en un área similar

Se repartió la documentación sobre las posibles variables de diseño que se pudieron descargar en la web de Lantxabe y en la página web municipal.

Eran cuatro propuestas, se expusieron en la Casa de Cultura y, en verano, en el caserío Katxola, y reflexionando conjuntamente sobre estas propuestas los y las vecinas participantes en la reunión eligieron el diseño definitivo de plaza.

  • Diseño de plaza de la plaza de los manzanos de Munto

En cuanto al jardín de la parte alta de la plaza, el diseño elegido es el de una plaza de manzanos en consonancia con lo que ha sido Munto como sidrería de fama; un árbol señalético que sugiere la plaza como centro simbólico del barrio; una pista de juego de la toca, en recuerdo del campeonísimo Manuel Machain; un panel con un fotografía cenital de los años sesenta en la que se ve Aiete como un mundo de caseríos, y apoyado en la pared de piedra un templete y un pequeño escenario rodeado de una bancada

El diseño elegido permite el uso de la escalera, da la posibilidad de usarla; se potencia como viva la parte arquitectónica de este elemento del muro de la escalera.

La zona baja, en la que se ubicaba la bodega de Munto, permitia la creación de un museo arqueológico, sugerido indirectamente por el proyecto Landakin, en el que poner un recordatorio de la vida del caserío

foto panel en la entrada del museo, a la izquierda

  • Septiembre de 2015, primera fase de las obras. 9 de Septiembre de 2016 inauguración de la plaza

Tras la redacción del proyecto de ejecución y el periodo de licitación y adjudicación se anuncia una plaza abierta con bancos corridos y un pequeño escenario para la realización de diversos actos, con caminos peatonales de acceso a la plaza y un espacio para el juego de la “toka”.

Cumplido el objetivo de crear una plaza que recordara la historia e importancia del caserío Munto en el barrio de Aiete, se inauguró durante las fiestas de Aiete el 9 de Septiembre de 2016

  • Museo al Aire Libre de Munto

Un año más tarde se inaugura el Museo al Aire Libre debajo de la plaza poblada de manzanos, de una toka, de largos bancos corridos y escenario.

Desgranadora de maiz

Se construye, a iniciativa de Lantxabe, en la bodega del antiguo caserío, en un espacio acristalado y bien iluminado, con una variada exposición de las herramientas, aperos, artilugios mecánicos que componían la antigua prensa del caserío y más concretamente, el tolare de Munto, incluye también una curiosa collera burro. Una construcción histórica con el motor de la prensa que, ayudado por la polea de cuero genuino, permitía el funcionamiento mecánico del lagar. El cuadro de madera que simula la bañera del tolare. Todo ello en torno al eje tornillo -o ardatza- de 2,5 m sobre el que giraba el rodamiento gigante y con él la prensa del caserío. Está también el mando eléctrico, la portentosa pieza desgranadora, la embotelladora, varias kupelas de tamaño medio y pequeño, la balanza de pesas, máquinas de segado, laias, etc.

  • La dignidad y el alcance del tesón en las metas colectivas

Lo que da vida al museo es el recuerdo fiel de cómo era la fabricación de sidra en los caseríos, con piezas originales del propio Munto, conservadas por Lantxabe en un almacén municipal de Igara.

Con la acción de Lantxabe se consiguió convertir Munto, en un recuerdo simbólico y arqueológico del caserío. En vez de desmantelar las paredes, se decidió conservar la construcción, en piedra, del muro y las escaleras de Munto y se logró el actual museo al aire libre de Munto.

Hoy en día, y gracias a esa decisión, tenemos una interesante exposición permanente al aire libre que nos muestran cómo funcionaba una prensa de manzanas en los caseríos de principios del siglo XX. Tenemos a la vista todo el conjunto de piezas de un tolare, que nos trasportan en el tiempo, a la cultura rural del pasado y nos hacen vivir una experiencia única e inigualable.

Y tenemos una plaza repleta de manzanos, lucirá en unos años con todo su esplendor, y nosotros que la veamos

Deja un comentario