Juan Oraa y la escuela de pelota “Miguel Gallastegui”

El navarro fue profesional del remonte durante veinte años.

Con anterioridad, en el campo aficionado, había alcanzado triunfos muy meritorios. Por encima de todo sigue siendo un enamorando de la pelota, que visita frecuentemente el frontón de Aiete.

Me gusta este lugar y su frontón. Pero, viniendo a hacer deporte, apenas veía jugar a pelota y me decía “y aquí por qué no, por qué no”…Está muy bien preparado para jugar en primavera-verano-otoño. Un día, viendo que niños y niñas de una ikastola que visitaban el caserío Katxola, me acerqué y entablé conversación con miembros de la asociación Lantxabe y me ofrecí a colaborar en ese proyecto de la pelota dirigida a los chavales.

Porque entiendo que debe haber oportunidades para todos cuantos están interesados en jugar a mano. Coincidí con Lantxabe en este planteamiento y decidimos que había llegado el momento en emprender esta aventura. Y en esas estamos.

  1. ¿De qué calendario estamos hablando?
    • Mi ilusión era la de haber empezado esta primavera, pero los días han volado y no nos ha sido posible. Por lo tanto, un horizonte razonable es el otoño próximo, con el curso escolar ya iniciado. Hemos mantenido contactos con las direcciones de la ikastola Axular, Colegio Alemán, Colegio Inglés, Aiete Ikastetxea y Jesuitinas. Mi intención es visitar cada centro escolar y estudiar los progresos de los chavales y chavalas, como asimismo organizar pequeños torneos que les motiven. Por supuesto, queremos que las niñas tengan las mismas oportunidades. Ahora mismo, la pelota femenina está viviendo un boom. Aquellas alumnas que así lo deseen podrá trabajar con nosotros, por supuesto. Hay que aprovechar esta txanpa de promoción.
  2. Por lo tanto, tenemos escuela de pelota en Aiete el próximo otoño.
    • Llámele escuela o lo que sea… lo cierto es que vamos a estar dedicados a que los escolares que quieran iniciarse en el mundo de la pelota. A mí la palabra escuela me infunde mucho respeto, pero vamos a seguir a quienes tengan un mínimo de interés por nuestro juego. Lo que tengo claro es que va haber una actividad dirigida a promocionar la pelota entre los escolares de Aiete. Los centros escolares están encantados con el proyecto. Les gustaría superar el actual monocultivo del fútbol; puro monopolio. Es decir, los centros desean franquear los límites de este monocultivo y ver qué otras iniciativas pueden también ser válidas en la formación de los chicos y chicas. Estamos hablando de la escuela de pelota, pero estamos trabajando por una escuela de bolos porque es la manera de que se conozcan actividades tradicionales, de carácter rural, que se están perdiendo. Sabemos que en los centros escolares de Aiete se juega a pelota, de forma espontánea, sin que se les obligue.
  1. Otra de las ideas que queremos llevar a la práctica es el visionado y comentado, en las proyecciones del caserío Katxola, de los mejores partidos de pelota, desmenuzando los detalles de mayor interés: coordinación de movimientos, preparación física, el cuidado de las manos, etc. Hoy en día la estética de la pelota es una maravilla. Ves jugar a Altuna, analizas sus movimientos y no sabes si son de ballet o de una ceremonia ritual. El espectáculo de la pelota actual es total. El color de las paredes, la equipación de los pelotaris…la pelota no es un deporte de las cavernas, sino pleno de modernidad. Esto es lo que queremos transmitir a los chavales todos. Queremos mover el avispero de la afición por el juego de la pelota en los chavales, el espectáculo más apasionante del mundo. Enorme desafío, por supuesto

Chispea en Aiete, y el silencio envuelve el entorno del caserío Katxola. No hay voces que rompan la serenidad de una mañana que se debate en una manifiesta indefinición; una mañana, incapaz de exteriorizar si es un guiño del invierno, en la antesala de su despedida efectiva, o, el saludo indeciso de una primavera que se nos promete espléndida pero no se acaba de asentar. Mientras tanto, Katxola nos insinúa que el eco de la pelota en el pasado fue de onda muy amplia; y uno está seguro de que, en su día, entre sus kupelas, se comentarían partidos en los que los pelotaris dejaron chispazos de genio en las canchas…de Atano III, y cómo no, de Miguel Gallastegui.

Por cierto, Katxola, edificio reconstruido piedra a piedra, recoge el alma del barrio que Aiete fue y que lo vecinos más activos lo miman en la actualidad. Debería ser visita obligada para los donostiarras.

Tomado de un texto de JJ Matxain (La entrevista fue hecha a finales de abril de ahí el comentario sobre el invierno-primavera)

Publicación Antiguako 71. Txapelketa

Antiguako pilotazaleok

2019 – Uztaila-Abuztua

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.