La muerte de un gigante. Honor y honra a Gallastegi

Poco falta para el 25 de febrero, cuando Miguel hubiera cumplido 101 años. Hace uno, en el homenaje de su centenario, seguía teniendo la vitalidad, el coraje, las ganas de seguir en los frontones, y nos decía indómito, desde la cima de su talla: ‘Es una fiesta, no una despedida; nos veremos el año que viene’.

Y nosotros hemos llegado a pensar que Miguel era inmortal, como lo es su robusta y granítica herencia

Su vacío quedará ahí, para siempre, deja un hueco imponente, como invencible era su personalidad. El vacío es todavía más grande para su familia, para sus hijos, nietos y especialmente para su hija María, a quien desde aquí queremos enviarles un fuerte abrazo

Le echaremos en falta en el entorno del frontón que tanto quería. Le echaremos en falta en el caserío Katxola, le echaremos en falta en el barrio.

Porque ahora es también el momento de recordar que parte de su vida está asociada a Aiete.

En su juventud de pelotari y triple campeón de mano, al caserío Erramune (El caserío referencia de Miguel Matxain, de Marian, lugar en el que se conocieron).

El frontón de Miramón lleva su nombre desde 2014, año en el que fue reinaugurado. Miguel solía recordar, entre orgulloso, agradecido y reivindicativo, que es el único frontón que lleva su nombre y que es una cancha encantadora.

Allí acudía todas las mañanas a leer el periódico y a disfrutar del buen clima y del tiempo, cuando este lo permitía (los últimos meses ni la salud ni el clima le dieron esa posibilidad).

Eñ 17 de Marzo, vino a Katxola, para celebrar su cien cumpleaños. Con ese motivo Miguel hizo de ‘txotx egizalea!’. El caserío vivió su fiesta popular y seguramente la más recordada.

SONY DSC

Uno de los mejores bertsolaris de la actualidad, Manex Mujika, vecino de Aiete, dedicó unos bertsos preciosos, sencillos pero cargados de saber, de cariño y de txispa, al mejor pelotari de todos los tiempos, el mejor como deportista y como ejemplo de persona; fuerte y tan recio como bondadoso

La encantadora sonrisa de Miguel cautivó a la gente desde el primer momento. Todos querían estar con Miguel, sacarse fotos con él, abrazarle, besarle. Miguel ha sido un tipo formidable. Y la gente de Lantxabe, de Aiete, le queremos mucho, le tenemos en el corazón y en el recuerdo para siempre

SONY DSC

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.