La laguna de la Pakea Erreka

Más arriba, por el camino de la izquierda, todo está preparado para dar protección y visibilidad a la “Fuente de la Virgen”, esencial para los caseros de la zona cuando todavía no había agua corriente en los baserris.

Ha costado estabilizar el fondo de la alberca, pero ahí está, lo podemos ver.

PUENTE

La erreka fluye por la izquierda de la foto.

El puentecillo está recién restaurado. Servirá de presa para que el agua forme un pequeño lago.

La obra incluye un sistema de limpieza y rehabilitación de los lodos y cienos naturales que traerá la regata de aguas arriba -vigilantes hemos de seguir para que nuevas obras industriales, como fue el caso de las del BCC, no hagan el vertido sobre el río- Algún indicio vemos a la izquierda de la foto.

A la derecha adivinamos un luminoso fresno que nació y creció en ese lado del embalse. El proyecto es potenciar el protagonismo del árbol.

Debajo del fresno y construido hacia la izquierda vemos un murete redondeado, de ladrillo y en todo el contorno de la charca podemos ver el diseño de graderíos llamado a jugar un papel de observación y descanso. Un bello servicio a paseantes exigentes con la tranquilidad que da la naturaleza, sosiego, quietud, serenidad, reposo, placidez, paz, calma, bonanza, silencio, al borde mismo de la ciudad. Debajo del teatro de Miramón y de los futuros manzanales de Katxola.

Un espacio público para festejar, para proteger, para asumir, para patear, para disfrutar.

Un pensamiento en “La laguna de la Pakea Erreka

Deja un comentario