La ciudad es de todos, aunque ciertos catetos sean dueños de algunos edificios

LO TIRADe la intensa influencia del modernismo -es decir del Art Nouveau- en San Sebastián nos habló Manuel Iñiguez Villanueva, catedrático de programas arquitectónicos de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Pública Vasca, en el centro cultural de Aiete el pasado, 12 de mayo por la tarde.

El denunció que después de que Cortázar trazara una elegante y habitable ciudad, el urbanismo de San Sebastián construye destruyendo su bello e inconfundible patrimonio, a diferencia de Riga, Tallin o San Petersburgo, ciudades que hemos visitado estos días y que levantan la ciudad nueva al otro lado de la ciudad vieja, dejando intocables las edificaciones del siglo XVIII y XIX.

La bastedad de los últimos 80 años en el colectivo edil de Donostia va carcomiendo la ciudad al grito de modernizarse o morir.

http://www.aiete.net/2016/05/el-art-nouveau-en-donostia-san-sebastian/

3 comentarios en “La ciudad es de todos, aunque ciertos catetos sean dueños de algunos edificios

  1. Juan

    Es que los catetos además de dueños de edificios se nos han colado en los Ayuntamientos, Gobiernos etc. obedeciendo además a bastardos intereses.

    Responder
  2. amaia ochoa

    Efectivamente es un desastre lo que hace el Ayuntamiento, pero en lo de tirar árboles, por qué no se acuerdan de los de la Plaza del Deporte que cuando florecen llenan todo el barrio de las pelusas que sueltan y cuando ventilas la casa con el aire entran dentro?, además de que a alguien puede dar alergia.

    Responder
  3. Arantza Sanchez Texeria

    Con animo de facilitar la lectura se trascribe el texto escaneado
    «El Ayuntamiento está “que lo tira”, como en rebajas. Tira Miracruz 19, bellísimo edificio histórico y emblemático de Gros, a pesar de la opiniónnegativa de miles de personas. Tira Argi-Alde, único edificio ArtDéco del centro de la ciudad. Va a derribar villa Zerutxo y el único testimonio que queda de barandilla tipo “tronco”. Hacedesaparecer villas maravillosas en Ondarreta, Aiete y Ategorrieta sin dar opción a que sean remodeladas respetando su perfil. Tampoco se libran los árboles, ya que tala hasta el último de Lurdes Enea; otros centenarios en el paseo de Bizkaia, por el que parece que ha pasado Atila, dejando un rastro de calvas, al parecer, sin posibilidad de regeneración. Lamentablemente, el listado es larguísimo. La avaricia de algunos y la inoperancia y la insensibilidad de las y los responsables municipales están haciendo desaparecer patrimonio importantísimo que, además, es seña de identidad de la ciudad. Los organismos que tienen algo que decir y la responsabilidad de llamar la atención a nuestros representantes, tanto el Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro, como la Facultad de Arquitectura, así como las asociaciones ecologistas están ausentes. ¿Vamos a permitir que el Ayuntamiento siga de rebajas o decimos de una vez “basta ya”?»

    Responder

Responder a Juan Cancelar respuesta