La mitad de los Catalanes saben lo que quieren, la otra mitad también

Como no vivimos en Catalunya, cuando buscamos información nos encontramos expuestos a medios de comunicación propios que estos días no paran de hablar de los catalanes. Por supuesto, siempre, salvo raras excepciones, desde el mismo punto de vista. Es muy difícil poder oír las opiniones de esa mitad de catalanes que pretenden la autodeterminación.

catalu

Por esta razón, la iniciativa de invitar a Jordi Borja, el 25 de abril del año pasado, en la Casa de Cultura de Aiete, para impartir una conferencia sobre el proceso soberanista en Catalunya, fue particularmente oportuna e interesante.

Jordi Borja es un geógrafo, urbanista, activista y exteniente de alcalde de Barcelona que ha formado parte activa del apoyo a la candidatura de Ada Colau, la actual alcaldesa de Barcelona.

08_20_iri_tasio

Los catalanes, en general, son una población bien informada. En Catalunya es posible leer, oír y ver los medios de comunicación de difusión estatal, y además los medios catalanes. Una parte de los medios catalanes están a favor de una postura y otra parte de la contraria.

Claro que hay denuncias de periodistas sobre manipulación de los medios públicos catalanes a favor de una postura pero ¿qué habría que decir de los medios públicos y privados españoles acerca de la manipulación informativa? Habría que denunciar la pura manipulación, pasando por la censura y el insulto. La mitad de los catalanes que quiere la autodeterminación no son unos malvados simplemente se hartaron.

La hostilidad xenófoba hacia los catalanes parece algo tan natural porque se basa en la histórica ignorancia. En la ignorancia y en la envidia. Solo la envidia explica que presidentes de autonomías traten con desprecio ofensivo a la población catalana, cuando si ellos existen, si existen sus autonomías es debido a la lucha democrática de las nacionalidades -Euskadi, Catalunya, Galicia, Andalucía- por su autogobierno.

Muchos catalanes -y no catalanes- no idealizan la Constitución vigente, ésta tiene sus limitaciones de carácter social y nacional, pero se puede vivir y convivir dentro de ese marco.

Pero no se puede olvidar la campaña xenófoba contra Catalunya y el recurso contra el ‘Estatut’ y la consiguiente sentencia del Tribunal Constitucional. En esa operación política participó el Estado entero, no solo el PP, también sectores del PSOE, el poder judicial y hasta el ejército nos recordó que tiene su ideología. En cerrarle el paso al reconocimiento nacional y un lugar a Catalunya no faltó nadie.

Todo esto tan patético se resume en la figura de Mariano Rajoy, un político que se opuso militantemente a la Constitución y al Estatuto de autonomía de Galicia en su día y que, finalmente, es el dueño de la Constitución. Y ahora, ya que es suya, la va a cambiar.

Todos somos singulares, cada uno de nosotros, nosotras, cada región, cada nación, cada pueblo… Catalunya es una nación, como lo son Euskadi o Galicia. Lo eran antes, lo son y lo van a ser, con o sin estado. El problema no es Catalunya. El problema es el gobierno de España. Lo preocupante son los límites a la democracia en España. Y que se nos trate como niños y niñas, porque no lo somos.

5 pensamientos en “La mitad de los Catalanes saben lo que quieren, la otra mitad también

  1. Bernardo Santos

    Antes de dejar un texto, como el que has dejado. Deberías primero estudiar historia. Y después escribir la verdad. Cataluña nunca ha sido una nación, ni siquiera un reino, puesto que perteneció al reino de Aragon, como tampoco lo han sido ni Euskadi, qué con éste nonbre, es desde hace 4 días, ni Galicia.Son regiones, con unas ciertas peculiaridades, como es el idioma y punto. Regiones qué han tenido la suerte de contar con unos fueros especiales, que otras regiones no han contado con esos mismos previlegios. Todo lo demás, es querer dividir, querer romper una nación, que como mínimo, llevamos conviviendo 500 Años. Que deseáis, volver a guerrear, un ducado Contra otro ducado, un condado contra otro condado, un reino contra otro Reino etc.etc. O sea, volver a la edad media…. Tal y como vivimos, nos envidian, cualquier país del mundo. De lo contrario no vendrían a visitarnos y convivir con nosotros 68 millones de habitantes todos los años, de todo el planeta. No seamos como los burros… Que cuando les dan cebada… Encima rebuznan….

    Responder
  2. Alfredo Badiola

    En primer lugar gracias a D. Bernardo por enseñarnos la verdad a los que no hemos estudiado historia. Por fortuna en lantxabe no nos hacen un test sobre historia, obligatorio y eliminatorio para poder escribir lo que pensamos. De todas formas, ¿me permite dudar D.Bernardo? ¿Cataluña nunca ha sido una nación? ¿Euskadi tampoco? ¿No existió el Reino de Navarra con el territorio que abarcó en su día -repase la cartografía de la época, por ej.- ? Y sobre la convivencia de 500 años…no soy tan mayor, pero si conocí al Caudillo por la gracia de Dios (así lo ponía él en sus monedas), no sé, no sé, como toda la convivencia anterior fuese así.
    Y sobre todo, volviendo al Hoy dia, ¿algún dia podremos opinar -si, opinar libremente- l@s ciudadan@s de éste Pais Vasco (¿ó tampoco existe?) o comunidad autónoma ó como a Ud. le parezca nos debemos llamar, sobre cómo queremos convivir?

    Responder
    1. Richard

      Opinión lo que se dice opinión no la tengo.Tengo que reconocer que el tema me sobrepasa y voy a tratar de explicarme : Si hay únicamente dos partes, que lo dudo, ambas tienen unos planteamientos un tanto alambicados. Como decían los inefables hermanos MARX ” la parte contratante de la primera parte” o sea, los políticos catalanes de raza antigua, nos dicen que quieren una Cataluña sin recortes sociales ( como los que han hecho ellos ), educación de primera…etc, , estando los susodichos encabezados por un partido cuyo exjefe y familia huelen a Bárcenas y Púnica. Además, este partido tiene su sede principal embargada. Los ayudantes de la izquierda-esquerra se callan como monaguillos de Misa mayor ante tales escándalos y no pasa nada. El ex entrenador del Barca ,millonario en goles y en euros apoya la gesta y la gente corre despavorida ante la ventanilla de la Independencia. El otro bando, es decir ” la parte contratante de la segunda parte ” lleva callada todo el tiempo hasta que un día el mudito de Sanxenso descubre que la señora de los morros desafiantes no le sirve y contrata a un grandullón que hizo un máster para expulsar a todos los Rumanos a su alcance. Además de estos gestos parece que algún milagrito se podría hacer para cambiar un poquito el envoltorio fiscal catalán. Pues ,que quieren que les diga, mi opinión es una hoja de otoño. Sin embargo, creo que existiría una solución salomónica si nos acordamos que entre los siglos XI y XII los catalanes tuvieron un excelente matemático, astrónomo y filosofo judío de origen catalán nacido en Barcelona, cuando no había football, de nombre Abraham Bar Hiyya más conocido como Savasorda, que como buen geómetra que era dedicó parte de su ingenio a la agrimensura para ayudar a los poseedores de tierras con límites difusos y a los beneficiarios de herencias, a dilucidar topográficamente sus presuntas posesiones. De todo esto dejó un libro titulado: Libro de geometría ,aun en perfecto uso. Y digo yo, hombre sin opinión formada al respecto ¿ No deberían las respectivas cámaras parlamentarias, una vez vistos los resultados, que no resolverán nada, partir la herencia de la consulta con los consejos de Savasorda y cada uno quedarse con un reparto equitativo del territorio , con moneda única, fronteras de banderines de colores apoyadas con sardanas y jotas respectivamente, liga de football , parlamento europeo y recortes como hasta ahora?

      Responder
  3. Iñaki

    El presidente de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sánchez, metió enormemente la pata al asumir con naturalidad uno de los argumentos de los contrarios al proceso que él mismo encabeza entre otros. Y es que Jordi Sánchez aceptó, para sorpresa de todos, que una Catalunya independiente se quedaría fuera de Europa de saque. Horas después quiso rectificar, pero sus declaraciones son claras para alborozo de quienes defienden esta idea, como es el caso de La Voz Libre

    Responder
  4. ¡Sarajevo!

    Una palabra fatídica, que nadie se atreve a pronunciar, sobrevuela el espacio de toda Cataluña. Hasta ahora el proceso independentista, de uno y otro lado, ha sido enmascarado bajo insinuantes circunloquios y metáforas. Choque de trenes, viaje a ninguna parte, rebelión programada, golpe de Estado, huida hacia adelante, fractura social, aplicación del artículo 155 de la Constitución, defensa de la unidad de España, desobediencia civil, acción judicial, reacción proporcionada, pacto nacional, motín al borde del abismo, desfile de la Guardia Civil por la Diagonal, supresión de la autonomía de Cataluña, lealtad democrática, se acabó la broma, desconexión con España, monopolio de la violencia en poder del Estado. ¿Qué pasará? En medio de esta deliberada confusión metafórica, una palabra fatídica revolotea como un cuervo sobre la aventura soberanista. Está en la mente de todos, pero nadie, ni el presidente del Gobierno, ni el político más rudo, ni el comentarista más exacerbado se atreven a pronunciarla abiertamente. Vamos, por Dios, España es un país europeo civilizado. Eso que usted piensa y no dice, aunque haya sucedido en otros países también muy civilizados, no, eso en Cataluña no va a pasar. No obstante puede que exista todavía ese catalán pactista, lleno de buen sentido, burgués, inteligente y educado que al oír durante la sobremesa al mediodía proclamar en el Parlament la República Catalana sea capaz de pronunciar la palabra fatídica, ¡Sarajevo!, y se le atragante la sopa de estrellitas que estaba tomando. En Sarajevo, después de haber realizado unas modélicas olimpiadas de invierno en 1984, ejemplo de convivencia feliz, como sucedió en Cataluña en 1992, vecinos serbiobosnios, que una semana antes se pedían el perejil o un poco de sal, sin saber la razón, comenzaron a sacarse unos a otros los ojos con un tenedor.
    Vicent

    Responder

Deja un comentario