“Ruido de fondo” ¿Qué fue de los vigilantes de las basuras?

delilloEl tres de diciembre de 2011, en esta página web nos hacíamos eco de una información que recogía cómo el flamante nuevo gobierno municipal, empeñado en resolver el problema de los residuos urbanos, a base de imponer sus criterios, coaccionando a la ciudadanía donostiarra, puso en marcha una brigada de inspectores, que en seguida conocimos como los “vigilantes de las basuras”

De la noche a la mañana los sañudos vigilantes desaparecieron -reciclados, probablemente, en otros empleos municipales- y mucha gente se preguntó la razón.

Hubo gente que pensó que aquello fue una prudente retirada del gobierno obsesionado por el forzado “Puerta a Puerta”, al más prudente y eficaz contenedor marrón, como votó la ciudadanía de Aiete, dos años antes.

Pero Delillo, en Ruido de Fondo, a través de su personaje, Jack Gladney, nos permite ver, en estas páginas escaneadas de la novela, el humillante papel que hubieron se sentir los propios jóvenes vigilantes, cuando hurgan en la basura, para comprobar si la vecindad deposita, en la bolsa de diario, los desechos correspondientes, o aviesamente los mezcla, sin respetar la correcta norma del reciclaje.

2 comentarios en ““Ruido de fondo” ¿Qué fue de los vigilantes de las basuras?

  1. ¡VUELVEN! ¡Enciendan todas las alarmas!

    El gobierno de Bildu pretende crear la figura del inspector de basura para vigilar el reciclaje
    La propuesta de Izagirre para la modificación de la ordenanza de residuos contempla multas de hasta 1.500 euros a quienes no separen bien las fracciones
    Tendría carácter de agente de la autoridad y sus denuncias gozarían de presunción de certezaEl gobierno municipal de Bildu quiere aprovechar la modificación de la ordenanza de residuos para abrir la puerta a la creación de la figura del inspector de basura. Sería personal adscrito al área competente en la materia -en este caso, Servicios Urbanos- que tendrá el carácter de agente de la autoridad y gozará de presunción de certeza en los hechos e infracciones que constate en el desempeño de su labor.
    El párrafo que pretende añadir el gobierno de Juan Karlos Izagirre aparece en el artículo 11 de la propuesta de reforma. Bajo el epígrafe ‘Inspección y vigilancia’, la actual normativa ya contempla que «el Ayuntamiento tendrá la potestad de inspección, pudiendo dar instrucciones e imponer cualquier cambio o alteración en materia de entrega de residuos, siendo su cumplimiento obligado para los usuarios».

    Responder
  2. Reaparecen en Trintxerpe

    Llevan un año movilizándose contra un sistema de recogida de la basura que no les gusta y advierten de que el ambiente el Pasaia se va “enrareciendo”. A los reproches que algunos vecinos contrarios al sistema tienen que escuchar en la calle se suman las denuncias que algunos están recibiendo.

    Diego Leonet, vecino que ejerce de portavoz de los contrarios al sistema, se ha llegado al punto de que algunos vecinos han sacado fotos a los que depositan sus basuras en la calle “y les han denunciado”.

    “Algunos han recibido ya esas denuncias, incluso a uno le ha llegado una sanción de 700 euros por la denuncia de otro vecino”, desvela Leonet. A su juicio “se ha perdido el respeto a la opinión de los demás”. Él mismo está pendiente de una sanción del ayuntamiento por figurar como organizador de una manifestación, en la que ni siquiera participó, que finalizó depositando varias bolsas de basuras frente al ayuntamiento. Le llegó la notificación y está a la espera de la sanción definitiva que puede llegar a los 750 euros.

    Hoy domingo los vecinos de Pasaia contrarios al sistema puerta a puerta han vuelto a manifestarse. A las doce del mediodía una manifestación que ha partido de la Rotonda del Ancla ha recorrido las calles de Trintxerpe y Pasai San Pedro. Al finalizar han llevado a cabo un pequeño lunch con las aportaciones de los propios vecinos.

    Responder

Responder a Reaparecen en Trintxerpe Cancelar respuesta