Munto ¿último superviviente?

Además de Munto tenemos Katxola ¿Un lapsus inocente?. En la foto antigua terraza de Munto que todavía se conservaLa Asociación en Defensa del Patrimonio Cultural de Donostia aplaude la decisión de rehabilitar el caserío Munto de Aiete, «último superviviente de la treintena de caseríos que jalonaban la que fue la vía de entrada a San Sebastián hasta el año 1845».

La agrupación recuerda que Munto fue puerta de guardia, hospital de campaña, caserío-sidrería y baluarte militar en las guerras de 1719, de 1813 y en las contiendas carlistas, «en las que junto a sus carbonizados muros murió el general Sagastibeltza». «Cabecera de un Aiete de resonancias gasconas, el caserío Munto es uno de los edificios más antiguos y significados de la ciudad», afirman desde la agrupación, que también destaca su gran fachada de piedra, una interesante estructura de madera y un valioso dolare. «La forma, la distribución y el tamaño irregular de los vanos hacen pensar en una arquitectura planteada para usos distintos a los habituales a un caserío», añaden.

Aunque más incluso que por su valor arquitectónico o artístico, la asociación considera que Munto debe ser conservado «por su significado histórico y documental, por el aprecio colectivo que suscita» y porque es «parte imprescindible de la memoria histórica y la identidad de la ciudad».

De ahí que la agrupación celebre que el Gobierno municipal haya decidido rehabilitarlo: «Aunque pueda parecer que, en los tiempos de crisis que vivimos, hay otros asuntos más prácticos o urgentes, la preservación del patrimonio y las señas de identidad de la ciudad también son útiles desde el punto de vista de la rentabilidad social y económica». De ahí que la asociación apueste por una buena gestión del patrimonio que pueda contribuir al desarrollo económico.

Por todo ello, la agrupación celebra que vaya a rehabilitarse un caserío que había estado «arrinconado y desvirtuado por un desarrollo residencial abusivo», a pesar de estar protegido desde el año 1995.

«Nuestra ciudad ya ha perdido demasiados elementos de su patrimonio construido. En el barrio de Aiete han desaparecido, entre otras, las casas solariegas de Miramón y Merkelin, de origen gascón y fundacionales de la ciudad; los caseríos Katxolazar, Santa Teresa, Lazkano, Marigomiztegi…; el palacete de Altxubene; las ruinas del molino de viento Aizerrota -el único en su género en Gipuzkoa-; el acueducto de Morlans -primer abastecimiento de aguas a Donostia realizado en 1609-; el funicular de Puyo, el castillo de Rozanés, etc…», incide la agrupación.

Advierten, asimismo, de que la mayoría de los edificios históricos de la zona ni siquiera figuran en el Catálogo del Patrimonio Municipal, por lo que «corren serio riesgo de ser destruidos».

2 comentarios en “Munto ¿último superviviente?

  1. A.M.L.A.B.

    A mi modesto parecer viendo desde el exterior, no le veo la gran fachada de piedra y no tiene ningun elemento que destaque. El dolare y otros utiles recuperados y arreglados se encuentran expuestos en Katxola
    Sobre el presupesto es mucho dinero y poco teniendo en cuenta que es una propiedad privada y primero la deveran comprar. Mejor seria desde mi punto vista historico que recostruyeran el fuerte de Oriamendi que tambien tiene su historia.

    Responder
  2. Caserío derrumbado en Arrasate

    El cadáver de la mujer que era buscada desde primera hora de esta mañana entre los escombros del caserío derrumbado en Arrasate ha sido localizado por los servicios de rescate tras casi cuatro horas de búsqueda, ha confirmado el departamento vasco de Interior.
    De esta manera, se elevan a dos los fallecidos tras derrumbarse este inmueble como consecuencia al parecer de una explosión motivada por un escape de gas.
    El primer cuerpo, que corresponde a José Igancio Uriarte, de 65 años, ha sido hallado a primera hora de la mañana, poco después de que se tuviera conocimiento de la explosión.
    Al mismo tiempo, ha sido rescatada su mujer, de 63 años, quien ha sido trasladada al Hospital vizcaíno de Cruces herida de gravedad.
    Por último, la hermana de ésta, de 57 años, ha sido hallada sin vida sobre las once de la mañana después de una incesante búsqueda, han confirmado testigos presenciales
    Fuerte explosión
    Hacia las 3:00 de la madrugada se ha producido una explosión, que según vecinos de la zona «ha hecho temblar el suelo». Hacia las 7:10 horas un vecino ha dado la voz de alarma y ha avisado a la Policía vasca de que se había producido el derrumbe de un caserío en el barrio Gesalibar de Arrasate.
    Recursos sanitarios y de la Ertzaintza, con la unidad canina, se desplazaron al lugar y localizaron, en un primer momento, a una mujer que sufría politraumatismos, por lo que fue evacuada al Hospital de Cruces. Posteriormente, se encontró a un hombre, que había fallecido. Ahora, se busca a la hermana de la mujer herida, que residía con ellos, por si pudiera encontrarse entre los escombros.
    «La imagen es dantesca»
    El teniente alcalde de Arrasate, José Ramón Askasibar, ha afirmado que la visión del caserío que se ha derrumbado en Arrasate es «dantesca» porque «no queda piedra sobre piedra». Además, ha señalado que lo más probable es que haya habido una explosión de gas, pero no puede confirmarlo, por el momento.
    P. S. A.

    Responder

Responder a A.M.L.A.B. Cancelar respuesta