Joxan Artze


Poeta, txalapartaria, Ez Dok Amairuko kide eta euskal literaturan erreferente izan da Joxan Artze. Gaur hil da eta gorpua Donostiako Errekalde auzoko Vascongada beilatokian egongo da.
Ezaguna zen euskal kulturari eskeinitako aire zein molde berriengatik, ausarta izateagatik era ezberdin eta aurrerakoiei lekua egiten.
Hainbat lan aberatsen artean, poesian, musikan zein literaturan, Artzek Mikel Laboaren kantu ezagunenen letrak idatzi zituen: “Txoria txori”, “Ama hil zaigu”, “Zaude lasai” edota “Geure bazterrak”. 70eko hamarkadan Ikimilikiliklik ikuskizuna sortu zuen bere anaia Jesus, Mikel Laboa eta Jose Mari Zabalarekin elkarlanean sortua

‘El Aiete que perdimos’ en el Convento Santa Teresa

Aiete ocupa el espacio 13 en la muestra. Y la gente que acuda a ver la exposición verá algún fallo. La protagonizan una decena de caseríos, villas, palacios. Muy interesante. Y en sala donde se exhibe un video, se pueden ver casi dos mn dedicados a la demolición del caserío Munto.
Se trata de la exposición ‘La ciudad que perdimos. Gestión del patrimonio urbano en San Sebastián, 1950-2017’, comisariada por la asociación Áncora.
Podrá ser visitada desde el viernes 22 de diciembre hasta el 28 de enero de 2018. (Horario más abajo)
‘La arquitectura tiene que ver con lo visible y también con lo invisible. La exposición La ciudad que perdimos. Gestión del patrimonio urbano en San Sebastián, 1950-2017 recordará los edificios desaparecidos de San Sebastián a través de fotografías y planos por barrios. Una forma de visibilizar con un centenar de edificios desde 1950 el patrimonio urbano perdido y de reflexionar sobre la necesidad de mejorar las herramientas de gestión del patrimonio porque la arquitectura es una herramienta generadora de identidad y de calidad de vida’.

La asociación Ancora ha hecho un inestimable esfuerzo y las visitas salen emocionadas de la exposición.
Caben dos observaciones
Una. La inmensa mayoría de los edificios destruidos lo fueron durante el periodo franquista. En la Donostia de gobiernos democráticos ha habido más responsabilidad, con algunos fallos gordos que se denuncian en la exposición.
Dos. Romper algunos de los inmuebles y construcciones era necesario para el desarrollo de la ciudad y de sus barrios.
Separar el grano de la paja no es fácil y, además, es un ejercicio que merece la pena la haga el espectador.

Además de Aiete, encontraremos ordenada la exposición por los barrios de Martutene, Igeldo, Alza, Amara, el Antiguo o Ibaeta; el recorrido no se detiene únicamente en el patrimonio icónico de la ciudad, sino cuenta con ejemplos de patrimonio industrial, de arquitectura vernácula o de los caseríos, fundamentales en el caso de Aiete, como se dice más arriba
El recorrido finaliza con una sección cronológica que visualiza por años el patrimonio que ha ido desapareciendo e incorporan a esta recopilación otras construcciones que pueden demolerse en un futuro próximo, como el caserío Txanpuene.

Joxan Artze: Poesia urratuz

Joxan Artze poeta zendu da; hemen duzu Peru Iparragirrek 2014an idatzitako erreportajea.

“Xoriak belarriei bezain ozenki / liliak degie begiei kantu… // Lilia ere begiei bezain / ez ote zaie belarriei / xorien kantua distiratsu?”
Joxan Artze ‘Hartzut’ (Usurbil, 1939) idazle eta musikari, txalapartari eta poetaren hitzak dira. Iragan azaroan plazaratu ziren Bizitzaren atea dukegu heriotza (Elkar) eta Heriotzaren ataria dugu bizitza (Elkar), azken hogeita sei urteotan idatzitako poemekin osaturiko sei liburuko bilduma den horretako lehen biak. Ortzia lorez, lurra izarrez (Elkar, 1987) liburuaren ildo beretik datoz. Espiritualtasun kutsu nabaria dute giza ohiturak (batzuk) kritikatzen dituzten poemek. Espiritualtasun hori kristautasunaren eta Ekialdeko sinesmenen arteko dantza bat bezalakoa da.
Artzek ibilbide luze eta oparoa urratu du kulturgintzan. Gazterik atzerrira joan zen, Parisen denboraldi bat igaro, Londresetik pasa eta Estokolmon bizi izan ondoren, Euskal Herrira itzuli eta Ez Dok Amairu taldearen hasierako bileretan parte hartzen hasi zen. Anaia Jesusekin batera txalaparta jotzen zuen Ez Dok Amairuren emanaldietan. Talde horretatik kanpo ere, txalapartari loturik lan handia egin zuten Artze anaiek. Gaur egun, Joxan txalapartaren inguruko saiakera bat idazten ari da, anaiarekin batera egindako grabaketetan oinarriturik. Bestalde, poema liburu andana plazaratu du, eta hainbat etapa zeharkatu.
Aurrez aipatutako bi liburu horietako bat, edo biak, esku artean harturik ohartuko zara ez direla ohiko liburuak, -kasik- orriz orri zabaldu behar baitira liburuok, hatzekin banatu, askatu, liburua bera den poema osoa irakurri ahal izateko. Inork esan lezake, idatzita dagoenaz gain, liburu-objektua bera dela poema, Mikel Laboaren kantak dioen bezala irakurtzen diren poemak: “Lili bat / hartu / eta hostoz hosto / erantzi / eta harek zu ere / amets / eta harek zu ere / erantzi / eta hostoz hosto / hartu / lili bat”.

Richard Oribe en el colegio alemán (Aiete)


El colegio San Alberto Magno tributa un homenaje al Tambor de Oro, antes de escuchar en una charla las claves de su vida
por AINGERU MUNGUÍA
«¡¡¡Richard, Richard, Richard!!!». Son las 10.30 de la mañana y las ventanas del Deutsche Schule rompen la tranquilidad de Aiete. Gran parte del colegio San Alberto Magno está expectante y comienza a corear el nombre del Tambor de Oro 2018 en cuanto éste baja del coche junto a su entrenador, Javier de Aymerich. Iba a ser el segundo año en el que el nadador paralímpico explicara en centro educativo las claves de superación, esfuerzo y coraje que han caracterizado su vida, pero la concesión del galardón cambió la agenda de una jornada que se transformó en un gran homenaje a su persona.
Ver a los alumnos en las ventanas del colegio con globos blancos y azules le emocionó antes de bajar del coche. «Estoy todo nervioso», dijo en los primeros saludos Los responsables del centro le condujeron al patio donde al deportista le esperaba la segunda sorpresa. Doscientos escolares y la tamborrada infantil le recibieron con los rataplanes de rigor. «Es todo un honor que un deportista como tú sea el Tambor de Oro de nuestra ciudad. Eres un ejemplo para todos nosotros. Por eso te entregamos nuestros palillos de oro, por tu esfuerzo y tu capacidad de superación. Siempre serás bienvenido», le dijo por megafonía una de las alumnas. El obsequio sirvió a Richard para seguir los sones de la Marcha de San Sebastián que la tamborrada tocó en su honor y que completó con ‘Ataque de Herriko Semes’. Otra de las sorpresas fue recibir un reloj como regalo que el nadador mostraba orgulloso como si fuera una medalla olímpica.

La segunda parte de la jornada tuvo lugar en el salón de actos del colegio donde Richard Oribe y su entrenador desgranaron las claves por las que ha discurrido su vida. Aymerich explicó que toda persona que ha sufrido parálisis cerebral al nacer es diferente. «Hay personas con este problema que hoy ejercen la medicina». Sin embargo, el panorama para Oribe era más sombrío. Dijeron a su familia que el niño «no hablaría, no comería, no andaría y sería un vegetal». Sus padres no se conformaron con aquella sentencia pese a que al nacer la falta de oxigenación en el cerebro le afectó «al oído, al habla, a la coordinación y al equilibrio. «Le pusieron unas barras paralelas en la terraza de casa para que aprendiera a andar. Le colocaban un yogur en un extremo y cuando llegaba se lo ponían en el otro. Eso le hizo aprender a esforzarse y avanzar». En cuanto descubrió la piscina de Aspace pensó que aquello era lo suyo. «No quería nadar como terapia, sino como deporte». «Aprendió a caminar, a hablar, a respirar». Richard ha tenido que aprender las facultades a que los demás nos vienen dadas. Pero el hecho de contar con un entorno exigente, que le ha dado la estabilidad que necesitaba y le proporcionado los medios para motivarse ha sido la clave de su vida, según explicó Aymerich. «Solo cuando te exiges, logras los resultados que buscas». El entrenador ha sido una pieza básica en todo este engranaje que ha acompañado a Richard Oribe en su vida. «Soy un segundo padre», reconoció. Sin su complicidad habría sido difícil participar en seis paralimpiadas lograr 16 medallas paralímpicas, 22 en campeonatos del mundo, 48 récords mundiales, 140 podios en competiciones interna- cionales y más de 200 campeonatos de España. «Hemos recorrido todo el mundo, yo con el sombrero de Cocodrilo Dundee y él siempre con la camiseta de la Real puesta». Los campeonatos de Europa de Funchal (2011) supusieron un punto y aparte. «No se sentía feliz en la alta competición. Me pidió ayuda porque no quería traicionar a quienes eran felices con sus éxitos. Lo anunciamos allí mismo. La organización dijo que se retiraba el mejor nadador con parálisis cerebral de todos los tiempos».

Hoy aquel deportista de élite sigue buscando la motivación en la piscina, con los niños o en las redes sociales. «Le gustaría ser monitor y por eso está trabajando duro con un logopeda. Quiere devolver al deporte lo que el deporte le ha dado, que es una forma de vida». ¿Alguna duda de que lo conseguirá?

Mientras hablan de la igualdad de la mujer, las oligarquías consiguen depredar sus derechos sociales


El tres de julio del 2014 se publicaba en esta web la nota titulada ‘Gobierno y patronal crucifican a la mujer’
El presidente de la CEOE, Juan Rosell, había afirmado que existe un millón de amas de casa que se han apuntado al paro en los últimos años con la intención de cobrar un subsidio, sin precisar de dónde procedía esa información.
En consecuencia, el poder ejecutivo, sus ‘gobiernos’, aprobaron sucesivas reformas laborales que han terminado devolviendo a las mujeres a “sus labores” en el hogar o , lo que es peor, al trabajo precario, sin contrato, con salarios por debajo de cualquier mínimo y a la pobreza. La mujer es la principal víctima de la ofensiva liberal y antidemocrática de las oligarquías de este pais.
De hecho el líder de la patronal española había declarado que se han llevado a cabo “mejoras importantes” en materia de contratación, despido y flexibilidad interna, pero que “queda mucho por hacer” para liquidar lo que queda derechos laborales.

El cine que hay que ver: ‘Perversidad? La película de Fritz Lang explicada por Josemi Beltrán

Duración 103 minutos
Lugar de proyección: Casa de Cultura de Aiete
Día: 12 de enero de 2018, viernes
Hora 18:45
Presenta la película y modera el debate: Josemi Beltrán, responsable de la unidad de cine de Donostia Kultura y de su Semana de cine Fantástico y de Terror.
“Uno de los más perfectos ejemplos de lo que luego se vendría a denominar ‘film noir’”
“Perversidad”, obra indiscutible del cine negro clásico dirigida por uno de los cineastas más importantes de la historia del séptimo arte, el vienés de origen judío Fritz Lang.
Fritz Lang (Viena, 1890-Los Ángeles, 1976) es probablemente uno de los directores más reconocidos y estudiados de la historia del séptimo arte. De ascendencia judía y realizador de algunos de los principales filmes del cine expresionista alemán, Lang abandonó Europa en 1933 tras la llegada del régimen nazi al poder y comenzó a trabajar para la industria hollywoodiense. “Perversidad” no es sino una de sus obras cumbres y uno de los más perfectos ejemplos de lo que luego se vendría a denominar “film noir”, un género que alcanza las que se suelen considerar sus convenciones clásicas en EE.UU. en los años cuarenta, pero que en realidad es omnipresente en el cine a lo largo de toda su historia.

Reuniendo a gran parte del equipo y reparto del enorme éxito de taquilla que había sido su film anterior, “La mujer del cuadro” (protagonizada también Edward G. Robinson, Joan Bennett y Dan Duryea), “Perversidad” cuenta cómo la joven Kitty March y su poco escrupuloso novio engañan a Chris Cross, un cajero y pintor aficionado, para tratar de aprovecharse de él económicamente. La película parece un manual de todo lo que ha de tener una producción para considerarse cine negro clásico: una mujer fatal, inmoralidad, sórdidos espacios urbanos, sombras… Y sin embargo el modo en que el film presenta a su pobre protagonista no deja de sorprender una y otra vez. Haciendo uso de la pequeña estatura de Edward G. Robinson (aquí bastante alejado del prototipo de tipo duro y gángster que le había llevado a la fama más de diez años antes), el personaje es minimizado, ridiculizado y mostrado como excesivamente bonachón. Una presa fácil alrededor de la cual todo parece ser maldad y codicia.
El film va ganando en oscuridad a medida que la situación se complica y el propio Chris recurre a actos criminales cada vez más graves, engañado siempre por la perversa Kitty. Las mentiras le rodean cada vez más y lo llevan a un trágico destino que demuestra que ni el más santo está libre de sentimientos ambiguos y cómo el contexto y las circunstancias pueden terminar por corromper a cualquiera. La evolución del personaje es mostrada de manera magistral, pasando de provocar risas gracias a su entrañable torpeza e ingenuidad a los oscuros últimos minutos de metraje en los que las luces, los encuadres y el audio se sincronizan en una de las escenas más sombrías y tenebrosas de la historia del cine. No sólo queda así Chris atrapado en las consecuencias de sus acciones, sino que el espectador se ve obligado a enfrentarse a un mundo irremediablemente inmoral y escabroso en el que reina el egoísmo. Un mundo que, todavía hoy, nos resulta aterradoramente familiar.