El Bellas Artes, un caso de corrupción análogo a la «operación canalejas» de Madrid

Tomado de Ancora

Maqueta del hotel

La Sade prometió transformar este cinematógrafo en un «hostel» para jóvenes, respetuoso con la envolvente exterior. Luego consiguieron rebajar aún más la ficha del PEPPUC, convirtiéndola en una «barra libre» en la que todo vale. Durante el Zinemaldi anunciaron un edificio con apartamentos turísticos y ahora nos dicen que será un hotel de lujo de la multinacional americana Hilton, que suma cerca de 10.000 camas en 118 países.

Esta estrategia de confusión es apoyada desde el gobierno municipal, que insiste en blanquear las actuaciones destructivas disfrazándolas de «rehabilitación conservadora». Primero se derribó la cúpula, ahora todo su interior y seguirán partes importantes de sus fachadas laterales, para habilitar las 82 habitaciones previstas.

El Bellas Artes era uno de los Palacios del Cine más antiguos de Europa, cuyos valores histórico-arquitectónicos han sido defendidos por ICOMOS, organismo asesor de la UNESCO. En Donostia estamos viviendo un caso de corrupción comparable a la «Operación Canalejas». La Comunidad de Madrid ordenó rebajar la protección de 2 Bienes Culturales para favorecer su conversión en hotel de lujo de la cadena Four Seasons. Todo un símbolo de la «España Fea» que el PNV tiene el dudoso privilegio de superar.

Operación Canalejas

Todas las semanas, asistimos a un derribo distinto. El alcalde Eneko Goia, ha hecho una apuesta clarisima por destruir elementos de valor patrimonial, fomentando políticas especulativas que constituyen la seña de identidad de su mandato.

Se empeñan en ignorar a los ciudadanos, las asociaciones y los expertos en la defensa de un patrimonio común, para conseguir que unos pocos obtengan beneficios millonarios.

Áncora ha subrayado que ha interpuesto dos recursos, impugnando la ficha del PEPPUC y la licencia urbanística de derribo. El pasado mes de octubre obtuvo una paralización cautelar tras denunciar el inicio clandestino de las obras, suspensión que no se mantendría en el tiempo si no se aportaban 4 millones de euros en concepto de fianza.

Por último, ha criticado que «se ha consumado ya el vaciado integral del Palacio Bellas Artes, pero todavía se mantienen íntegras sus fachadas. Si finalmente se demostrase que la licencia estuvo mal concedida, el Ayuntamiento de San Sebastián habrá de hacer frente a la reconstrucción de lo ilícitamente derribado

Comentarios externos a este texto de Ancora

Cómo explicarlo, es como si en París destruyan el Grand Palais o el Petit Palais para hacer un hotel de mierda.

Hilton es el paradigma de la ostentación

No hay palabras, sólo tristeza

Ze lotsa. Ze harrokeria daukazu Eneko Goia eta zure talde polítiko. Baino non dago eusko alderdi jeltzalea? Zertarako bozkatu dizuegu? Hainbeste eta hainbeste hotelak behar dira?

Ahora hay que encontrar dónde han dejado la pasta los del Hilton

Nazkagarria. Urte gutxira Salou izango da. Ze pena. Que pena de verdad, que pena

Han venido para eso. O por lo menos es la imagen que proyectan. Van deshaciendo la ciudad y sus despojos se los dan a esas aves de rapiña

4 comentarios en “El Bellas Artes, un caso de corrupción análogo a la «operación canalejas» de Madrid

  1. Baltasar

    La corporación municipal con el Alcalde a la cabeza cambia de idea sobre el urbanismo cuando le interesa con las empresas grandes que le aportan dineros, no hace ni propone de la misma manera con las cosas menores de movilidad y urbanismo que permanecen largo tiempo en mal estado y que tantas veces los ciudadanos indignados reclamamos sin hacer ni puñetero caso.

    Responder
  2. Ana Monge

    Si mal no recuerdo, el alcalde de San Sebastián aseguró que no se abrirían más hoteles en la ciudad. Al final, el Bellas Artes, uno de los edificios más emblemáticos de San Sebastián, se convertirá en un Hilton. Al margen del destino final del edificio y lamentar lo que pudo haber sido y no será, sorprende que lo que en septiembre se presentó como un proyecto turístico con 38 estudios y 36 apartamentos, la mayoría con cocina, y las tres primeras plantas para usos hosteleros o comerciales, se convierta ahora en hotel puro y duro. Desconozco los trámites que hay que realizar, o no, para este cambio en el proyecto inicial, pero llama la atención la opacidad de la operación y la facilidad con la que se interviene en algunos inmuebles protegidos. Espero que el Ayuntamiento se ocupe al menos de poner coto a las hipotéticas modificaciones que se quieran hacer en la fachada para que los turistas se sientan de lujo

    Responder
  3. DECLARACIONES OBSCENAS

    “EL NUEVO HOTEL HILTON ES UNA APUESTA POR LA HISTORIA Y EL PATRIMONIO”

    La caradura de algunos promotores llega a límites tan extremos, que ofenden al pudor y la inteligencia. En el caso del Bellas Artes es impresentable que después de 4 décadas persiguiendo activamente la destrucción del edificio, manipulando y argumentando que carecía de valores, que estaba mal compuesto o construido con materiales pobres, que iba a caerse de viejo aunque no lo hacía….Después de haber intentado sacarlo del Catálogo en repetidas ocasiones, de querer recalificar su parcela para construir viviendas, de haberlo desguazado por partes siguiendo una estrategia cuidadosamente calculada, persisten en el engaño de una falsa “rehabilitación conservadora”. Su proyecto consiste en vaciarlo integralmente, añadir un doble levante y agujerear sus fachadas laterales para habilitar 82 habitaciones, pretendiendo que están “poniendo en valor” el edificio de Ramón Cortázar (1914)

    Causa sonrojo la falta de ética tanto de la SADE-HILTON como de algunos medios de comunicación, que se avienen a publicar reportajes publicitarios sin ningún asomo de crítica. A ello se une la frivolidad de los políticos que rebajan las protecciones de manera irresponsable. En particular el Alcalde, que sostiene con ligereza inaudita que “el tema del Bellas Artes no da más de sí”, afirmando que “si es un Hilton o no, eso ya no es una cuestión que afecte al Ayuntamiento”. Asegura que no hay dinero público para restaurar una infraestructura cultural excepcional y paralelamente destina 26 millones de euros de fondos públicos para financiar el Basque Culinary Center de la Corporación Mondragón.

    Recordamos que en 1977, expertos como Peña Ganchegui y Rafael Moneo lo catalogaron como “Edificio Permanente”. En 2009, debía preservarse toda su envolvente exterior sin excepciones y a partir de 2014 el Ayuntamiento limitó su protección al chaflán. En 2015 se declaró Bien Cultural, categoría que le fue retirada poco después, motivando una Alerta Internacional. En 2021 la Concejala del PNV Nekane Arzallus había sentenciado su final.

    Responder
  4. Ancora

    EL ALCALDE QUIERE PROHIBIR «LA ESPAÑA FEA» EN EL SALÓN DE PLENOS

    La «España Fea», es un ensayo recientemente publicado por el periodista Andrés Rubio, donde se denuncian las tropelías cometidas contra el patrimonio español. Los atentados paisajísticos se suceden desde el Mediterráneo hasta la costa Cantábrica, trazando un panorama que el autor define como una «catástrofe cultural sin precedentes».

    El libro presta atención a los desastres urbanísticos recientes que está sufriendo la capital guipuzcoana, rompiendo definitivamente el mito de su preservada belleza urbana. Rubio ha confirmado su próxima presencia en Donostia para presentar esta obra, invitado por Áncora. Con este fin el pasado 6 de mayo solicitamos la reserva del Salón de Plenos del Ayuntamiento, que ha sido denegada por el Gabinete de Alcaldía.

    Los Criterios de Uso de este espacio, recogidos en la web municipal, permiten expresamente la celebración de «conferencias y presentaciones» organizadas por «entidades públicas o privadas que desarrollen actividades culturales, sociales o deportivas sin ánimo de lucro». El Salón de Plenos se presta habitualmente a otras asociaciones ciudadanas, y Áncora cumple con los requisitos para obtener su utilización, rechazada en este caso sin ninguna justificación congruente.

    Lamentamos que el Alcalde haga esta discriminación, permitiendo la organización de actos análogos a otras entidades y no a la nuestra. El libro ha alcanzado en pocas semanas su segunda edición. El gobierno de Eneko Goia está a tiempo de rectificar y autorizar su presentación en San Sebastián, en vez de censurar lo que no quiere que sepan los ciudadanos.

    Responder

Responder a Ana Monge Cancelar respuesta