La Fundación Why Not en las fiestas de Aiete-Bera-Bera

La labor de la institución es mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedad/trastorno mental y sus familiares

Los años 2014, 2015 y 2016 participó, como beneficiario, en las fiestas del barrio de la mano de la Asociación de Bera-Bera.

Este 2020 se la ha reconocido como merecedora de la Medalla al Mérito Ciudadano. Lantxabe se suma al apoyo de esta fundación pequeña que nace como un proyecto grande: Mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedad/trastorno mental y sus familiares

La organización benéfica comenzó su andadura en el año 2010 con el objetivo de ayudar en el ocio y tiempo libre (no en el ámbito sanitario, lo que dice mucho de su conocimiento y responsabilidad). El voluntariado de Why Not cuida la calidad de vida de estas personas, quieren aportar su granito en esta tarea.

El segundo domingo de fiestas de Aiete de esos años (2014, 15 y 16), a las 12:00, en el Centro Comercial de Bera Bera, se organizaba un particular Pintxopote (chorizos a la sidra, tortillas de patatas, etc…), lo hacía la agrupación de Bera-Bera, a beneficio de la fundación WHY NOT, y añadía el programa organización sin ánimo de lucro, que tiene por objetivo hacer más feliz la vida de los pacientes del área de salud mental” y escribía , para más información, su página web www.fundacionwhynot.org, en la que podemos obtener más información de esta ONG.

En los años posteriores esa actividad festiva se ‘cayó’ del programa de Aiete, quizás por la falta de nuestro añorado Antxon Amuchastegui

2 comentarios en “La Fundación Why Not en las fiestas de Aiete-Bera-Bera

  1. valentina

    De un tiempo a estar parte cada vez que surge una nueva fundación o iniciativa por parte de distintos organismos nos encontramos con que les ponen nombres en inglés.
    Sirva como ejemplo la fundación «Why Not» no sería más lógico que se llamara «Por qué no» o Zergatik Ez?

    Responder
    1. Pablo Munilla, fundador de Why Not.

      Entrevista de Dani Sorazu. DV
      La fundación Why Not cumple este 2020 diez años ayudando a las personas con enfermedad mental. Pero no en el ámbito sanitario, sino en el del ocio y tiempo libre, algo que ayuda «a sentirse vivos y recuperar la ilusión». Al mes atienden a cerca de 200 personas procedentes de centros de día o derivados por Osakidetza.
      – ¿Qué ha supuesto para Why Not este reconocimiento?
      – Ha sido algo súper especial. Pensábamos que la gente no sabía mucho de nuestra existencia o de la labor que hacíamos y ha sido una sorpresa y un espaldarazo. Y como donostiarra te emociona muchísimo formar parte de los galardonados. Cuesta expresarlo, pero es algo que lo vamos a recordar siempre y nos va a dar mucha fuerza para seguir trabajando.
      La asociación
      Why Not
      Nace en junio de 2010 con el objetivo de ayudar, pero no en el ámbito sanitario, sino en el de ocio y tiempo libre.
      Trabajo en el tiempo libre
      con proyectos o actividades que les ayudan a encontrar una motivación, a recuperar la ilusión y salir del aislamiento social.
      Dónde. Centro/Txoko
      Particular de Ategorrieta 3. Oficina: Avda. Navarra 25, Gros.
      -¿Cómo surgió esta iniciativa?
      – Precisamente cuando llega un premio de este tipo recuerdas los inicios. El proyecto como tal nació cuando otros compañeros y yo estábamos en Sudáfrica, donde realizábamos labores humanitarias que no tenían nada que ver con la enfermedad mental. Trabajábamos allí de voluntarios. Pero dijimos, ‘¿por qué no hacemos algo en nuestra tierra?’. Y nos juntamos tres amigos que teníamos alguna relación con esta dolencia. Mi padre murió con una enfermedad mental, otro de los fundadores tiene un hermano que es esquizofrénico y otra era psicóloga. Empezamos yendo a los psiquiátricos, viendo las necesidades.
      – ¿Y qué os encontrasteis?
      – Lo cierto es que la gente alucinaba un poco, pero teníamos claro que queríamos ver cuáles eran las necesidades y poder ayudar. Vimos que ese ocio y tiempo libre que no se cubre con la medicina era un ámbito en el que podíamos y teníamos que trabajar porque para los enfermos es súper gratificante.
      – ¿Y ahora en qué situación os encontráis?
      – Ahora ya tenemos nuestro propio centro y de forma gratuita podemos tratar a más de 200 personas cada mes. Y echar la vista atrás te hace ver lo rápido que ha pasado todo. Pero te paras a pensar y dices, es chulo. Lo iniciamos con ilusión y ahora la gente lo reconoce. Es muy bonito.
      – ¿Cómo influye en las personas con enfermedad mental este trabajo en su tiempo libre?
      – Es escuchándoles a ellos cuando se entiende la importancia de esta labor. Que cada vez que se levanten les apetezca hacer una terapia, ir a nadar, leer, o ir a un concierto, y que eso les mantenga vivos para nosotros es suficiente. Y toda una satisfacción. Poco a poco vamos haciendo más cosas, y que cada vez viene más gente, también de Osakidetza, lo cual quiere decir que hacemos las cosas bien.
      – ¿Qué actividades ofrecéis a estas personas?
      – Lo que tenemos ahora es nuestro centro, ubicado en Gros, con actividades de lunes a domingo: natación, risoterapia, arte, también hacen cortometrajes… Todos de forma gratuita. Y algo que les gusta mucho, nuestra radio, realizada por estas personas y con la que crean, comunican y expresan sus emociones y pensamientos.

      Responder

Responder a valentina Cancelar respuesta