El caserío Katxola salva el acto de inauguración del Festival Coral de Aiete

Teníamos, quizá, excesiva ilusión y puestas muchas esperanzas en que la inauguración del festival coral de Aiete ‘Aiete Kantxuz’-‘Aiete Iraikiz’ se celebrara en el escenario circular del teatro de Miramón.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Habíamos previsto un gran espectáculo que tuviera un cuantioso respaldo. Este objetivo lo podíamos lograr con la actuación a cargo del grupo de folk-rock Luke Armstrong acompañado por el coro Araoz -mujeres del coro Easo-.

Luke, desde un par de meses antes, avisó de que se le había frustrado la posibilidad de estar y, en consecuencia, se acordó llenar el escenario del teatro con las 35 mujeres con las que cuenta el Araoz.

Programar un acto de masas al aire libre en Donostia es muy atrevido, pero estamos acostumbrados y el teatro de Miramón es un reto que perseguimos desde hace años. Teníamos la alternativa del caserío Katxola.

Se adelantó la hora de las 19:00 horas, a las 18:30, para que la actuación comenzara en horas de luz solar. Sólo nos faltaba que el tiempo metereológico acompañara. Y así parecía ser. La tempestad estaba prevista para la noche, después de finalizar el concierto.

Lo que no habíamos previsto es que el Director de Mantenimiento y Servicios Urbanos del ayuntamiento no encontrara la conexión eléctrica que brilla limpia, tan fehaciente que parece imposible no percibirla (no editamos las fotos para no dar pistas al vandalismo, pero se las hemos hecho llegar a los responsables municipales). El enganche eléctrico es necesario para poder utilizar el piano, imprescindible en la actuación coral de la Araoz. (La sugerencia de que se llevara un generador eléctrico casero se descartó, porque produce un run run que en el marco del teatro se multiplica)

El servidor público no encontró la trampilla, que guarda la empalme para poner un enchufe; aunque previamente se le hizo saber que conocíamos esta portezuela, que incluso se le podía facilitar la imagen de esta nota, y que se estaba a su disposición para facilitar la localización de la trampilla. No obstante optó por personarse en solitario, pero no vio el evidente portillo candado.

La portezuela, en su día, llevaba pintado un pictograma o una señal de peligro eléctrico, marca que con el tiempo ha desaparecido.

Teníamos mucho ánimo en dar un espaldarazo a este auditorio público tan importante para la ciudad, el teatro de Miramón es una obra imponente y necesaria. El propio alcalde, que acudió a la inauguración del festival, manifestó su sorpresa y decepción, porque no se hiciera en el Teatro, él ve en perspectiva este proyecto.

Habrá que esperar a una nueva oportunidad para lograr lo que tanta gente reclama en Aiete y en la ciudad, el uso de este insólito patrimonio cultural y arquitectónico.

Una consideración final y un aviso para navegantes: la ciudad, los bienes de la ciudad, las prestaciones municipales de la ciudad, están, o deben estar, al servicio de la ciudadanía.

2 pensamientos en “El caserío Katxola salva el acto de inauguración del Festival Coral de Aiete

  1. Baltasar

    Con relación a la atinada consideración final sobre el despiste de la “trampilla”.
    Es facil criticar pero necesario para mejora y solucionar las anomalias y/o responder a los ciudadanos como contribuyentes que somos poniendo en demasiadas ocasiones los Ayuntamientos paños calientes y no responder como es debido. Algunas por que no se saben otras por que se puede y muchas por que no dejan hacer una buena atencion al publico por el responsable y/ o tecnico correspondiente Municipal ,también demasiadas veces esta la manida frase de recurrir no hay dinero presupuestado y en este caso era fácil resolver responder y atender con eficacia.
    Calificativo final::Penosa gestión

    Responder
  2. Baltasar

    El anterior comentario esta redactado sin haber leido la nota de prensa sobre la reunion habida ayer donde 100 dirigentes del Ayuntamiento han hablado sobre la “Gestion Avanzada ” del municipio, lean como el dicho ” el papel lo aguanta TODO ” ,la realidad de la calle es bien diferente.

    Responder

Deja un comentario