7 pensamientos en “Chema Monreal, Salvamento Marítimo Humanitario, escribe, emocionado, sobre los refugiados

  1. Lidia Gonzalez

    Ver esa foto, verla ayer en la prensa, me produce un inmenso asco que quiero volcar -uso este refugio pidiendo disculpas a los editores-, quiero reventar basándome en aquel poema de Neruda titulado ‘El general Franco en los infiernos’
    Los responsables de la muerte de esas tres criaturas son tan malditas como aquél dictador sanguinario. Y como Neruda, pido que a estos nuevos seres abominables, todo lo humano les persiga, que les taladre una columna de vidrio ardiendo, que se les abra la cueva de lo abyecto, lo hediondo y caigáis, desnudos, en ella; que coman pus por toda la eternidad
    Que no concilien el sueño, que sus mugrientos ojos eternamente se claven alfileres para que estén despiertos para siempre
    Que todos los tristes niños descuartizados, ahogados, tiesos les persigan hasta las puertas de los infiernos.
    Malditos miserables de todas las razas, de todos los gobiernos, de todos los poderes, de la repugnante burocracia, de la nausebunda demagoia.
    La historia de Aylan Kurdi, el niño kurdo de tres años que apareció ahogado en una playa de Turquía, ¡Malditos! se repite. Tres bebés murieron el viernes en el naufragio de un bote neumático que trataba de llegar a Europa desde las playas de Libia
    Malditos miserables los habéis dejado morir. No sois de este mundo, no pertenecéis al género humano.

    Responder
  2. María Dolores Amigó Castelló

    Personas como él hacen q ser persona tenga sentido. Desgraciadamente, a la vez, esto te pone enfrente de lo más bajo de un ser humano, sencillamente, te averguenza.
    Gracias Chema Monreal.

    Responder
  3. Antonio

    Hay que ser solidario pero sin faltar a los demas .hay que obligar a los dirigentes de esos paises a que tu gente no tenga que irse de esa manera que tengan que hacer esto de echarse al mar es inhumano desde luego y yo no lo defiendo pero tampoco tenemos que pagarlo la gente humilde de otros paises.QUE LO PAGUE QUIEN SEA EL RESPONSABLE.

    Responder
  4. Diegoe Leon

    Eramos muy felices tras la reacción de Pedro Sanchez y su aguado gobierno ante la crisis de los refugiados del Aquario.
    !qué poco dura la alegría en la casa del pobre!” dice Lidia. La decepción aún por sabida no deja de ser muy grande
    También hubiera sido de aplicación para los refugiados la de “a perro flaco, todo son pulgas”. O la Ley de Murphy “si algo puede ir mal, irá”.
    Hemos sido felices durante tan poco tiempo…Estos nuevos del gobierno, son siempre una caja de sorpresas.
    No se puede fiar en gente tan floja como esa, atenazada por el miedo. El miedo nos hace peores personas.

    Responder

Deja un comentario