Limpiar el estanque de la erreka Pakea, y del lavadero

Llamamos la atención a Parque y Jardines para la limpieza de sus aguas, verdadero remanso de paz en el Bosque de Miramón

El paseo por el segundo cinturón del Bosque, el que camina sobre los senderos de piedrecillas y tierra arcillosa, es un verdadero gozo, en nuestra ciudad. Un alivio en medio de otros atractivos más asociados a ‘las campañas de éxito’, al bullicio, al ruido

La ruta que bordea la erreka Pakea es la de la tranquilidad que empieza y acaba en el estanque

Esta remanso fue tratado con especial mino en el planteamiento de rehabilitación del Bosque. Las reuniones previas de la vecindad en Katxola propusieron, desde el primer día, que pudiera acoger flora y fauna anfibias. Así mismo, proteger la la buena calidad del agua, desde aguas arriba impidiendo usos no compatibles en las inmediaciones de las regatas, incluido los inicios del manantial.

Su recuperación se debe el proyecto de Lur Paisajistak [Proyecto aprobado por la Junta de Gobierno municipal, 05/04/2016] impulsado por Lantxabe y la vecindad. Tuvo un presupuesto de alrededor de 160.000 euros y se dotó a su estanqueidad de un procedimiento propio de limpieza que el ayuntamiento tiene la obligación de activar

El lavadero, ahora señalizado, aseado y arreglado el camino de acceso, es uno de sus singulares alicientes; los amantes de la historia popular ya lo están incluyendo en sus trabajo de época. Más razón para que sus aguas sean transparentes.

Cuando es así es objeto de visita del preciado martín pescador

Deja un comentario