Un compromiso llamado Aiete

Joxe Matxain -el aitá de Manuel Matxain- trabajaba en un almacén de vinos de la calle Easo y se distinguió por ser un gran irrintzilari. Era llamado de diferentes pueblos para que lanzara su poderoso grito por fiestas. (pág 149, del libro Aiete)

El irrintzi de Pedro es diferente pero con su poderosa fascinación y ameno encanto, convoca a cientos de aietearras, cada vez que viene a nuestra Casa de Cultura.

IMG_8530

Ayer era un día especial para él y para todos nosotros: presentaba el libro de Aiete, elaborado con tanto trabajo y con el mayor de los premios: la tarea bien hecha y bien amada.

La foto es muy expresiva, dice mucho del ambiente, de la expectación, del interés, de la catarsis con la que vivimos esa hora larga de comunión en un salón de actos repleto por varias generaciones de aitearras, de procedencias diferentes, de profesiones distintas, unidos por el interés, la curiosidad y el cariño.

(Las tres primeras filas se reservaron para las familias que han protagonizado la obra)

Ayer vivieron nuestras almas lo que Hannah Arend llama felicidad pública

Y Pedro eligió un 11 de noviembre, para presentar el libro, por ser la festividad de San Martín, tan señalada para él, para su pueblo (Urretxu), para otros pueblos de Gipúzkoa y para el propio barrio de Aiete.

En este libro Aiete: Caseríos, Casas y Familias, Berriochoa saca a la luz la parte tradicional de la historia de Aiete. Un barrio que no era y que poco a poco va siendo y en el que sus moradores van tomando conciencia de que debajo de sus casas, de las calzadas que recorren con sus coches, de los caminos y aceras que pisan, hubo una vida anterior. Una vida rural, poblada por decenas de caseríos, que dan nombre a sus calles y lugares, con una luminosa y fieramente humana existencia.

Ahora todos, antiguos y nuevos moradores, tenemos los mismos anhelos y sufrimos las mismas carencias, asociadas demasiadas veces al mal servicio público. Formamos parte de un colectivo cada vez más intenso y deseamos un barrio cómodo para nosotros y para nuestro hijos y nietos

En la ocupación de revelar la intrahistoria de Aiete se empeñó Berriochoa. Pedro ha tejido la historia humana de Aiete. En esa tarea le han ayudado, según nos dijo ayer, Begoña Egurrola y Mari Carmen Illarreta.

En la primera fila de sillas pudimos ver a los otros protagonistas del libro: caseras y caseros de Errotaberri, Azkaratene, Mamistegi, Erramunene, Pagola Gain, Gure Pakea, Indiano, Etxe Luze, Miramon, Intxaurdegi, Benta Txiki, Agustindegi, Munto, Matxainene, Gure Pakea, Lazcano, Alkiza, Guarnizo, Merkezabal, Olabene/ Mamelena, Antoniene cuyas historias -y las otras de caseros que no pudieron venir- podemos conocer y saborear en el libro de Pedro Berriochoa.

FILA PARFILA IMPAR

(En las fotos)

La primera parte del libro es un estudio sobre la construcción de Aiete como barrio y su transformación de barrio rural en barrio residencial.

La segunda parte, un ensayo antropológico sobre los caseros y las caserías de Aiete.

La tercera parte, la más literaria según Pedro, está compuesta por estampas de cada casa, caserío o varias casas y viviendas; así conoceremos la vida característica de los caseríos de Aiete, de cada caserío o de un habitat rural. En esta parte Pedro va tejiendo una bella historia, que le lleva, en su investigación, a contextualizar el barrio de Aiete y remontarse a la formación de la propia ciudad de San Sebastián y su relación con las comarcas vecinas de la provincia.

El resultado es un ameno, simpático, empático, trabajo etnográfico (literalmente «descripción del pueblo») un estudio sistemático de las familias originarias Aiete y su forma de vivir, pensar, rezar, relacionarse, trabajar. Su método de investigación ha consistido en hablar con las caseras. Pedro, en el libro, participa de sus experiencias, sinsabores, sentimientos y contrasta lo que la gente dice, lo que hace, entretejiendo una red de relaciones sociales, que le llevan al origen de lo que hoy es el barrio. Su trabajo es de aplicación y extensión para una antropología social y cultural de Donostia.

Es, además, un método que deja abierta la historia a otras anécdotas y pasadizos y que creará animadas conversaciones entre diferentes protagonistas que irán ampliando las que se cuentan en el libro.

En el debate/pregunta de ayer empezó a suceder

Tenemos otros ejemplos de libros que tienen como protagonista el caserío local, pero carecen del encanto, la poesía, la dulce humanidad de los textos que ha redactado Pedro Beriochoa

6 comentarios en “Un compromiso llamado Aiete

  1. María

    Muy interesante !
    Desgraciadamente no pude ir por motivos de trabajo. Hasta las 9 no llegué al barrio.
    Pero leeré el libro, sin falta…
    ¿Donde se puede comprar ?
    Eskerrik asko

    Responder
  2. LAE

    Gracias por la información. Me gustó mucho la conferencia y seguro que disfrutaré del libro de Pedro. Me gustar saber de las actividades de la Asociación.

    Responder
  3. Juani Garin

    No pude ir, pero me parece muy interesante.
    Gracias por la información, debió ser muy emocionante.
    Yo también quisiera saber dónde puedo conseguir el libro.

    Responder
  4. M. Carmen Garmendia Lasa

    Nik, tamalez, ez nuen aurkezpenera joaterik izan baina, itxura guztiz, oso interesgarria eta hunkigarria izan zen. Eskerrik beroena Pedrori, laguntzaileei eta Lantxabe auzo elkarteari. Liburua non eros daitekeen esateagatik eskerrik asko.

    Responder

Responder a Jesús Cancelar respuesta