El ejemplo de Illarramendi

wAsier vuelve a casa

El Real Madrid se llevó a Asier Illarramendi en Julio de 2013, y pagó a la Real 38,9 milones de euros su cláusula de rescisión. Ahora vuelve a la Real y por el traspaso se ha pagado menos de la mitad.

En aquel mes de julio, tras 12 años en Zubieta, el jugador dijo adiós entre lágrimas: “No ha sido nada sencillo tomar la decisión. Lo que soy es gracias a la Real”. Eran lágrimas limpias y sinceras como es Illarra

Juanma Lillo lo definió como “el Schuster de Zubieta” tratando de ser ejemplar en la definición de su juego y de su aspecto (por su melena rubia cortada) y más adelante, su fútbol empezó a ser comparado con el de Xabi Alonso, su ídolo por su manejo del balón y de los tiempos del juego. Pero Illarra es un chico tímido, “de pueblo”, como le gusta autodefinirse, nunca ha abandonado su Mutriku natal

De hecho llegó a la Real procedente de Mutriku, donde le había entrenado en cadete Luciano Iturrino, amigo de la familia.

Montanier creyó ciegamente en sus posibilidades

Martín Lasarte le dio la primera oportunidad con 67 minutos en Elche en 2011. Al año siguiente debutó en Primera frente al Villarreal. (Illarra atesora un Europeo sub-17, una final del Mundial y un Europeo sub-21.

El Illarramendi que conocimos en la Real era un chico con las ideas muy claras: “A mí me toca mover al equipo, dar la pausa, no correr arriba y abajo porque te fundes”. Y de él dijo Lillo: “Lo que más me gusta de Illarra es que juega con la inocencia del primer día. Ese es su mayor mérito que no debe perder nunca”. Lo que sí perdió en Madrid fue un trozo de su vida “La Real es el club de mi vida”, repetía. Ahora volverá a gustar las croquetas de su amoña. Y aunque ya no luce la melena rubia de Schuster, la discreción en su comportamiento y la altura de su fútbol hacen honor a su apellido: Illarra y mendi. Lo grande y lo pequeño al mismo tiempo.

1 comentario en “El ejemplo de Illarramendi

  1. Fito

    Solo os faltaba decir que media Europa estaba detrás del jugador Y que gracias a su fichaje y a la inconmensurable ayuda de ese crack llamado Xabi Prieto se ha conseguido empatar con el poderosísimo Sporting de Gijón.
    El sábado jugó de titular con la camiseta de la Real ¿Y?
    Es más que dudosa operación de recuperación de Illarra.
    Siento que os metáis en los jardines del fútbol, impropios de un ente social.
    Y si lo hacéis por qué ignoráis los beneficios que dejan todas estos negocios a la oligarquía del fútbol, mafias locales incluidas.
    Olvidamos el apoyo que reciben estos club millonarios de las diputaciones, del gobierno local (Anoeta) y lo hacen con los impuestos de las autopistas hechas con los impuestos, de las estancias en aeropuertos hechos con los impuestos; con ellos se pagan las aceras y las calles de Donosti y además tenemos que encargarnos de padres, hijos, impedidos.
    Yo estoy toda la vida trabajando y no puedo gastarme 70 o más euros para ver un partido de fútbol, me duele.
    Dejemos el fútbol para quien negocia con él

    Responder

Responder a Fito Cancelar respuesta