Ineptitud o cálculo…

ana botellaEsperanza Aguirre también fue el admerreir de todos. Y  obsérvese dónde ha llegado. Podemos recordar sus inicios con aquello tan célebre de  Sara Mago. ..Y aunque lo de Ana Botella fue algo difícil de describir con palabras sin caer en la burla despiadada, quién dice que la derecha derecha española no ha aprendido la lección y piense que en la actual política española -y más allá- cuanto más inepto eres más lejos llegas.

De hecho, esta mujer, estuvo a la altura de su marido, auténtico líder de esa derecha.  Fue la carga de la brigada ligera que se estrella en un mar de sangre y horror ante el enemigo. Fue Bridget Jones muriéndose de vergüenza pero aguantando el ridículo hasta el final. Fue Mary Poppins leyendo un cuento a los niños después de haberse bebido media botella de whisky. Sin hielo.

Los misterios de la política española –o sólo un simple parentesco oportuno– la llevaron a un puesto para el que no está preparada, porque le resulta muy difícil hablar en público en situaciones complicadas sin que los nervios la machaquen. Botella sudó tanto que parecía que se iba a deshidratar.

Hagamos todos los chistes que queramos sobre la «relaxing cup of café con leche» o la «romantic dinner», pero la cuestión es la lamentable imagen que proyecta España más allá de nuestras fronteras y que Rajoy, Botin, Rosell, se la están trabajando a pulso

Pero los de dentro seguimos mirando para otro lado

 

1 comentario en “Ineptitud o cálculo…

  1. Prohibir el Humor Involuntario

    En plena resaca de la elección de Japón como ciudad olímpica para 2020, la alcaldesa en funciones del ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, ha pedido al gobierno que se prohíba el Humor Involuntario. “O que al menos se le ponga algún tipo de control”. Ana Botella considera que el humor es cosa seria y la seriedad no puede dar risa, por ese motivo cree que es necesario establecer protocolos claros para saber cuándo estamos ante una broma y cuándo no. «Así, si un político del tipo que sea inicia cualquier comparecencia diciendo “Esto es en serio”, la gente no debería poder reírse y si por el contrario dijera “Esto es broma” sí daría lugar al humor, ¿no?».

    Dábamos por hecho que la abundante cantidad de bromas, mofas, montajes, vídeos, etc., que han circulado por las redes sociales a cuenta del discurso de la alcaldesa en funciones del Ayuntamiento de Madrid la noche del pasado domingo en Buenos Aires era el motivo de estas declaraciones, aunque cuando se le ha preguntado ella lo ha negado de plano.

    “Esto va en serio: No tiene nada que ver con el asunto del relaxing cup of coffe. Aunque yo soy la primera que me sé reir de mí misma, creo que hay que poner coto a algunas cosas básicas. Lo digo porque yo me tomo tanto el humor como la política muy, muy en serio”.

    La propuesta ha recibido algunos apoyos inesperados desde el ámbito político y cultural. Tanto la ministra Ana Mato como los directores de cine Julio Medem y Achero Mañas han dicho que, aunque no comparten la ideología de Ana Botella, entienden perfectamente la angustia que supone ver como alguien se toma a broma algo dicho y/o creado totalmente en serio.

    Por el momento, solo UPyD (con Toni Cantó a la cabeza) apoya la propuesta de la alcaldesa en funciones, pero algunos destacados miembros de la vida política de nuestro país, columnistas, filósofos y cocineros de lujo podrían estar interesados en impulsar un movimiento en torno a la cuestión.

    Responder

Deja un comentario