Así se consiguió salvar de la ruina al caserío Katxola

El caserío Txanponenea / USOZ

Los actuales poseedores de Txanpuene baseria, que fueron desalojados el martes por orden judicial, esperan que las instituciones acepten su salvaguarda. Piden la protección del caserío Txanponenea para evitar su derribo


Katxola estaba al borde del paseo Oriamendi. Cuando se decidió ensanchar la calzada, el Ayuntamiento y la Kutxa, propietarios de la enorme zona que es Miramón, decidieron derribar el caserío. Lutxi y otros familiares descendientes del caserío, recogieron firmas por el barrio, impidiendo que la joya arquitectónica, histórica y simbólica fuera destruida, y ahora luce en lo alto del Bosque. Esta es la vía elegida por los hermanos Etxabe (En este caso no es necesario el desplazamiento). La pelota está en el Gobierno Vasco y en el Ayuntamiento.

Los hermanos Etxabe, actuales poseedores del centenario caserío Txanponenea, ubicado en el número 57 de la calle San Roque, han solicitado tanto al Gobierno Vasco como al Ayuntamiento la protección del inmueble para evitar su posible derribo. Según explicaron a DV, han iniciado un trámite administrativo acogiéndose a la Ley 6/2019 de Patrimonio Cultural Vasco, por el que piden a ambas instituciones que se pronuncien y garanticen su salvaguarda «atendiendo al valor histórico y el interés cultural que posee el caserío para la ciudad».

Su solicitud va acompañada de un informe pericial, en el que se ponen en valor la estructura original del siglo XIX, la cruz de piedra labrada que remata el paramento sobre la cubierta, una «peculiaridad de los caseríos guipuzcoanos de la costa, antaño habituales y hoy difíciles de encontrar», así como el dintel de piedra labrada con la inscripción ‘La nueva Barceloneta, 1773’. También se destacan la antigua fuente-manantial, datada en 1897, y un lavadero construido en piedra sillar. Según los Etxabe, mientras se resuelve este procedimiento administrativo para su protección cualquier actuación sobre el caserío «podría tener consecuencias de responsablidad patrimonial para el Ayuntamiento o quien quiera derribarlo».

El inmueble se encuentra en unos terrenos de Arbaizenea donde las inmobiliarias Neinor SL, Renteria SL e Irunesa SL, tienen intención de seguir haciendo viviendas de lujo en la zona. Los Etxabe han defendido en los tribunales, frente a estas promotoras, que la titularidad de este patrimonio es suya. Una sentencia de la Audiencia Provincial tumbó sus aspiraciones de seguir en el caserío, lo que ha desembocado en su desalojo del inmueble este pasado martes. El Tribunal Constitucional será quien tenga la última palabra en este proceso judicial.

Se amplia una información de Dani Soriazu (Diario Vasco)

Jueves, 3 diciembre 2020

El caserío fue trasladado piedra a piedra a su actual emplzamiento. Una obra de ingeniería y de arte
Las construccipnes anexas suponían un aporte pesado e innecesario

1 comentario en “Así se consiguió salvar de la ruina al caserío Katxola

  1. juan Luis

    El caso llegó al Tribunal Supremo y está resuelto desde hace tiempo. Los Etxabe presentaron recurso de amparo y no fue aceptado. El resto son cantos de sirena.

    Responder

Responder a juan Luis Cancelar respuesta