El funicular de Aiete cumple siete meses de averías

Es el titular -que jamás hubiéramos deseado- de Donostitik, una prestigiosa web especializada en asuntos de la ciudad de San Sebastián

La cita publicación subtitula “Algunos usuarios prefieren subir el vial andando que recorrer el trayecto hasta el elevador y encontrarlo estropeado”. Esta es la consecuencia de que el elevador no funcione, que venimos denunciando y compartiendo con los responsables del gobierno municipal.

A este ritmo de decepción el ascensor se convertirá en chatarra

Informa la web Donostitik que “La asociación de vecinos se ha dirigido al Ayuntamiento”. No es la primera vez, pero cada vez hay una mayor angustia y decepción en la no respuesta municipal.

«Son los vándalos los que sabotean el ascensor o es la propia maquinaria que ha fabricado Orona la que no garantiza el funcionamiento del funicular», se preguntaba hace unos días la Asociación de Vecinos de Aiete en referencia al elevador inclinado que une Morlans con el paseo de Lazkano y de ahí con su barrio. El ascensor volvía a estar ayer estropeado.

Las averías se suceden con una «frecuencia inusitada», explica un usuario que de un tiempo a esta parte prefiere subir andando por el vial que cruzar Morlans para encontrarse que al final, el ascensor vuelve a estar estropeado y que tiene que desandar el camino.

De hecho a día de hoy la principal reivindicación de Lantxabe -en carta angustiada al mágico Olentzero- pasa ya por que se coloque al inicio del barrio de Morlans una señal que diga si funciona o no el elevador para que los usuarios se ahorren el trayecto si el ascensor está parado.

La asociación Lantxabe se ha dirigido a la concejala Pilar Arana para darle cuenta de esta situación y hacerle las siguientes solicitudes además de la ya citada. Entre otras piden estudiar con DBUS los recorridos de la linea 46 u otras para que algún autobús pase por la plazoleta de Morlans y llegue al funicular. También que en los mapas urbanos de los bidegorris se señale el funicular y las conexiones.

El ascensor inclinado que ya llegó con retraso recorre 143 metros en un minuto con una cabina con cabida para 25 personas y salva una pendiente media del 26,8%.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.