Musikaren Etxea. En Katxola se hace desde sidra hasta música coral, bellísimo encaje

En la primera planta, viene haciéndose, desde hace años, la fusión entre un vetusto tolare y un salón melódico. El Baserri es un lugar único y extraordinario de la ciudad. El caserío es un soñado auditorio -cerca, encima, del teatro Miramón-; su acogedor salón, parece específicamente diseñado para actuaciones musicales [antes fueron tertulias, cine, conferencias]; para conciertos de música clásica o coral, también a capela. Los entendidos ponen en relieve su clara acústica, especialmente indicada para conciertos de una envergadura adecuada.

Pero parece especialmente diseñado para coros de cámara a capella. Este formato musical es el más habitual en el caserío porque tiene una sonoridad clara que se logra cuando se no utilizan instrumentos acompañantes.

La capacidad vocal de los integrantes de Dos-i y su programa HITS, hacen el resto, permitiendo una interpretación íntima y precisa de las obras que han readaptado y preparado especialmente para este acto.

Al no haber instrumentos, sus excelentes voces fueron el foco absoluto. El director, Iñaki Cárcamo, desde los tiempos en que era director del Coro de Cámara Musikalis, ha demostrado tener una gran destreza, ingenio para la readaptación y las canciones a capella. En Katxola demostró también gracia, tacto y humor. Con Dos-i han formado un grupo estable. HITS, es un programa de concierto formado por arreglos a capella de obras exitosas en el pop y rock.

Con mucho humor, hacen todo tipo de repertorios y adaptaciones de música {de bandas sonoras de filmes, hasta del pop o del rock}, con estilo propio, bello, trabajoso, inconfundible de adaptaciones. Visiones deliciosamente mezcladas por un coro formado por seis mujeres y cuatro hombres, 10 cantantes de élite

Ejecutaron el repertorio de una sola melodía, es decir, unísono, pero también cantaron piezas de varias melodías conjuntadas, aunque el oído humano no puede distinguirlas.

Iñaki domina la técnica vocal y sus readaptaciones aprovechar la versatilidad del coro, creando arreglos que resaltan diferentes aspectos de la música original.

En el caserío, las letras y la expresión emocional de la música, resonaron profundamente en este recogido recinto, tan familiar y con el público entregado. Readaptaciones a capella muy creativas, con versiones únicas y originales de obras conocidas, con una impecable afinación y sincronización, con mucho humor y manteniendo un equilibrio sonoro y dinámico a lo largo de todo el concierto de una hora de duración.

El grupo Dos-i, transportó al caserío bellas tonadas de los clásicos atemporales del pop y del rock. Desde la energía contagiosa de ‘Can’t Buy My Love’ de los Beatles hasta la emotiva interpretación de ‘Alelujah’ de Cohen, un enamorado de García Lorca, nos decía Iñaki. Este concierto es una celebración de la música que ha emocionado a varias generaciones. Evocadora interpretación de ‘El oboe de Gabriel’ (Ennio Morricone) de la banda sonora de la película La Misión.

Se disfrutó de la pureza vocal en ‘Every Breath You Take’ de The Police y la dulzura melódica en ‘Can’t Help Falling in Love’ Elvis Presley. Escuchamos una compleja versión de ‘Yesterday’ (The Beatles). Fue muy bonita la presentación de ‘How Can You Keep the Music Playing?’ de Michel Legrand. La solista ganó el interés y la diversión de las personas asistentes con un canto al amor al presentación la obra. ‘Música y amor marchan al compás’, dijo poéticamente. Se escuchó una versión maravillosa de ‘Stand By Me’ de Ben E. King. Fue especial y emocionante la interpretación ‘Michelle’ (The Beatles). El caserío vibró con la «Bohemian Rhapsody» (Queen), un tributo a Freddie Mercury. Qué versión más bonita la de ‘All You Need is Love’ (The Beatles).

La broma y el arte de la música siguió con las propinas interpretando y versionando con gran y divertido estilo ‘Sweet Low Chariot’ de UB 40

Con cada nota, Dos-i captura la esencia de estas icónicas canciones. Una maravilla

El recital, en su conjunto, organización y composición, es una encantadora contribución a los artistas originales, manteniendo la esencia de las melodías que todos conocemos y amamos, mientras se añade un toque único y divertido de Dos-i.

Dos-i taldea es un grupo vocal exquisito, generoso, formado por magníficas y magníficos cantores de dilatada experiencia en el mundo coral.

Tolare y concierto

La gente del barrio y de la ciudad abarrotaron el escenario. La mitad de las personas siguieron el concierto de pie. Todas entregadas a este acto musical único

Juan Carlos, ‘el hombre orquesta’, atributo bien ganado, en la presentación del evento

Katxola resuena en la ciudad. Es un nombre que sugiere un espacio donde la música y las voces encuentran su eco prácticamente desde que la casa está gestionada por Lantxabe (la asociación del barrio)

El viernes por la tarde se disfrutó de una experiencia auditiva innovadora y profundamente conmovedora.

Ruedas y poleas del tolare -pendiente de arreglos-. Sonaba el coro

Deja un comentario