TRAFICO Y MOVILIDAD en AIETE (documento del 1 de Abril de 2004)

Topaleku (Jardines del Palacio de Ayete) 1 de Abril de 2004

INTRODUCCION

El Ayuntamiento, en el marco de los Presupuestos Participativos, ha aprobado una inversión de 400.000 € para este año y la misma cantidad para el año próximo, destinada a la “mejora del tráfico en Ayete”.

El Gobierno Municipal, se basó en la propuesta de movilidad presentada por la Asociación de Vecinos y aprobada en Asamblea.

La reunión celebrada el pasado 1 de Abril, a la que acudieron cerca de un centenar de vecinos de Oriamendi, Bera-Bera, Puio-Lanberri, Alto de Errondo, Etxadi, Munto, San Roque y zona de La Cumbre, ratifica dicho documento y acuerda realizar las siguientes reflexiones y propuestas:

La ciudadanía donostiarra está haciendo una apuesta decidida por la calidad de vida en los barrios y la trama urbanística es fundamental para dicha apuesta. La Asamblea de vecinos propone trabajar en la dirección de considerar EL PASEO DE AIETE COMO UNA AVENIDA. Para ello, en primer lugar, ha de merecer la consideración de “vía de servicio” y no de “vía de paso” como hasta ahora. Y se hace necesario también encontrar un tránsito alternativo entre Hernani y Donostia.

Hoy por hoy estamos lejos de esa utópica Avenida, pero, en nuestra opinión, trabajar con esa perspectiva es hacerlo en la buena dirección.

En Ayete, el trozo del Paseo que va de Etxadi hasta Munto, además de dividir el barrio, es absolutamente inhóspito, una pista de aceleración para la automoción y un monumento a la fealdad. La propuesta es sustituir el muro de piedra carcelaria del Parque del Palacio, por un vallado más decorativo que permita la integración de Parque y Paseo de Ayete. Si no es posible tirar todo el muro, se podía estudiar el hacerlo entre la entrada próxima a Etxadi y la puerta principal.

Una de las primeras cuestiones que reclama la vecindad es la reducción de la velocidad con la que se circula por diversas zonas del barrio (Paseo de Ayete, Sanserreka, Alto de Errondo-Lanberri, Oriamendi) e implantar los mismas artilugios de movilidad que se aplican en otras zonas de la ciudad.

Se considera de vital urgencia la señalización horizontal y vertical –y la correspondiente vigilancia para que se respeten las señales-. En diversas zonas del barrio, desde hace años, las señales horizontales están borradas, (pasos de cebra, división de calzada, etc), y las verticales no existen (limitación de velocidad, pasos de peatones y otras).

Aunque la semaforización no arreglará los problemas de seguridad vial, en algunos puntos es muy necesario colocar un semáforo, especialmente del tipo que existe en la entrada principal al Palacio de Ayete (botón de uso para el peatón).

En general cruzar el Paseo de Ayete de un lado al otro es arriesgado en cualquier punto, y se suceden los accidentes especialmente con los niños –más adelante se concretan los puntos más peligrosos-. En este apartado la Asamblea de Vecinos se mostró especialmente indignada con la pasividad del Ayuntamiento

Ir en la buena dirección sería dotar al Paseo de Aiete de una doble acera, o al menos respetar la continuidad de una de ellas. La de la izquierda, en dirección a al Centro, se corta en varios trozos: alrededores de Munto, después del bar Ayete, en los accesos de las calles al paseo de Ayete, etc. En el Paseo de Ayete se debía poder andar sin obstáculos desde Oriamendi hasta La Cumbre, facilitando la movilidad de los minusválidos y los “coches de niño” a lo largo de todo el paseo.

La acera de la derecha tiene cortes radicales, viniendo de Oriamendi, a la altura de las Jesuitinas o al pasar el Palacio de Ayete, lo que obliga al peatón a cruzar de un lado para otro.

La citada peligrosidad que encierra atravesar el Paseo de Ayete por cualquiera de sus puntos, nos hace reclamar una serie de medidas preventivas habituales en los planes de movilidad para limitar la velocidad y garantizar la seguridad vial, como son el establecimiento de “pasos elevados” que evitan que los peatones cambien de nivel y obligan a los vehículos a reducir la velocidad, estrechamientos de la calzada por el efecto óptico, ampliación de aceras, “orejas”, etc, como se viene aplicando en otros puntos de la ciudad. Dada la alta velocidad con que se circula por el barrio, vemos la necesidad de implantar todas esas medidas que se vienen desarrollando en los programas de movilidad, entre otras, establecer refugios peatonales y/o consolidarlos para facilitar y hacer más seguro el paso de peatones. A lo largo del Paseo hay puntos especialmente arriesgados como son los que se sitúan a la altura de dos de las puertas del Parque del Palacio: la próxima a Etxadi y la de Munto, la zona de Munto y, pasando Munto, a la altura de Goiko Galtaltzaraberri.

PASEO ORIAMENDI

Autobús de Garayar: Aplicar con carácter inmediato los acuerdos entre la empresa Garayar y la Cía del Tranvía. Estudiar las paradas del autobús. A la única actual, se accede a través de una parcela de terreno particular sin edificar o por un camino estrecho y oscuro.

Comunicación más amplia (a partir de la rotonda Oriamendi). Aumentar la frecuencia del autobús 31 para la conexión con el Antiguo-Universidades.

Semáforo-Paso de Cebra a la altura de la urbanización. El último está en Mamistegi. (Esta zona paran de autobuses de viajeros y escolares)

Construir, desde Jesuitinas, una acera que de continuidad a la que viene del Paseo de Oriamendi.

ETXADI

Peatonalización de la calle Borroto para evitar dobles filas y el atasco del autobús. (Existen otras fórmulas pero la planteada parece la más adecuada).

Acondicionar las aceras que bordean las Piscinas de Etxadi (Se empezó a cortar los árboles y a arreglarlas pero se quedaron en la mitad)

Jesuitinas: hacer una pequeña glorieta. Aprovechar la obra para dar continuidad a la acera y bidegorri que viene de Oriamendi. Igualmente se debe tener en cuenta el proyecto de Plaza Pública en la vecina vaguada de Lanberri.

Instalación de una rotonda de circulación en Etxadi: entre el acceso a Bera-Bera, desembocadura de la calle Borroto y las paradas del autobús de Errondo y de Puio. Crear plataformas a nivel en esa intersección para dar prioridad a los peatones. Es urgente estudiar tránsito y direcciones en el barrio de Etxadi, tras la puesta en funcionamiento del vial Amara-Antiguo. Donde se propone establecer la rotonda se dio una mano de pintura que casi está borrada, pero el resto de las calzadas del barrio llevan muchos años sin pintarse, han desaparecido los pasos de cebra, etc. En la calle Borroto, entre los números 26 y 34, existe una doble circulación sin señalar y los accidentes de chapa son continuos. Allí mismo aparcan autobuses y camiones, en curva, impidiendo la visibilidad y obstaculizando al autobús 32

Volviendo al Paseo de Ayete, a la altura de la puerta de acceso a los Jardines del Palacio, en el otro lado de la calzada paran los autobuses de Garayar, el 19 y el 31, que dan servicio a esta zona del barrio, por lo que los peatones atraviesan la calzada en una pendiente en la que la circulación se acelera. En este punto el trasiego de peatones a la acera izquierda es constante, la acera derecha se corta por el Palacio y sin ninguna visibilidad, se inicia el muro (se han dado varios accidentes, algunos mortales). Además de estudiar la propuesta de tirar el muro, aquí parece muy urgente, instalar un semáforo y un paso de cebra.

Algo similar, en todos los aspectos, incluido la peligrosidad y urgencia, se puede comentar del paso de peatones desde el Palacio de Aiete hacia Munto (de gran tránsito por la proximidad de la parroquia).

Ampliar la frecuencia y el recorrido de los autobuses, dando servicio a los vecinos de la calle Merkezábal. Hay trozos de esta calle sin aceras.

Calle Katalina de Elizegi: Habilitar espacio de aparcamiento en la derecha de la calzada.

BERA-BERA

Acabar de instalar los “pasos elevados” que permiten la circulación de los peatones con menos riesgo. Los que se han puesto son tan livianos que el automovilista agresivo no los respeta, se pusieron, además, sin tener en cuenta la opinión de los vecinos representada por la Asociación de Vecinos de Bera-Bera, por lo que existe un gran descontento.

Estudiar el impacto de la apertura de Bera-Bera hacia el vial Amara Antiguo puesto que una zona que era de servicio ahora se ha convertido en zona de paso de autobuses y transporte pesado, con el consiguiente deterioro de la calzada.

ALTO DE ERRONDO-PUIO-LANBERRI

La calle Paseo del Alto de Errondo es un caso más de los que venimos comentando –y que la Asociación de Vecinos del Alto de Errondo viene denunciando-, circulación desbocada, aceras pequeñas, accesos inadecuados.

Acondicionar el camino de San Juan de Dios, como acceso del barrio a las instalaciones deportivas de Anoeta (el costo es en realidad una inversión en “equipamientos deportivos” de los que carece el barrio).

Solucionar el problema planteado con el “aparcamiento salvaje” situado al inicio de la cuesta del Alto de Errondo

LA CUMBRE

La zona entre Munto y La Cumbre ha sido renovada en los últimos años, pero se ha desaprovechado la oportunidad de trabajar en la meta propuesta: hacer una Avenida o al menos un Paseo digno de tal nombre. Desde la Parroquia hasta La Cumbre es un rosario de despropósitos y peligros.

El nudo de Munto, desde el punto de vista del peatón, es muy duro, tanto por una acera como por la otra. Para empezar el primer paso de cebra está pasado Munto. La señalización vertical no existe y la horizontal está borrada. Un poco más adelante, a la altura de Goiko Galtatzaraberri y el Dr Marañón, la carretera hace una curva donde se han producido varios accidentes –hace unos días se atropelló a una niña-. El punto pide la señalización de paso de cebra y semáforo de botón.

El autobús para encima del puente sobre el vial, con riesgo para la circulación porque no tiene entrada. Para el autobús 19 Erramondegi y no hay paso de cebra.

Pasado el Bar Ayete tenemos un ejemplo de trabajo mal hecho, lo contrario de ir en la buena dirección que se comentada más arriba. Las nuevas construcciones han respetado el ancho de acera, pero un equipamiento municipal, un viejo angar que da servicio a los radioaficionados invade la acera y ésta, en vez de rematarse con adoquines, se ha hecho con asfalto lo que da pie a los automóviles para que la usen como parking permanente.

Se señala como peligro la curva de Izaburu. En la calle Duque de Baena la acera está rota. Los coches circulan a gran velocidad.

La calzada, a la altura del Paseo de Ayete números 15, 16 y 17, está hundida.

En la Cumbre misma, el desvío hacia la derecha hacia el Paseo de Lazkano o San Roque, vuelven a aparecer los problemas de señalización inexistente o borrada, escasa visibilidad y peligros, porque es zona de paso de niños en edad escolar.

La impresión de los vecinos, además, es que en toda la vía del Paseo de Ayete algunos usuarios campan por sus respetos, por lo que reclaman la presencia de la guardia municipal.

Por cierto, la iluminación en el barrio es penosa.

Se planteó también la necesidad de un servicio de autobús Aiete-Residencia Sanitaria.

Nota.– La Asociación de Vecinos también ha hecho otras propuestas en el campo de la accesibilidad, pero en la reunión se comentó el cada vez más difícil acceso desde Katalina de Eleizegi al vial a Amara-Antiguo. Desde el Departamento se ofreció como solución un estrechamiento del Vial en el punto de acceso y de esta manera se moderaría también la velocidad de circulación que en la actualidad superará los 90 Km/hora, provocando colas en los accesos y riesgos evidentes.