Archivo de la categoría: Literatura cine cultura

Gabilondo, ‘el procés’, Kafka

En la mañana del miércoles día 18, Iñaki Gabilondo iniciaba y terminada su comentario ‘opinión’, en la Cadena Ser, con una misma frase, que él subrayaba. La locución decía más o menos así: la semana que viene, en Catalunya, al mismo tiempo, podemos tener dos gobiernos, el de la República Independiente de Catalunya y el de la Autonomía intervenida
No lo ha dicho Iñaki, pero a esa tesitura la gente le solemos llamar ‘situación kafkiana’, que es la resulta de mezclar, al mismo tiempo, trances de aparente realidad e irrealidad.
Se da esta circunstancia; la próxima tertulia de Aiete, que se celebrará el jueves nueve de noviembre, tratará sobre ‘El proceso’ cuyo autor. como es sabido, es Kafka
Pues bien, leyendo esta novela de Franz Kafka, pienso que lo que barruntaba Gabilondo, de alguna manera, es lo que le pasa al personaje principal de la novela; el protagonista, Josef K. y ‘el procés’, habitan o pueden llegar a vivir, en un mundo ‘kafkiano’.

En el relato, Josef K., es arrestado una mañana por una razón que desconoce. Desde este momento, el protagonista se adentra en una pesadilla para defenderse de algo que no se sabe qué es y las instancias a las que pretende apelar están muy limitadas, creándose así un clima de inaccesibilidad a la ‘justicia’ y a la ‘ley’.
Félix

Cine, cine, cine, con Sylvia Gay Herrero…y una luna llena salió a su encuentro

Lola y Sylvia, en la presentación de ‘Octubre’ de Eisenstein, nos hablaron tamhbién de Pasternak Maiakovski, y otros autores de la época. La ‘Edad de Plata’ de la cultura rusa. Muchos de ellos en la foto de más bajo.

De la película ‘Octubre’ de Eisenstein, Sylvia tuvo mucho interés en destacar las numerosas las metáforas visuales que utiliza el director, y nos hixo ver por adelantado cuando la estatua del zar es derribada, y cae en dos ocasiones -Febrero- y Octubre- reforzando, así la idea de las dos revoluciones. O el asalto a la bodega del Palacio de Invierno, -hoy el recién visitado museos ‘Ermitage’- donde los soldados rompen las botellas de licor fruto de la intensa campaña llevada a cabo por el gobierno de los soviets en contra del alcoholismo. O, el personaje de Kerensky representado al lado de un busto de Napoleón. Y Kerensky también representado por un pavo real dorado frente al cual la expedición de Lantxabe pasó varios minutos hace al algo más de un año -en la sala sonó un ohhh!.
‘Cine y cine’ era el título de un artículo de Maiakovski; ‘Un modo de ver el mundo’ De él sacamos los siguientes párrafos
El cine: expresión del movimiento.
El cine: innovador de la literatura.
El cine: destructor de la estética.
El cine: audacia.
El cine: deportista.
El cine: difusor de las ideas.
Y continúa escribiendo aunque hábiles empresarios acumulan dinero, conmoviendo el corazón con argumentos llorones, esto debe acabar.
Los espectadores, la gente, debe apartar del cine a los especuladores. -¡Y el cine era mudo todavía!-
Maiakovski denunciba el ‘productivismo’ y mientras criticaba una visión comercial del cine, defendía la tarea del cine como transformador de la realidad renunciando a la estética…
Escribió esta frase lapidaria “Los gobiernos pasan, el arte permanece”

Fotografías de Tretiakov, Brik, Maiakovski, Rodchenko, Aseev, Kushner, Shklovski, Stepanova, Lavinski, Vertov, Eisenstein, Kirsanov, Neznamov, Zhemchuzhny, Pasternak y Pertsov.

Magistral lección de literatura e historia


Tomando como base la lectura de la excelente novela ‘El Doctor Zhivago’, de Boris Pasternak, ayer disfrutamos de una sublime, excepcional velada.
Con la magistratura de Lola Arrieta desgranamos la primera y más intensa época de la Revolución Soviética y entramos a fondo en una obra maestra de la literatura universal; sabio, lúcido, poético retrato de aquel intenso periodo.
Pasternak, desde el más estimado y respetado de los humanismos, describe, con prodigiosa maestría, aquellos difíciles años de guerra, esperanza, vida, amor, frío y desolación.
La sala de reuniones del Centro Cultura de Aiete estaba a rebosar. Funcionó el ‘boca a boca’ y muchísimas tertulianas se acercaron a la primera cita del curso actual. Nadie quería perderse esta gran oportunidad.

Huelga general de febrero de 1902 en Barcelona


Ramón Casas – “La carga. Barcelona, 1902″ (1899-1903, óleo sobre lienzo, 298 x 470 cm, Museo de la Garrotxa, Olot, depósito del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía)
‘La carga’ alude a la huelga general de febrero de 1902 en Barcelona. La obra pretendía criticar la represión violenta por parte de las autoridades de las protestas obreras que se estaban produciendo por aquel entonces.
Junto al perfil de la basílica de Santa María del Mar, vemos las chimeneas de las fábricas en las que trabajan los manifestantes. El motivo de la huelga: la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores, que reclamaban una jornada de “solo” nueve horas diarias. La Guardia Civil, a caballo y con los sables desenvainados, carga contra la multitud para reprimir la protesta. La gente sale corriendo y se forma un enorme vacío en el centro del lienzo, un vacío físico, pero también ideológico, que separa a las fuerzas del orden de la población que ha salido a protestar a la calle.
Por un lado, el cuadro está protagonizado por esa masa humana que tan bien pintaba Casas, gente anónima que empuja nuestra mirada hacia el fondo del cuadro, hacia donde corren para escapar de la carga. La forma de representar la multitud es mucho más abocetada que en sus dos obras anteriores, Corpus y Garrote vil. No están parados observando una procesión o una ejecución, sino corriendo en estampida. El humo de las fábricas desdibuja la ciudad, y la polvareda que se ha levantado difumina a la gente.
Pero en vez de presentarnos la escena solamente desde lejos, como hizo en los otros dos lienzos, Ramón Casas trata de involucrarnos emocionalmente con los hechos introduciendo dos figuras pintadas a tamaño real. El artista sabe que instintivamente nos vamos a poner del lado del más débil, el manifestante que ha caído al suelo y que está a punto de ser arrollado por las patas del caballo. El animal parece estar frenando para no pisarle, no sabemos si por propia iniciativa o por indicación del guardia civil, que no se sabe bien hacia donde está mirando.
La composición es tan extraordinaria, con la multitud moviéndose hacia los extremos del lienzo y los dos personajes principales descentrados, que nuestra mirada es incapaz de pararse quieta, saltando sin parar de estas dos figuras a la gente que huye, una y otra vez. Dinamismo pictórico y realismo social, una combinación poderosa diseñada para remover conciencias y hacernos pensar.
por Marga Fernández-Villaverde

Octubre, Zine-foruma, Aiete Kultur Etxea; 2017 Urria 06 / 18:45

Zuzendaria, Sergei M. Eisenstein

Informazio gehiago: OctubreHiruhilabete honetan, LANTXABE zineklubak Sergei Mijáilovich Einsensteinen (eta Grigori Aleksandroven) “Urria” filmarekin hasiko du bere programazioa, 1917ko Sobietar Iraultzari omenaldia eginez. Sergei M. Eisenstein Sobietar Batasuneko lehenengo urteetan egin zuen zinema politiko eta sozialagatik ezaguna da eta seguraski Sobietar zinemaren zuzendari garrantzitsuena da. Maisulan ugari goraipatu ahal dira Eisensteinen filmografian, “Greba” (1924) edo “Potemkin korazatua” (1925) adibidez. “Urria”-k 1917ko Sobietar Iraultzaren inguruan emandako gertaerak kontatzen ditu parte hartu zuten sektore ezberdinei protagonismoa emanez eta egun historiko haiek edertasun epikoz hornituz: Tsar-en botere kentzea, borroka guneetako adiskidetasuna, Leninen agerpena, uztaileko manifestaldi publikoaren sarraskia, urriko gertaera nagusiak, hots, Jauregiaren konkista, Soviet-en II. Kongresua, sobietar boterearen aldarrikapena…,
Libre, jarleku guztiak bete arte
100 minutu

Octubre de Sergei M. Eisenstein. Presenta Sylvia Gay


Este trimestre, EL CICLO DE LITERATURA Y CINE DE AIETE, inicia su programación con la película Octubre de Sergei Mijáilovich Eisenstein (y Grigori Aleksandrov, coguionista y codirector del film), celebrando el centenario de los sucesos de 1917 que cambiarían la historia llevando al nacimiento de la Unión Soviética. Sergei M. Eisenstein es, sin duda, el director más importante del cine social y político realizado en los primeros tiempos de la Unión Soviética. En Octubre Eisenstein nos muestra los días que culminaron con la revolución soviética de octubre de 1917, dotando de una belleza épica singular a aquellos días históricos: el derrocamiento del zarismo, la fraternización en el frente, la llegada de Lenin, la masacre de la manifestación pública en julio, el Gran Octubre, la toma de palacio, el II congreso de los soviets, que proclamó la instauración del poder soviético…