Archivo de la categoría: Curiosidades

La Villa de Puyo desde dentro (50 imágenes)

Donostia dispone de una privilegiada e ignorada atalaya en lo más alto de la ciudad, se trata del cerro de Puio de 118 m de altitud; desde allí se avista todo Donosti (pero no viceversa, la casona de Puio ha sido sepultada por una naturaleza feraz que la deja semi-oculta). Puyo proviene del latino podium, lugar elevado, y que genera nombres como el francés puy o los catalanes pujol o puig. Las vistas de la ciudad, especialmente de la desembocadura del Urumea, son impresionantes.

Los lunes ya no son lo que eran

Hoy es lunes y la cuarentena continua.

Ahora los lunes son como los sábados y domingos; se acabaron el ”Sábado inglés” de antaño, o la depre de los domingos de hogaño; toda la semana es lo mismo

En la reclusión se busca entretenimiento; pues bien se propone al lector nombrar los lunes en los idiomas de los países que han sido visitados en los viajes que organiza Lantxabe

Más abajo la chuleta

Y si has llegado hasta aquí y eres una de las personas que hizo estos viajes ¿Serías capaz de ponerle destino más concreto y fechas?

Aize Errota, el único molino de viento en Gipuzkoa

Dentro de las casas solariegas que han desaparecido del barrio de Aiete (Miramón y Merkelin); de los caseríos Santa Teresa, Lazkano, Marigomiztegi…; el palacete de Altxubene; el acueducto de Morlans -primer abastecimiento de aguas a Donostia realizado en 1609-, ver entrada anterior; el funicular de Puyo, o el castillo de Rozanés, etc; llama la atención que los gobiernos municipales de San Sebastián hayan abandonado a su suerte las memorables ruinas del molino de viento Aizerrota -el único en su género en Gipuzkoa-

http://www.kutxateka.eus/m/81be065992f97661847ce0099468cf130eabba1dddc1c1e651c2b5edd0abed4d

http://www.kutxateka.eus/m/5b3adbe6d40bb215ba9b056e623619ebfdd8213a1e1976a7ccb274bbedeaa870

¿Motocros? En Aiete hace medio siglo

En los 60, los avances en la tecnología de los motores de dos tiempos significaba el desplazamiento del motor de 4 tiempos y aquellos modelos, más ligeros, fueran dominando las competiciones. El Motocrós empezó a crecer en popularidad durante este tiempo en el Pais Vasco, en Europa, en los EE UU, lo que fomentó un gran crecimiento del deporte, y su implantación en Euskal Herria, y concretamente en Aiete

Mundu mailako moto-krosa Aieten

Urteetan zehar auzoa erabat aldatu den arren, Aieteko lursailetan sorturiko moto-kros zirkuitua Munduko Txapelketako finala jasotzera iritsi zen 1960ko hamarkadan. Auzotarrak garaiko bi lasterkari onenen arteko lehiaren lekuko zuzenak izan ziren.

Donostiak azken hamarkadetan jasan duen eraldaketak bere historiaren zati asko lurperatu ditu. Horietako bat Aieteko urbanizazio prozesuaren ondorioz eraikinen azpian geratu zen moto-kros zirkuituarena da. Felix Perez auzotarrak 60ko hamarkadan erreferente bilakatu zen lasterketa gunearen historia berreskuratu du garaiko pertsonekin hitz eginda.

XX. mendeko bigarren zatian, moto-krosaren ospeak egundoko hazkundea jasan zuen Europan. Euskal Herrian, populartasun horrek Aieteko zirkuituaren sorrera ekarri zuen, gaur egun Jauregi kaleak, Sanserreka pasealekuak eta Isturin kaleak hartzen duten eremuan.

Juan Etxeberria protege la ‘Fuente de la Virgen’ y ahora también cuida dos pavos

Nos chocó esta información gráfica del Diario vasco de ayer y por eso la publicamos.

Juan es un amante de la naturaleza. Le conocimos como ángel custodio de la ‘Fuente de la Virgen’, en el Bosque de Miramón, encima del estanque y ahora es el encargado de que los pavos tengan alojamiento, mientras se obra en la villa Almudena.

¡Salud Juan!

‘El Aiete que perdimos’ en el Convento Santa Teresa

Aiete ocupa el espacio 13 en la muestra. Y la gente que acuda a ver la exposición verá algún fallo. La protagonizan una decena de caseríos, villas, palacios. Muy interesante. Y en sala donde se exhibe un video, se pueden ver casi dos mn dedicados a la demolición del caserío Munto.
Se trata de la exposición ‘La ciudad que perdimos. Gestión del patrimonio urbano en San Sebastián, 1950-2017’, comisariada por la asociación Áncora.
Podrá ser visitada desde el viernes 22 de diciembre hasta el 28 de enero de 2018. (Horario más abajo)
‘La arquitectura tiene que ver con lo visible y también con lo invisible. La exposición La ciudad que perdimos. Gestión del patrimonio urbano en San Sebastián, 1950-2017 recordará los edificios desaparecidos de San Sebastián a través de fotografías y planos por barrios. Una forma de visibilizar con un centenar de edificios desde 1950 el patrimonio urbano perdido y de reflexionar sobre la necesidad de mejorar las herramientas de gestión del patrimonio porque la arquitectura es una herramienta generadora de identidad y de calidad de vida’.

La asociación Ancora ha hecho un inestimable esfuerzo y las visitas salen emocionadas de la exposición.
Caben dos observaciones
Una. La inmensa mayoría de los edificios destruidos lo fueron durante el periodo franquista. En la Donostia de gobiernos democráticos ha habido más responsabilidad, con algunos fallos gordos que se denuncian en la exposición.
Dos. Romper algunos de los inmuebles y construcciones era necesario para el desarrollo de la ciudad y de sus barrios.
Separar el grano de la paja no es fácil y, además, es un ejercicio que merece la pena la haga el espectador.

Además de Aiete, encontraremos ordenada la exposición por los barrios de Martutene, Igeldo, Alza, Amara, el Antiguo o Ibaeta; el recorrido no se detiene únicamente en el patrimonio icónico de la ciudad, sino cuenta con ejemplos de patrimonio industrial, de arquitectura vernácula o de los caseríos, fundamentales en el caso de Aiete, como se dice más arriba
El recorrido finaliza con una sección cronológica que visualiza por años el patrimonio que ha ido desapareciendo e incorporan a esta recopilación otras construcciones que pueden demolerse en un futuro próximo, como el caserío Txanpuene.