Archivo de la categoría: Análisis

Aumenta un 16% el número de viviendas turísticas ofertadas a través de Airbnb entre 2021 y 2022

En Aiete se ha pasado de 48 a 56 viviendas de alquiler, con el mismo porcentaje de incremento: 16,7 %
El precio medio de las viviendas turísticas también ha aumentado significativamente de 2021 a 2022, un 20,6%.

Vivienda turística. (Foto: Inaxio Esnaola)

Durante la pandemia, lógicamente, se redujo el número de turistas que visitó San Sebastián y, con ello, se redujo la oferta de viviendas turísticas. Sin embargo, la situación previa a la pandemia ha vuelto, y los turistas también han vuelto a la ciudad. Así, el grupo de geógrafos Haritik Hirian ha analizado los datos de las viviendas turísticas que se ofrecen en San Sebastián a través de la plataforma Airbnb, a partir de los datos del portal Inside Airbnb. Josu del Campo y Jon Macías forman parte de Haritik Hirian.

[¿Qué es Airbnb?




Airbnb bidez eskaintzen diren etxebizitza turistikoen kopurua %16 igo da 2021etik 2022ra

Etxebizitza turistikoen batez besteko prezioa ere nabarmen igo da 2021etik 2022ra: %20,6.

Etxebizitza turistikoa. (Argazkia: Inaxio Esnaola)

Pandemian zehar, logikoa den moduan, Donostia bisitatu zuen turista kopurua murriztu egin zen, eta, horrekin batera, etxebizitza turistikoen eskaintza ere gutxitu egin zen. Ordea, pandemia aurreko egoera itzuli da, eta turistak ere itzuli dira hirira. Horrela, Haritik Hirira geografo taldeak Airbnb plataformaren bidez Donostian eskaintzen diren etxebizitza turistikoen datuak aztertu ditu, Inside Airbnb atariko datuetan oinarrituta. Josu del Campok eta Jon Maciasek osatzen dute Haritik Hirira.

Están desmontando el servicio de salud en Donostia

S.O.S. del que se hacen eco personas aietearras seguidoras de esta web y piden que se convoque una gran manifestación, comprendiendo que los jefes de servicio del Hospital Donostia se tengan que desmarcar de la promoción de estas movilizaciones.

Los intereses privados que amenazan la salud pública, están detrás de los ceses y dimisiones en Osakidetza. Entre los más favorecidos por esta gobernanza, se encuentran multinacionales del sector privado, como grandes farmacéuticas.

Salud | Los intereses privados que amenazan la salud pública, detrás de los ceses y dimisiones en Osakidetza – El Salto – Hordago (elsaltodiario.com)

La infame Copa del Mundo de Qatar

  1. Los trabajadores

El 23 de marzo de 2021 el británico The Guardian publicó un informe en el que asegura que «más de 6.500 trabajadores migrantes de India, Pakistán, Nepal, Bangladesh y Sri Lanka han muerto en Qatar desde que hace diez años ganó el derecho a albergar la Copa del Mundo».

Los migrantes componen casi la totalidad de la fuerza de trabajo del país, soportan jornadas de casi 20 horas con temperaturas de 50 grados, viven en condiciones precarias y construyeron los ocho fastuosos estadios donde se jugará el mundial, seis de los cuales se desmantelarán apenas deje de rodar el balón.

Vaya perra han cogido con “Salvar la Navidad”

Creo que la palabra más repetida, desde que nos atacó despiadadamente el bicho, es “salvar”. Y no sé a ustedes, pero a mí esa palabra siempre me ha perecido sospechosa. Siempre pensé que, cuando la usamos, estamos escondiendo algo. Hay veces que no, ya lo sé. Hay veces en que, de verdad, se trata de salvar vidas, de reforzar techos antes de que se llenen de agujeros, de intentar que la precariedad no sea siempre el perro flaco al que le acuden más pulgas que ronchas de miseria al sabio pobre de Calderón. Ya sé que a veces la palabra salvar está más que justificada. Pero igual son las menos.

Salud o economía. ¿Es realmente cierto ese dilema?

¿No hay un término de esa ecuación que tenga prioridad en su solución? Observemos la experiencia. China, origen de la pandemia, aplicó medidas tremendamente restrictivas, primero en Wuhan y su provincia (65 millones de habitantes), luego, en el país allí donde hizo falta. Y llevan siete meses con la pandemia controlada. Con restricciones inmediatas al menor brote. Allá donde sea. Con la salud asegurada, se reactivó la economía ayudada por el Estado, primero la obra pública y la sanidad, luego las exportaciones, luego el consumo interno. Y ahora está creciendo a casi un 5%, contribuyendo a relanzar la economía mundial a medio plazo. Ciertamente, es un régimen autoritario, pero ¿Nueva Zelanda?, que, mediante medidas persuasivas, ha tenido menos de 20 muertos y ha mantenido el empleo a partir de la seguridad sanitaria. En cambio, si un país desescala por ansiedad económica antes de tiempo, sectores enteros se hunden, como el turismo, porque nadie quiere ir a pasar las vacaciones con el virus. O sea, que sin salud no hay pesetas. No hay nada en realidad.