Archivo de la categoría: Análisis

Vaya perra han cogido con “Salvar la Navidad”

Creo que la palabra más repetida, desde que nos atacó despiadadamente el bicho, es “salvar”. Y no sé a ustedes, pero a mí esa palabra siempre me ha perecido sospechosa. Siempre pensé que, cuando la usamos, estamos escondiendo algo. Hay veces que no, ya lo sé. Hay veces en que, de verdad, se trata de salvar vidas, de reforzar techos antes de que se llenen de agujeros, de intentar que la precariedad no sea siempre el perro flaco al que le acuden más pulgas que ronchas de miseria al sabio pobre de Calderón. Ya sé que a veces la palabra salvar está más que justificada. Pero igual son las menos.

Salud o economía. ¿Es realmente cierto ese dilema?

¿No hay un término de esa ecuación que tenga prioridad en su solución? Observemos la experiencia. China, origen de la pandemia, aplicó medidas tremendamente restrictivas, primero en Wuhan y su provincia (65 millones de habitantes), luego, en el país allí donde hizo falta. Y llevan siete meses con la pandemia controlada. Con restricciones inmediatas al menor brote. Allá donde sea. Con la salud asegurada, se reactivó la economía ayudada por el Estado, primero la obra pública y la sanidad, luego las exportaciones, luego el consumo interno. Y ahora está creciendo a casi un 5%, contribuyendo a relanzar la economía mundial a medio plazo. Ciertamente, es un régimen autoritario, pero ¿Nueva Zelanda?, que, mediante medidas persuasivas, ha tenido menos de 20 muertos y ha mantenido el empleo a partir de la seguridad sanitaria. En cambio, si un país desescala por ansiedad económica antes de tiempo, sectores enteros se hunden, como el turismo, porque nadie quiere ir a pasar las vacaciones con el virus. O sea, que sin salud no hay pesetas. No hay nada en realidad.

¿Quousque tandem abutere, Coronavirus, patientia nostra?

¿Quousque tandem abutere, Catilina, patientia nostra? fue una frase pronunciada por Cicerón, famosa por ser la primera oración de la Primera Catilinaria, que tanta gente del siglo pasado tenía como texto para traducir del latín

Se trascribía, recuerden, como «¿Hasta cuándo abusarás, Catilina, de nuestra paciencia?«

Estas palabras fueron pronunciadas delante del Senado romano el 8 de noviembre de 63 a. C. Aquí fue cuando Cicerón dio a conocer la conjura que preparaba Lucio Sergio Catilina, político romano acusado de conspirar contra la República, para hacerse con el poder absoluto.

Prest gaude?

Uste dut, birusa bezala, musukoak ere Txinatik zetozela esan zigutenean ohartu ginela zeozer ez zegoela ondo.

Horregatik erabaki dugu logikoa dela bertako produktuak kontsumitzea. Eta ohartu gara ezetz, ez dela normala hemendik milaka kilometrora landatu den zainzuri batek, bi hegazkin eta hiru kamioi behar dituen bidaia bat egitea, arrautzarik ez duen maionesa batekin jan dezagun.

Eta horregatik sinistu dugu auzoko denda txikietan erosiko dugula hemendik aurrera, betiko merkatura joan eta, gaur arte, ondo orraztuta gindoazen begiratzeko bakarrik erabiltzen genuen erakusleiho atzean dagoen dendara sartuko garela arropa probatzera.

Conversaciones con Amador Fernández-Savater

Volvemos al encuentro con Amador en esta situación tan especial

SONY DSC

10 reflexiones, juicios, ideas sustanciales

1. Charla con amigos en fase 3: «estoy muy raro» me dice uno, «me encuentro revuelta» me dice otra.

A mí me pasa lo mismo. Raro, descolocado, desorientado. «Me he quedado a vivir en la fase 0», bromeo. Trabajo lo menos posible, paso mucho tiempo en casa, sólo me animo a los encuentros significativos.

SONY DSC

2. Pienso lo siguiente: estar raros significa que algo no encaja, que nosotros mismos no encajamos, que algo se ha roto, que hay un desajuste, un desacople.