Cuando apenas hay luz y aparecen te dan un susto de muerte

Con esto del toque de queda se han perdido los paseos nocturnos, entre otras cosas. Ahora, disfrutar del placer de estar caminando por las aceras de Aiete, sin ruido, sin coches, solo es posible a primera hora de la mañana. Y para eso hay que madrugar, como lo hacen los ‘runners’ o los paseantes menos perezosos.

Pero volverá el otoño, y el horario de invierno, y como dice Baltasar, volverá la oscuridad. Pero quizás, es un suponer, llegarán las vacunas -pero no las administrarán, vaya usted a saber la razón-, pero si por lo que sea, por fin sometemos al Covid 19 -y los que gobiernan dejan de hacerlo tan mal-, saldremos a pasear a oscuras porque las copas de los árboles son opacas y no se dejan atravesar por la luz; cuando es de día sí, la luz se va colando por entre las hojas mientras paseamos, compartiendo bidegorri nuevo y flaco, a veces

Quizás la Concejala Delegada de Transición Ecológica y Medio Ambiente no se de por aludida, ella dice que poda los árboles que pide la vecindad, pues la de Aiete lo pide, Baltasar insiste.

10 años, o más, sin podar los árboles de Aiete (Paseo de Oriamendi, paseo del Alto de Errondo, calle Izaburu, paseo de Aiete etc)

La luz es vitamina y cambia las perspectivas, los reflejos, la forma de ver y de ser vistos. La noche no, y necesitamos farolas que alumbren las aceras, no las copas de los árboles

6 comentarios en “Cuando apenas hay luz y aparecen te dan un susto de muerte

  1. Garazi Loperena

    Lo que escribe Baltasar debería tener el respaldo de todos, sobre todo de las mujeres que han de circular por ese paseo de Aiete (y lo mismo pasa en el paseo de Oriamendi o en el de Errondo y en otros lugares)
    La concejalía que se va cambiando de nombre para cada ocasión (medio ambiente, espacios públicos, sostenibilidad, mantenimiento urbano, impulso económico) debería escuchar voces como las de Baltasar porque representan el sentir de la ciudadanía

    Responder
  2. begoña barroso

    Yo misma he ido al ayuntamiento para denunciar esa situación, muchas veces, a lo largo de mucho tiempo. Vivo en Etxadi y trabajo en Munto. A la noche da miedo pasar por esa acera

    Responder
  3. KLou

    Me sumo a las quejas por la grave falta de alumbrado en el barrio de Aiete. Por las mañanas antes de las 8h hago el recorrido en coche hasta Axular Lizeoa. Durante los meses de invierno a esta hora todavía es de noche y, debido al alumbrado deficiente en el trayecto, la visibilidad es muy mala (ni os cuento cuando está lloviendo), sobre todo en los cruces de peatones utilizados por muchos niño/as del barrio para llegar a sus respectivos colegios. En particular, la acera entre Aiete Ikastetxea y Axular está totalmente en la oscuridad ya que las farolas están situadas en el otro lado de la carretera y tapadas por los árboles. Esto da una sensación de mucho peligro e inseguridad. Soy familiar de una víctima mortal de un atropello en un cruce de peatones y no quiero que ninguna familia tenga que pasar por lo que hemos pasado nosotros. ¡Estamos hablando de la seguridad de nuestros hijo/as!

    Responder
  4. Lala Cristal

    Resulta muy difícil asumir que estemos en una democracia representativa y las personas elegidas que se adornan con tantos títulos sean incapaces de ver lo que los electores, es decir las personas que viven y sufren en su ciudad, manifiestan, con la premura de Klou

    Responder

Responder a Marife Lopetegui Cancelar respuesta