«El tiempo que queda va a ser duro, pero no perdamos la esperanza».

Mari Carmen Garmendia el pasado domingo habló para el DV

Mari Carmen Garmendia, en los jardines de Aiete, foto de Jose Mari López

«Este virus nos ha traído muchas limitaciones y bastantes sinsabores pero cada uno tenemos resortes para tirar para adelante. Eso sí, mejor hacerlo acompañados que en soledad, mejor darse la mano que la espalda», señala Mari Carmen Garmendia

Pues bien, Mari Carmen dice en el DV que «la pandemia está llena de incertidumbres», sí, y la situación «no es fácil ni seguirá siéndolo, el sufrimiento está presente», sin embargo tiene clara una cosa: «Tenemos capacidad de respuesta. El sistema de salud, los médicos, poseen mayor conocimiento que el que tenían hace unos meses y nosotros, los ciudadanos, vamos acumulando una experiencia que nos permite manejarnos mejor en esta situación» generada por el coronavirus. Pero, ¿saldremos más reforzados una vez escampe, tal y como se viene escuchando como un mantra estos días? No cree que sea ese el término adecuado. «No me atrevería a decir ‘reforzados’. Sí saldremos con una experiencia de vida de la que habremos aprendido muchas cosas, algunas muy dolorosas y otras, positivas y satisfactorias incluso», afirma.

También se dice que seremos mejores ciudadanos, capaces de valorar todo lo que en el día a día asumimos como habitual y de generar lazos nunca imaginados y en este sentido, considera más que admirable la ayuda ofrecida por el servicio del personal sanitario. «Yo, por mi compromiso social vinculado al trabajo voluntario a tres patronatos: Matia Fundazioa, Centro Nazaret y Fundación del Aquarium he visto que las reacciones están siendo de quitarse el sombrero. En la atención a las personas mayores, he visto un comportamiento extraordinario y una dedicación y entrega enormemente gratificante, tanto desde el punto de vista de los cuidados físicos como de la parte emocional. Desde que se inició la pandemia he sido testigo directa del modo en el que se han adecuado los cuidados en nuestro territorio y hay razones para ser un punto de referencia de cómo hay que adaptarse a lo que la pandemia nos ha traído. De todas formas, hay un ejercicio de responsabilidad individual y colectiva que no podemos perder de vista. El cumplimiento de las normas sanitarias tiene que ser muy serio, no podemos tener ningún despiste o hacer dejación como si esto no fuera con nosotros porque tiene una serie de consecuencias que todos conocemos».

Lo que nadie sabe con certeza es «el tiempo que va a durar esto, pero a las personas afectadas les diría que no pierdan la esperanza».

Presentando el Aiete Kantuz, Aiete Eraikiz (Katxola, 27 Octubre del 2018)

Mari Carmen Garmendia (Ormaiztegi, 1947) es presidenta de Matia Fundazioa, doctora en Psicología, también ha ocupado cargos como el de consejera de Cultura del Gobierno Vasco y secretaria de Política Lingüística.

Y es una activa y entrañable mujer, presente en diversos actos culturales, festivos, identitarios del barrio

Entre otras muchas actividades:

Presentó el Aiete Kantuz, Aiete Eraikiz (Katxola, Octubre del 2018)

Nos guió en el “Conociendo Aiete palmo a palmo” con su euskera fácil y brillante (3 Octubre 2018)

Participó muy activamente en los diferentes actos de recuerdo de Manuel Matxain que se llevaron a cabo a lo largo de los años 2016 y 2017.

En las activas reuniones por el Bosque de Miramón y el Ambulatorio, a lo largo de los 2013, 14 y 15, y fue factótum principal en la Aiete Ikastetxea

Una fecha especial para nosotros fue el 3 octubre 2010, cuando celebramos la primera fiesta del Txotx en Katxola. Allí estaba Mª Carmen Garmendia, que como consejera de Cultura del Gobierno Vasco, firmó en el 2000, el Decreto por el que se declaró a Katxola Conjunto Monumental; con esa firma salvó al caserío de la ruina

1 comentario en “«El tiempo que queda va a ser duro, pero no perdamos la esperanza».

  1. Jabier

    Gracias a Mari Carmen por su excelente discurso
    Además debo decir que el ejercicio de responsabilidad individual no solo no se debe perder de vista sino que es básico. Todo empieza por uno mismo y por la burbuja que ha de crear para que esta pandemia vaya revertiendo. De cualquier manera esto va para largo, No lo olvidemos.
    LaS vacunaS llegaráN pero dudo mucho que en el primer tercio del próximo año gran parte de la población esté vacunada

    Responder

Deja un comentario