Sin salud no hay economía

La viróloga Margarita del Val, una de las expertas más reputadas del CSIC, ha adelantado que la pandemia por el coronavirus va a durar muchos meses y ha zanjado con una única frase el debate sobre si hay que priorizar la economía o la salud. “Sin salud no hay economía

Más claro, el agua.

Arantza Tapia es una Consejera del Gobierno Vasco acostumbrada a los medios y además le gusta comparecer en ellos. La Consejera está convencida de que tenemos por delante una larga travesía en la que habrá que “combinar el cuidado de la salud pero también de la economía”

Estos días tenemos un ejemplo muy vivo, muy de primera línea, de que sin salud no hay economía: El Reino Unido ha desaconsejado que se venga a España a hacer turismo. (Euskadi puede perder 124.000 turistas británicos). Han saltado todas las alarmas. En lo que se refiere al asunto que nos trae, la reflexión es que Boris Johnson ha tomado esta decisión por los rebrotes de coranavirus (Sin importar que en el caso de Canarias o Baleares los efectos del Covid 19 sean menores. Los rebrotes han arruinado la economía de esas dos regiones, según dicen sus titulares)

Para un responsable hotelero vasco el problema de este tipo de medidas “No es tanto el impacto en nuestras reservas, sino la imagen que proyectamos. Es un paso atrás en el camino que estábamos tomando para seguir adelante”

Podemos abrir hoteles, bares, centros de ocio, no fiestas, etc, etc, pero si hay rebrotes arruinamos la economía.

Se abren los locales y se tienen que cerrar, o sea que no hemos ganado nada: no se salvaguardan puestos de trabajo. Para más inri, “lo malo es que hemos abierto, comprado suministros, almacenado nuevas cosas, empezado a contratar y ahora la gente, asustada, no viene y tenemos que parar”, como dicen algunos dueños de bares.

Margarita del Val aconseja “Lo que hay que hacer es ir hacia una situación sostenible porque esto va para muchos meses. Confío en la vacuna” (Los atorrantes no)

Y continúa la experta: “Lo peligroso de la situación actual con el coronavirus es que se está transmitiendo de una manera más silenciosa y en cualquier momento nos puede dar un susto cuando empiece a subir la edad y vuelva a haber personas mayores contagiadas y en las UCIS”.

Deberíamos estar preparándonos ahora, que es la época de más bonanza a pesar de que estemos en una pequeña oleada. Hay que hacer más diagnósticos porque aumentarán las enfermedades respiratorias en otoño”, subrayó.

Aunque nos cueste hay que mantener la distancia con la familia y los amigos, hay que estar con pocas personas. Si no, vamos a contagiar a los que más queremos y habrá un problema”.

Y deberíamos de estar todos a una por mucho que nos guste dar el cante

6 comentarios en “Sin salud no hay economía

  1. Josean Cabrera

    Nos han mentido a todos , en España como en Francia, las personas están enfadadas y con razón .
    En Febrero y en Marzo las mascarillas eran necesarias y había que haber dicho: no estamos preparados, nuestros sistemas públicos de Salud en ambos países los han saqueado a la baja desde años atrás , bien. Tenían que haber dicho, háganselas uds., y habríamos sacado a la calle millones de mascarillas.
    Personalmente, las traje de G B a fines de Enero. Los chinos, coreanos y japoneses nos llevan la delantera en prevenirse colectivamente ante las pandemia,
    Leves o graves.
    Cuando entraba en un súper y no se podía guardar la distancia , cual rara avía , me la ponía , ante la general sorpresa, nadie me obligaba a ello. Hoy que es obligatorio, sigo haciendo lo mismo, cuando hay distancia y en espacios abiertos sigo sin llevarla.
    Os recomiendo oigáis la entrevista en la Tv5 francesa del Dr. Perronne , está en YouTube ,director de una clínica de Marsella, especialista en Epidemiología y donde se dio el menor porcentaje de muertes en pacientes críticos , afectados con neumonías, gracias a su terapia. Solo un 4% de muertes frente al 20% en el resto de Francia. Merece la pena.

    Responder
  2. Angel Lizardi

    Podemos disfrutar de la paranoia que nos haga felices “ahora y siempre he tenido razón y por los siglos de los siglos”. El solipsismo, del latín «[ego] solus ipse» (traducible de forma aproximada como «solamente yo existo»), defiende que el sujeto pensante no puede afirmar ninguna existencia salvo la suya propia. Pues eso, que dios te guarde. El texto que acabo de leer se apoya en Margarita del Val, que nada tiene que ver ni con gobiernos, ni con engaños, de ningún tipo, es una científica. Cuídate Josean y al menos los que te rodean estarán más protegidos

    Responder
    1. Josean Cabrera

      A Margarita del Val le tengo en gran estima personal y Cientifica .
      Creo que utilizas lo que dice para mezclarlo con otros mensajes más políticos y de políticas que no han sido previsoras de lo que se avecinaba.

      La crítica al poder omnímodo de las castas no le gusta.

      A los científicos se les escucha cuando interesa a los políticos Y solo parcialmente.

      No te lo tomes como crítica personal, ignoraba quién era el autor…

      La búsqueda de la verdad nos hace más libres.

      Responder
  3. Bixen

    Los donostiarras subvencionarán a la hostelería.
    El Gobierno Municipal (PNV-PSOE) rebaja un 66% el recibo de terrazas a la hostelería por la pandemia.
    No hay dinero para las personas más necesitadas, pensionistas o jóvenes pero SI para los hosteleros. En esta situación, se debería de aprender q cuando tocan vacas gordas, hay que hacer bolsa para cuando lleguen las vacas flacas, y no llorar.
    Los hosteleros no son los más necesitados

    Responder
  4. Luis Enjuanes,virólogo

    Considerado el mayor experto en coronavirus de España, ha alabado la actuación del Gobierno durante la pandemia y ha cargado contra otros partidos que, en su opinión, sólo han intentado sacar rédito político de la situación.
    El experto ha asegurado que el Gobierno dio una “respuesta eficaz” y ha subrayado que “debemos estar muy agradecidos” al Ejecutivo de Pedro Sánchez “por la eficacia que han tenido en el control de la epidemia”.
    “Y además por su temple ante la situación política de muchos partidos que buscaban simplemente un rédito editorial”, ha añadido el científico, que ha llamado no obstante a “seguir trabajando para eliminar estos brotes que ahora nos están asaltando”. “Son controlables, pero no estamos en estos momentos seguros si van a continuar hasta darnos una segunda ola”, ha avisado Enjuanes
    “Todavía, a pesar de todo, hay muchas personas que dudan entre apoyar al Gobierno para que aumente las medidas de presión para controlar la pandemia o liberar el tema para mejorar la economía. No hay duda: lo que hay que hacer es controlar la pandemia porque, sin eso, la economía no va a mejorar en absoluto”, ha advertido el experto.
    Enjuanes ha subrayado que todo eso ha quedado demostrado históricamente con la epidemia de gripe de 1918, cuando los estados que intervinieron primero y con más fuerza fueron los primeros que resolvieron el problema y salieron de la situación con menos pérdidas económicas.

    Responder
  5. ¿Qué está pasando con la juventud?

    Por diferentes causas, son el colectivo o franja de población sobre los cuales resulta más cómodo y barato (electoral y económicamente) responsabilizar. No conviene confundirse desde el principio: responsabilizar a la juventud y generar un relato sobre su irresponsabilidad, holgazanería e insensatez no es el fin, sino un medio. Un medio útil para neutralizar de forma preventiva eventuales procesos de protesta que puedan estallar como consecuencia natural de la situación de precariedad que les afecta y por ser un estrato de población que reta de forma permanente al sistema cultural y político y que lo enfrenta a sus propios límites, en la medida en que incorporan nuevas prácticas, creencias, talentos y creatividad, así como reivindicaciones y formas de participación, en ocasiones, claramente vanguardistas, que el sistema no está dispuesto a reconocer.

    Y en el Estado español y sus pueblos y naciones, estos cruces intergeneracionales han ido siempre en favor de las generaciones de mayor edad, que electoramente resultan precisamente las más útiles y provechosas para quienes precisan de las mismas en las sucesivas revalidaciones electorales. La juventud se caracteriza por los altos niveles de abstención electoral, lo cual no indica, sin embargo, que sea un grupo social al margen de los problemas actuales. Sucede que las élites constituidas disponen del proceso electoral como una fuente de legitimidad, pero también como la forma de participación política más institucionalizada y controlada de cuantas existen, en todas sus fases gestionada por ellas mismas. Por ello, tratan de fomentar que sea la más relevante o, mejor aún, la única.

    Cualquier otra manifestación pública y colectiva de participación política resulta desmandada y con resultados o tendencias de futuro no controladas. En el proceso electoral el gobernante actual se arriesga, como mucho, a perder el poder a nivel institucional y a mantener cierto peso desde la oposición como sucede en los sistemas parlamentarios. Pero el riesgo de perder el poder es, frente a la participación alternativa a nivel social, una expectativa que compensa la elevadísima institucionalización del proceso.

    El sistema político, de esta forma, sanciona a los jóvenes por no participar en el cauce institucional, y la sanción se recrudece no porque no voten, sino porque puedan continuar conservando la expectativa de un 15M o de ejercitar formas alternativas de participación política como las huelgas, las manifestaciones o las protestas de diferente signo. Y, además, porque sancionar a los jóvenes, trasladándoles la responsabilidad, con el coste que eso podría suponer por la respuesta que ello generaría desde la juventud resulta muy barato: son pocos quienes devolverán electoralmente la réplica. A nivel económico, la gran crisis que agravará los ya estructurales niveles de paro entre la juventud prepara ya el terreno de la opinión pública mediante mecanismos de contención, preventivos, que eviten cualquier respuesta por parte de la juventud y de crítica al sistema político.
    Bernabé Aldeguer

    Responder

Responder a Luis Enjuanes,virólogo Cancelar respuesta