El tejado de Katxola (Lau teilatu)

El caserío es un edificio de planta rectangular con dos alturas y cubierta a dos aguas con caballete perpendicular a la fachada principal.

Estos días una empresa especializada ha hecho la obra que necesitaba el tejado tras los temporales que le han azotado durante el violento inverno.

Han ejecutado un trabajo a conciencia, repasando todo el tejado, teja a teja, hilera a hilera, prestando especial anterior a las tejas y el refuerzo de los bordes, con la esperanza que aguante otros tantos años.

El tejado está correctamente impermeabilizado, dispone de una superficie de “onduline bajo teja”, que es un sistema diseñado para ofrecer una total garantía de estanqueidad. Este medio ha evitado que, aunque se muevan o desplacen las tejas, aparezcan las molestas goteras o humedades en el caserío.

Una vez más, lo hacemos con satisfacción, hemos de agradecer el excelente trabajo de los arquitectos y responsables de la reconstrucción del caserío. Hicieron un trabajo perfecto. No dejaron nada por amarrar. Y a los trabajadores y responsables del arreglo actual del tejado; ellos no han suspendido su brega por confinamiento y han pasado todo el día en la labor. Cierto, el lugar no puede ser más bello.

A ellos les dedicamos

Lau teilatu

Cuatro Tejados

Estamos aquí

y estoy contento

seguro que tu padre también;

y qué bien… ¿Cómo está

tu bufanda blanca?

Sobre cuatro tejados

la luna en medio y tú

mirando hacia arriba

sostienes el humo en tus manos

y con un soplo

vendrá hacia mí

y de nuevo seremos

felices

en las fiestas de cualquier pueblo

Dulcemente

cántame

María Solt de Benito

No llores

estás blanca y las lágrimas

borran tu color

Sobre cuatro tejados

la luna en medio y tú

mirando hacia arriba

sostienes el humo en tus manos

y con un soplo

vendrá hacia mí

y de nuevo seremos felices

en las fiestas de cualquier pueblo

Contentos y felices, mañana

volveremos

con un poco de champán

estamos sin dinero pero

las estrellas están con nosotros

al son de un piano

Sobre cuatro tejados

la luna en medio y tú

mirando hacia arriba

sostienes el humo en tus manos

y con un soplo

vendrá hacia mí

y de nuevo seremos

felices

en las fiestas de cualquier pueblo

Deja un comentario