Entrevista a Juan Mari Odriozola, técnico de Parques y Jardines del Ayuntamiento de San Sebastián

Árboles que crecen entre cemento” es una crónica de CRISTINA TURRAU, del Diario Vasco, adaptada para esta web

Viernes, 20 marzo 2020, 06:35

«Tenemos un patrimonio de arbolado similar o mayor a cualquier ciudad europea equivalente a la nuestra pero con mucho menor presupuesto»

Llevamos años con esta canción ¿Por qué el ayuntamiento no dedica una parte de los ingresos a esta inversión?

En San Sebastián hay 40.000 ejemplares inventariados, sin contar con los que existen en grandes parques como Urgull o Ametzagaña, que duplican esta cifra. Los árboles que crecen entre el cemento son todo un reto para la sección de Parques y Jardines del Ayuntamiento de San Sebastián. «Los donostiarras sienten los árboles de manera intensa, para bien o para mal; el tema llega y es que los árboles son importantes en la vida del ser humano, y más para el humano urbanita», afirma Juan Mari Odriozola, técnico del departamento.

Esta cifra de árboles urbanos supone una gran carga de trabajo. «Tenemos un patrimonio de arbolado similar o mayor a cualquier ciudad europea equivalente a la nuestra pero con mucho menor presupuesto», dice. Las cosas están cambiando desde los tiempos en que se pensaba que los árboles se cuidaban solos y en el Ayuntamiento se empieza a ser consciente de ello. «El arbolado es actor principal para evitar los efectos del cambio climático y mitigar la ‘isla de calor’ que hay en las ciudades provocada por el hormigón y el asfalto. En zonas arboladas, la diferencia de temperatura es de 4 grados, al margen de la sensación de bienestar que recibe quien está en ellas».

Hasta no hace mucho no se reparaba demasiado en los cuidados de los árboles. «Parecía que crecieran solos, pero tal y como se están planteando las ciudades son necesarios los trabajos de acondicionamiento del suelo y apostar por la calidad y la adecuada elección del arbolado para que luego no se generen afecciones ni molestias».

Los vecinos reclaman podas en muchas ocasiones. «La idea de que hay que podar el árbol para que esté saludable no es correcta», dice el técnico. «El árbol ideal es el que no se poda ya que tiene suficiente espacio en su entorno y genera una estructura que no es problemática».

Pero esta es la situación ideal, algo que no siempre se da en las ciudades por elecciones que vienen del pasado. «Los árboles que se podan son de otra época. Las especies que había eran muy limitadas y se plantaban en lugares con poco espacio y había que podar. Con un patrimonio arbóreo como el que tenemos no podemos destinar tanto esfuerzo a las podas y hay que elegir bien el arbolado. Se trata de ir transformando situaciones problemáticas en otras que sean gestionables por sí mismas. Hablamos de mantenimiento sostenible por sí mismo. Plantar un árbol que no dé problemas. Queda mucho árbol plantado en una época sin cuidado de las distancias y sin reglas de plantación claras».

También están los proyectos urbanísticos de promociones privadas en las que se plantan árboles cuyo mantenimiento asume el consistorio. «Trabajamos para que la elección de las especies sea coordinada», dice.

Hay que corregir errores del pasado. «El arbolado en un medio natural tiene un recorrido y unos condicionantes que no son los mismos en el entorno urbano. Hay que gestionar el riesgo y admitir que una calle no ofrece las condiciones ideales para un árbol. Su vida en entorno urbano no es la misma que en un entorno natural. En un entorno urbano sufre afecciones por obras, contaminación, etc.».

¿Dónde están los mejores árboles de San Sebastián?

La foto es del año pasado, pero no es difícil imaginar que hoy estará así, aunque no podamos ver el delicioso jardín

«Por su tamaño y porte, están en los parques, porque tienen más espacio para desarrollarse. Pero cualquier árbol puede resultar magnífico. Cuando se ha elegido la especie adecuada y un árbol está ‘en su sitio’, aporta unos beneficios superiores a los perjuicios que pueda ocasionar».

Nota mental: Los más hermosos árboles están en los Jardines del palacio de Aiete. Al lado del palacio está plantado este castaño que ha brotado de un esqueje del árbol que Anna Frank veía desde su ventana, cuando estaba escondida de los nazis y, confinada, no podía salir de casa

Una ayuda para el departamento de jardinería son los planes de empleo de Fomento San Sebastián. Se contrata a personas en paro de larga duración y sin formación específica que aprenden y disfrutan con el trabajo. (Nota.- Está subvencionado por un programa de Lanbide para contratar a este colectivo específico de desempleados)

«Este año han repoblado los manzanos de Munto, han hecho plantaciones en Cristina Enea y repoblaciones forestales en el camino de Marbil, en Igeldo. Han aportado ‘mulch’ -capa de materia orgánica- en la base de los árboles, han puesto trampas de procesionaria, además de realizar tareas de mantenimiento en los antiguos viveros municipales».

La primavera sigue sorprendiendo. «Este año se ha adelantado mucho y hemos decidido plantar los árboles que faltan a finales de otoño para proteger adecuadamente su crecimiento. Con el tema del coronavirus la decisión ha sido también un acierto».

Las últimas flores del invierno no tienen quién las admire

El mejor momento para disfrutar de las flores de invierno es el inicio de la primavera. Es lo que explica. Antes de que el coronavirus nos encerrara en casa, en los jardines de Aiete pudimos disfrutar de flores que parecían plantadas por primavera. Y no es así. «En los jardines queda la planta de invierno con algunos bulbos de flor -tulipanes, narcisos o jacintos-, que están terminando de brotar».

Las flores de invierno están más bonitas cuando acaba la temporada, cuando hay más luz y mayor temperatura. «De aquí a tres semanas los macizos van a estar muy bonitos», explica el técnico. En cuestión de flores hay dos temporadas, como antes en la moda: la de otoño-invierno y la de primavera-verano. «En el vivero estamos preparando las nuevas plantas. Como marzo y abril son meses inciertos en cuanto a la meteorología, las plantaremos a partir de mayo. Tradicionalmente, las flores de primavera se plantaban por San Isidro, hacia el 15 de mayo».

Pero la primavera nunca ha tenido reglas y a veces se adelanta. «Este año se ha anticipado muchísimo y hay plantas que son de primavera y están floreciendo ahora, en marzo».

3 comentarios en “Entrevista a Juan Mari Odriozola, técnico de Parques y Jardines del Ayuntamiento de San Sebastián

  1. Josemari

    Amigo Baltasar se ve que los antecedentes del técnico responsable de Parques y Jardines no han sido convincentes para ti, …bainan, bainan, gezurrak buztana motz (agua pasada no mueve molino); lo que puede querer decir en la entrevista es que hay 40.000 árboles en San Sebastián y que al menos el ayuntamiento debería dedicar 10 euros por árbol y ahora no destina ni medio para su mantenimiento y repoblación. Y en eso tiene razón. El responsable de la situación del arbolado en Aiete no es el Dto de Parques y Jardines, es el Gobierno Municipal, que destina sus recursos a ornamentos fútiles y fastos innecesarios…Y en eso…Tenemos más fuerza de la que creemos suele decir Ada Colau

    Responder
    1. Baltasar

      Buenos días Josemari.
      Has detectado como son mis relaciones con el técnico.en cuestión.
      Me gustan los árboles por todos los beneficios que aportan a la vista al clima y al medio ambiente, procedo de una región seca de la meseta castellana (parameras)precisamente donde no los hay, y allí lo noto, los pocos que había desaparecieron a mitad del siglo XX por motivos de concentración parcelaria y dejaciones de repoblaciones.forestales
      Aquí en nuestro entorno en Donostia es justo reconocer, apreciar la vistas y el verdor diariamente al abrir las ventanas todos los días en primavera y verano encontrarse con arboles.
      Pero también a nivel general hay zonas con deficiencias exageradas en varios arboles que precisan de mayor atención y mantenimiento municipal en lo que respecta a podas y algún que otro talado por perjuicios en el alumbrado, seguridad peatonal y a la perdida panoramica de ese «marco incomparable» que tanto se presume.
      Y, Josemari decirte que también las discrepancias particulares con ese tecnico de Parques y Jardines y sus Concejales superiores están relacionadas con la existencia de un tipo de arboles muy, muy perjudiciales por sus raices que estan perjudicando las aceras y viales públicos en concreto entorno Plaza de Munto , D.Marañón y calle Palacio llegando a afectar a propiedades privadas en algún caso con riesgos para viviendas.
      Excusas por la extensión y de estos malestares se sacaran motivaciones y fuerzas para el futuro mas reciente, en el mismo o parecido sentido del párrafo final de tu escrito.

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.