Euskaraldia 2020 calienta motores en Aiete

Chapas identificativas de los ‘belarriprest’ y ‘ahobizi’. USOZ

La Comisión de Aiete tiene esta tarde la primera cita

Seis de la tarde

Topaleku

Sala Lizarra

La Comisión de Aiete ya se ha puesto a trabajar en el nuevo ejercicio a favor del uso de euskera y convoca a toda la vecindad a la cita del Topaleku

Una nueva edición de Euskaraldia ha comenzado ya su andadura en Aiete con la vista puesta en noviembre de 2020. El comité impulsor de esta iniciativa para el uso cotidiano del euskera, trabaja ya en la segunda edición, que se llevará a cabo entre los días 20 de noviembre y 4 de diciembre del año que viene.

La novedad es que tendrá una mayor duración, quince días en vez de once, y también quiere crecer en otros ámbitos más allá del número de jornadas. El próximo Euskaraldia quiere incidir en más situaciones, espacios y relaciones, según la organización, que ha invitado a Lantxabe y a entidades de cualquier tipo a que creen, impulsen y protejan en su interior espacios en los que relacionarse en euskera, que se denominarán ‘Ariguneak’.

¿Qué es Euskaraldia?

Un ejercicio social para activar a todas aquellas personas que saben hablar euskera o que, sin dominarlo, lo entienden para que faciliten e impulsen su utilización.

¿Cuáles son sus objetivos?

Influir en los hábitos lingüísticos de los hablantes para extender la práctica del euskara.

Roles:

‘Ahobizi’, persona que habla en euskera a todos los que lo entienden. ‘Belarriprest’, quien entiende el idioma y quiere que le hablen en él. ‘Ariguneak’, espacios en los que relacionarse en euskera impulsador por instituciones públicas, empresas, comercios y asociaciones.

Sea como fuere, la práctica para lograr cambios en los hábitos lingüísticos continuará teniendo como eje los roles de ‘ahobizi’ (persona que habla en euskera a todos los que lo entienden), y ‘belarriprest’ (quien entiende el idioma y quiere que le hablen en él). La vecindad seguirá siendo la punta de lanza de este ejercicio, más allá de una mayor implicación de las entidades, y volverán a verse en el pecho las chapas que certifican la postura de cada uno con respecto al euskera, al margen del nivel de conocimiento del idioma que cada uno tenga.

El eje de la primera edición del Euskaraldia fueron las conversaciones cara a cara entre dos personas, y uno de los objetivos de la próxima edición será extender el ejercicio a otros espacios en los que se potencien encuentros entre euskaldunes activos y pasivos

Dado el trabajo previo que exige acometer estas actuaciones la Comisión de Aiete de Euskaraldia ya se ha puesto manos a la obra. Tras la presentación pública realizada en el salón de plenos, tiene dos objetivos principales hasta fin de año: identificar a las asociaciones que impulsarán arigunes, y organizar la fiesta para calentar los motores de Euskaraldia, que quieren celebrar a finales de año.

El objetivo es que más ‘ahobizi’ y ‘belarriprest’ se sumen al Euskaraldia 2020 y que incluso cambien de rol. Y para lograrlo la Comisión de Aiete abre sus puertas a todos los interesados en colaborar.

¡Esta tarde en el Topaleku, a las seis!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.