Aiete ha pasado de ser un barrio residencial a existir como barrio residual

Un sueño irrealizable: La Avenida de Aiete

(En cinco infografías las propuestas de LHAIA –Josu Goñi- que asume Lantxabe y que conoce el ayuntamiento desde el año 2014)

El Ayuntamiento impulsa la Avenida de Aiete que transformará a partir de 2021 el paseo comprendido entre Jesuitinas y ‘La Cumbre’ por dónde circulará el nuevo bidegorri.

Se aprovecha la existencia del bidegorri, los ascensores, el centro de salud, la plaza de lo manzanos de Munto, el Jolastoki y Bolatoki, la parroquia, los jardines del palacio de Aiete para dotar al conjunto del paseo de anchas aceras a ambos lados de la calzada, arbolado y zonas verdes.

La noticia saltó ayer en la Comisión de Desarrollo y Planificación del Territorio del Ayuntamiento donde la concejala de Urbanismo, Nekane Arzallus (PNV), fue interpelada por el concejal Ricardo Burutaran (EH Bildu) por la falta de avances en el proyecto defendido por Lantxabe. Y es que este espacio presenta desde hace lustros numerosas carencias al no existir aceras, ni iluminación adecuada. (Con evidente retraso se ha aprovechado el reto del bidegorri para los encauzamientos de las aguas pluviales y fecales).

Lantxabe viene lanzando procesos de participación ciudadana y uno de ellos -junio de 2014- es la Avenida (coincidiendo con el proyecto de ‘plaza de los manzanos en Munto’) ahora se ha aprobado de forma inicial, tras un plan especial que ordena el ámbito, un documento aprobado de forma definitiva (antes de que se empiecen los trabajos del PGOU).

La operación acabará con la discontinuidad urbana existente entre La Cumbre y las Jesuitinas (en el paseo existe dos edificios de equipamiento público -Casa de Cultura y Ambulatorio, dos canchas deportivas -Jolastoki y Bolatoki- la plaza de manzanos, y una amplia zona verde en los jardines del palacio, además de una trama de viales que desembocan en el actual paseo

La concejala Nekane Arzallus explicó ayer en la comisión que no quedaba acreditada por completo la propiedad de los suelos que serían causa de intervención para poner en marcha la citada Avenida y el documento presentaba carencias que han llevado al Departamento de Urbanismo. Lantxabe considera que debe ser la administración quien tome el mando, proyecte y ejecute las obras y luego repercuta cargas e ingresos a los titulares del suelo.

El gobierno municipal considera «prioritaria» la actuación en el Paseo de Aiete y no quería más demoras en la «regeneración» de este ámbito ubicado en un barrio que ha sido considerado ‘residencial’ por los gobiernos anteriores

«No queremos dejar pasar más tiempo. Por eso estamos revisando a fondo las propuestas de Lantxabe y solventar las carencias que tenía, y generar un planeamiento», explicó la concejala. A lo largo del año que viene se redactará el proyecto de Avenida y los movimientos expropiatorios que arrancarán en 2021. En el paseo ya existen canchas deportivas y zonas verdes, pero carece de zonas peatonales seguras: un espacio de circulación peatonal con dos aceras de 3 metros de anchura cada una y con unas características que lo harán plenamente seguro para el tránsito de cualquier persona a cualquier hora. Las circulaciones rodadas se articularán en estereconvertido vial con la obligación de circular a un máximo de 30 km por hora -y en los tramos más difíciles a 10 km/hora-

Podía ser verdad, pero no, mala suerte, suena el despertador, ha sido un sueño. Ese plan es para Riberas de Loyola, pero podía ser para cualquier otra zona de Donostia; para Aiete no hay fondos. Más de 10.000 contribuyentes no dan para una Avenida (y si os quejáis os quitamos lo que hemos hecho)

El ayuntamiento ha buzoneado por toda la ciudad un amplio despegable con los proyectos urbanísticos y de obras, planes, cartografía y planos; en el desdoble se pueden ver todas las obras en el mapa, ninguna en el barrio de Aiete, cero proyectos, cero iniciativas.

Para el ayuntamiento Aiete ha pasado de ser un barrio residencial a un barrio residual

1 comentario en “Aiete ha pasado de ser un barrio residencial a existir como barrio residual

  1. Begoña

    La única manera de aguantar el tipo es reírte de todo. La risa es un antídoto genial. En la novela ‘El Nombre de la Rosa’, -en tertulia celebrada en el Topaleku hace 10 años- el monje asesino empapa con veneno las páginas de un tratado de Aristóteles dedicado a la risa, para que quien lo lea, muera. «La risa es revolucionaria y mata el miedo» decía el fraile. Y tiene razón. Así que no se te ocurra tomarte nada en serio.
    Con lo que te partes el culo de risa es con la excusa que han dado para no tener como proyecto la Avenida de Aiete. No es por falta de recursos -todos los años les sobra, son razones político/electorales-. No somos nada y nada se espera. Y menos con un Consistorio dirigido por Eneko Goia/Marisol Garmendia/ Dominguez-Macaya. También te digo que en este caso lo entiendo. Si yo fuera un pijo-progre como mucha gente del barrio que vota a los ‘buenos gestores’, lo mejor es no hacer nada. Par qué.

    Responder

Deja un comentario