El Bidegorri es una oportunidad para construir la Avenida de Aiete

Nota importante.- Las PROPOSAMENA(fotomontajes) son obra de LHAIA, entidad creada por Josu Goñi, joven arquitecto nacido en Aiete, empleado en el ayuntamiento de París en el departamento de movilidad, y autor de la idea sobre la nueva plaza de Munto, finalmente asumida por la vecindad y por los técnicos municipales de Obras y Proyectos. Están en poder del ayuntamiento, pero ignoradas, desde el gobierno de EH Bildu.

La propuesta de Lantxabe viene siendo, ayudados por Josu, hacer un amplia Avenida con aceras en ambas lados. Esta Avenida, como un caudaloso río, a la que tienen acceso los barrios de Bera Bera, Otxanda y Munto, Etxadi, Gurutze, Morlans, Puio-Lanberri, que se prolonga por el Alto de Errondo y Pagola-Oriamendi. Es un problema de planificación si se mirara a Aiete, no como un ensanche o como un barrio dormitorio, sino como una pequeña ciudad de más de 16.000 habitantes.

Aiete es un barrio con sus propias características, ofrece urbanizaciones diversas, de necesaria comunicación entre ellas por lo que es necesario que el Paseo de Aiete se convierta en una gran avenida. Este eje vertebral, a pesar de las reformas que se lograron en el 2006, en el marco de los presupuestos participativos, ha vuelto a ser una carretera de obstáculos, con algunos tramos infernales, más el deterioro de pivotes y otros artilugios de movilidad urbana pensados que, en su día, fueron diseñados no como un adorno sino como elemento de disuasión, como es el caso del paso elevado de peatones a la altura de la entrada principal de los jardines de Aiete, que no hay concejal de este, ni de anteriores gobiernos, que sepa quién lo ha ido rebajando hasta su actual irrelevante situación .

Ahora la construcción del bidegorri ofrece al gobierno municipal de San Sebastián y a su departamento de movilidad sostenible, una nueva oportunidad para construir la Avenida de Aiete

El ayuntamiento debe acondicionar las aceras del paseo -y otras del barrio- que están en lamentables condiciones por la forma invasiva en que se han hecho las nuevas construcciones

El bidegorri es también la ocasión para templar la velocidad en el Paseo y en otras calles de Aiete, de crear sistemas de prevención que ya se acordaron con el departamento de movilidad, allá por el 2006 en el marco de los presupuestos participativos (Velocidad 30, sacar las paradas de los autobuses a la calzada, dotar a todo el paseo de aceras potentes y arbolado a ambos lados de la calzada).

El Centro de Salud, la plaza de Munto, el ascensor, el funicular, el bidegorri y sus proyectos, son una palanca que va en la buena dirección. Se trata de ir mejorando la vida de la gente que vive y visita Aiete; de lograr que la circulación por el paseo sea amable; hacer una intervención ornamental y de control de velocidad en la entrada principal a los jardines del palacio de Aiete.

Los jardines del Palacio, deben unir y no separar al barrio. Reducido el ruido se puede sustituir parte del muro carcelario por una valla que abra los jardines de Aiete a la gente que, ahora sí, puede darse la gozada de ir andando por el paseo. Pasear, andar es salud pública y ahorro. Lo que se propone no cuesta tanto dinero, ni es contraria a que en el resto de la ciudad se tomen iniciativas como esta

El ahorro fundamental está en otros conceptos de gasto. Gastar en bienestar, en progreso, en empleo y hacerlo austeramente, no es el problema

La propuesta de planeamiento consiste en dotar de una acera amplia, continuada, peatonal, desde la subida de Aldapeta, paseo de Aiete hasta el paseo de Oriamendi, como una vía que necesita una actuación de organización en la convivencia de peatones y todo tipo de medio de transporte, dentro de un proceso de adecuación, en el marco de construcción del bidegorri en la que el peatón tiene una fundamental prioridad.

Este planeamiento debe guiar todas las obras que se realizan en este área longitudinal y su no aplicación es la responsable de la desigual situación del actual paseo de Aiete, cuyas aceras presentas trazos y anchuras desiguales en cada tramo del trayecto.

Con el bidegorri es es necesario recuperar los pasos elevados de peatones, cojinetes berlineses, semáforos y otros elementos que logren, de manera efectiva y permanente, amansar el tráfico en el paseo

La solución está en la construcción de la Avenida de Aiete, desde Aldapeta hasta Oriamendi-Miramón

Esta PROPOSAMENA ya fue asumida en su día por el Ayuntamiento

El actual vial dispone, en zonas de Aldapeta, únicamente de acera en uno de sus lados, desde, aproximadamente, el Colegio Villa Belén hasta su transformación en el Paseo de Aiete, siendo dicha acera extremadamente estrecha en la mayor parte de su recorrido, y muy incómodo su uso. En ocasiones el cruce de dos personas obliga a salir a la calzada con el consiguiente riesgo que ello conlleva. Este problema se da también en tramos del paseo de Aiete

Por otro lado, la calzada también tiene algunos puntos de extremo estrechamiento que hacen difícil la circulación de los vehículos, teniendo que ralentizar la marcha en momentos de tráfico denso. Añadido a esto, ciertos vehículos de altura, se encuentran con serios problemas en diversas épocas del año debido a que la vegetación, ramas de árboles de gran porte, impiden la correcta visión y circulación de dichos vehículos, generando situaciones de riesgo por tener que esquivarlos o realizar maniobras de frenado. Una razón más para su equilibrada poda

(A los responsables de movilidad sostenible que no reciben a Lantxabe)

(Al concejal delegado de Gobernación y a la concejala delegada de Participación Ciudadana)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.