Un dragón en la noche de San Juan

En medio de una espectacular expectación de gente de todo el barrio de Aiete y de sus alrededores, la bestia legendaria escoltó a los portadores de las antorchas encargados de prender la hoguera.

Ellos mismos eran seres de quimera, un carnero y un demonio, acompañados de cabeza de vaca.

La Hoguera de San Juan, una vez más, convocó a decenas de familias; acuden al Jolastoki para reunirse en torno a la llama que enciende la hoguera, a su fascinante resplandor y una especie de encantamiento activo se provoca en las niñas y niños que, junto a sus familiares, rodean la pira y parecen querer dejar atrás el rubicón de un intenso año en el que han puesto todas sus ilusiones, trabajos, quebraderos de cabeza, momentos de felicidad.

La celebración de la hoguera, por supuesto, tiene el apoyo de Lantxabe, es la entidad que asume la responsabilidad de su convocatoria, pero la tarea de organización, de puesta en marcha, la gestión del programa y de los tiempos, corre a cargo de un equipo de gente con mucha imaginación e iniciativa; un grupo que siempre sorprende y que este año ha sido capaz de convocar a un dragón del lejano oriente, y que su objetivo es que la gente menuda y sus familias ‘se lo pasen bien’, que la asistencia disfrute al máximo en una noche de San Juan que se ha convertido en algo muy especial para el barrio.

El momento del encendido de la hoguera es un acto de exaltación, como un hechizo, como una reivindicación del poder ancestral del fuego para el homo sapiens. De las entrañas de la tierra, o caído del cielo, surgía el dragón, asemejando las fuerzas antiguas de Aiete; se trataba de un dragón oriental, tenido por una criatura benéfica y símbolo de buena fortuna, un dragón que no escupía fuego, sino que lo organizaba, que no tenía alas, pero pudo volar gracias a la magia.

Al mismo tiempo, en la megafonía del campo, sonaba el Baga, Boga, Biga de Mikel Laboa, en ese momento el ambiente en la plaza del Jolastoki se tornó en exaltación. El Baga, Boga, Biga es una canción que las amas y las amoñas, enseñaban a los niños para que estos aprendieran a contar y vocalizar correctamente, pero es también un antiguo conjuro pronunciado por las brujas vascas en sus aquelarres

La imaginación de los organizadores de la fiesta es un portento; el dragón de escolta y el macho cabrío y el diablo, como portadores de la llama, la quimera del potente fuego que llegaba hasta el cielo, unido al embrujo del Baga, Boga, Biga, contribuyó al delirio de toda la alucinada gente que abarrotaba el Jolastoki.

Y la fantasía del momento inundó los corazones de todos, pero especialmente de las personas de más tierna edad

Pudieron agotarse las reservas de talo, de sardinas, de todo lo que fuera merienda o aperitivo, pero no el entusiasmo, el apoyo, la felicidad, el compañerismo, la entrañable reunión de cientos de Aietearras, muchos de ellos, por su corta edad, portadores del futuro.

Y con la pira reducida a brasas empezó la dantza que neskas y mutils habían estado ensayando días atrás, la Axui Beltza, la Sorgin Dantza, con sones de la una propia trikitixa (todo quedaba en el barrio); dantzas atrevidas, sencillas, protagonizadas por niñas, niños, mujeres y hombres, a las que se le une un adjetivo más, entusiastas. Unos bailes que han perdurado y que es imposible borrar. Así será el recuerdo de veladas como la de la noche de San Juan en el barrio

Zorionak a todos. No escribiremos nombres, pero felicidades a esa decena larga de personas de la ACD de Aiete y Aieteko Euskara Batzordea, que se dejan la piel en el día de San Juan, y antes y después

2 comentarios en “Un dragón en la noche de San Juan

  1. Ylenia Parra

    Dicen que cuando llega el calor los chicos se enamoran
    Debe ser cierto porque en estos días noto a mi alrededor fuego en el cuerpo, música y pasión
    Creo que es de tanta brisa y sol como y por culpa de noches mágicas como la de San Juan
    Me han dicho que dicen que se recomienda permanecer a la sombra, hidratarse y bailar toda la noche “Baila, baila, bailando, ba” y no con la Sorgin Dantza que es muy erótica como todo lo que rodea a las brujas
    Si sirve de algo, la sensación térmica de todos mis sentidos son como un volcán.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.