Poner nombre a la escultura antifranquista del palacio de Aiete

La escultura ‘Urte Haietan’ está ubicada en los jardines del palacio de Aiete. Fue uno de los jalones del paseo por el barrio organizado por Lantxabe, el pasado 13 de octubre, con ocasión del aniversario de Manuel Matxain y de la fecha elegida para poner placa y nombre a la escultura «Toka» situada en el paseo de Aiete, en la cercanía de Etxadi

Pero parece que los jardines del palacio de Aiete que, algunos, por rutina e inconsciencia (¿o no?), siguen llamando palacio de Franco, son un tabú para la Memoria Histórica de la ciudad

Nombrar la escultura de Juan José Novella es un ejercicio de Memoria Histórica, representa la necesidad de reconocimiento a las víctimas del cruel morador del palacio, la escultura es una evocación de las víctimas del franquismo.

Lantxabe llevó volvió a proponer este gesto en el último Consejo Social de la Memoria Histórica  celebrado el pasado 27 de febrero y volvió a ser aprobado ¿Cuánto tiempo tardará en hacer su trabajo el departamento de derechos humanos, que habita el palacio, y tiene allí su sede gracias a que los vecinos de Aiete y de la ciudad consiguieran que este espacio contaminado por el franquismo pasara a ser de uso público ciudadano y cultural?. Pongan el contador a cero a fecha de hoy.

Tal departamento no pone pegas, al contrario se ‘sube’ a otro de los hitos de los jardines de Aiete, el que recuerda el Holocausto a través de Ana Frank, inaugurado al mismo tiempo que la Casa de Cultura.

Como se ve en la foto, el monumento es una escultura de acero corten. Tiene cuatro metros de altura, con los años del franquismo perforados en uno de sus lados

Es obra del escultor portugalujo Juan José Novella

El sábado 30 de abril de 2011 era el día fijado para la inauguración, aquella fecha tuvo el contratiempo electoral, y hasta hoy, han pasado casi 8 años. En este tiempo el palacio de Aiete ha tenido diversos usos de partidario significado político. En mayo de 2019 se celebran nuevas elecciones municipales. Cuando se bloqueó el estreno de la obra, el escultor Juan José Novella, afirmaba “Esperábamos que una condena del franquismo no sería discutible para ninguna fuerza política”. Juan José puede pensar que el veto no es decisión exclusiva de ‘una fuerza política’, sino del ayuntamiento.

Aquel 13 de octubre del pasado año, la ciudadanía que visitaba el barrio,  mostró el agradecimiento a Novella y, en el lugar de su obra, tuvo un emotivo recuerdo de homenaje a las víctimas del franquismo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.