Apurua’ de la sidra de Katxola, un brindis por el Axular Lizeoa

Sagardozales’ mañana disfrutaremos de la ‘probaketa’ en el caserío Katxola, seréis testigos y protagonistas de una nueva etapa en el ciclo de la fabricación de la sidra, la de la degustación de la sidra artesanal, no sujeta a las leyes y a las componendas del mercado

Primero fue la recogida (con la ‘kizkia’), selección, limpieza y transporte de la manzana.

En octubre el triturado y prensado de la ‘patsa’, de dónde salió un mosto turbio, espeso, dulzón. ‘Fermentado en el caserío, en dos kupelas o ‘barrikas’ de aproximadamente 250 litros, una de roble y otra de castaño, tras una notable actividad en luna creciente, a los cuatro meses se propone el ‘txotx’ -comprobaremos como han andado los ‘taninos’ por el mosto durante la fermentación- y, con lo que quede mañana sábado de sidra, se hará el embotellado.

Las visitas podrán disfrutar también de la poderosa estructura de madera -incluida la ‘ganbara’– de un típico caserío guipuzcoano de finales del siglo XVIII

La sidra es una ancestral bebida en Gipuzkoa, un rito cultivado en todos los caseríos para consumo familiar. Las sidrerías dieron lugar a las primeras tabernas (En Aiete, Katxola, Erramunene, Munto, Santa Teresa…) Sidra de diversos aspectos, composición, usos (se hacía también ‘pitarra’ mezclando con agua que daba un licor de uno o dos grados, para apagar la sed en los días de calor)

La sidra era un componente fundamental en la vida de los habitantes del Beterri, romper una kupela significaba la pena capital.

En el caserío encontraréis una exposición de las manzanas con las que se ha elaborado la sidra y complementos festivos antiguos, toka de Munto y de Manuel Matxain, bolos (bolatoki), cabezudos, sokatira, toro de fuego

Nos vemos mañana sábado por la tarde en el caserío

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.