Aiete Ikastetxea amplía su horizonte escolar

El pasado 28 de febrero Olatz y Aitziber, andereños de tercero de primaria y Aitzol de cuarto de primaria, de la Aiete Ikastetxea, acompañaron a sus alumnas y alumnos a dar un paseo por el Bosque de Miramón

Con la visita, se sumaban a la defensa medioambiental y de la naturaleza, puesta a disposición de las niñas y niños.

El Bosque de Miramón es muy bonito, muy frondoso, se puede caminar por senderos de buen piso pero largas cuestas, con escaleras de madera y clavos que ayudan a subir y bajar las pendientes.

En esta ocasión la visita organizad se encontró con un nuevo hito en el Bosque lo que podía ser ‘el lavadero y estanque’ de agua del antiguo caserío de Errotatxo. Lantxabe tomó buena nota para trasladar esta información a Parques y Jardines con la idea de que protejan esta señal arqueológica, una de tantas, que tenenos en la ciudad, asociadas a los caseríos y que se van perdiendo

Es un bosque cercano, con nidos colocados, por Iñaki Jarauta, según el proyecto de Lantxabe, para las diferentes aves que lo habitan, y también con diversas especies de árboles de la costa cantábrica: Recién plantados cientos de manzanos que darán manzanas para hacer sidra, y plantados también arces, robles y otras especies. En el Bosque podemos encontrar cerezos, perales, nogales, innumerables avellanos y zarzamoras…aves, pequeños mamíferos, etc. Y desde el Bosque se divisan diferentes paisajes de la naturaleza y otros más urbanos

El Bosque ofrece otros ecosistemas naturales, como el recuperado estanque.

Por las profundas vaguadas circulan dos pequeñas pero caudalosas errekas en invierno y más mansas en épocas de lluvia escasa, como en estos días

Para librar las errekas existen unos puentecillos bien reparados y los caminos entre los árboles también bien cuidados

La pista estaba húmeda y seca a la vez, como los tapizados campos de fútbol de hoy en día

Los de Aiete Ikastetxea contaron con el equipo habitual de Lantxabe, al frente Angel Alberdi, describiendo en euskera y con detalle, cada uno de los puntos más significativos del paseo.

El paseo por el Bosque es una oportunidad a las alumnas y a los alumnos a ver a sus compañeros y compañeras de manera positiva y les ayudan a adquirir habilidades sociales y de comunicación. Son herramientas extraordinarias para nutrir la curiosidad, la sensibilidad, la creatividad, la cultura y el paseo por el monte.

Otro aspecto importante es el que resalta el teórico Vygotsky en su teoría del Aprendizaje y Desarrollo cuando relaciona el desarrollo de la imaginación con las experiencias vividas por el individuo.

Cuanto más rica sea la experiencia humana, tanto mayor será el material del que dispone la imaginación del niño. De aquí la conclusión pedagógica de la necesidad de ampliar la experiencia del niño si queremos proporcionarle base suficientemente sólida para su actividad creadora.

Es importante disfrutar en el aprendizaje. Y veíamos disfrutar a nuestros escolares con el paseo. Había tramos duros en subidas y bajadas pero ellos no lo notaban.

En el robledal de Errotatxo se tomaron su amaiketako y en ese mismo tramo del Bosque se abrazaron a unos de los robles centenarios augurio de ventura, de camaradería y de salud

Chavales y chavales participaron con alegría y creatividad de la experiencia. A las maestras y maestro se les veía disfrutar también.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.