Los derechos civiles de los afroamericanos

I Have a Dream”, en castellano, Tengo un sueño”, es un discurso pronunciado por Martin Luther King, el día 28 de agosto de 1963, delante del monumento a Abraham Lincoln en Washington, durante una histórica manifestación de más de 200.000 personas en pro de los derechos civiles para los negros en los EE.UU.

Vengamos al hoy, rayando las 5 de la mañana Bill Murray desveló el Globo de Oro a Mejor comedia para ‘Green Book’. La película protagonizada por Viggo Mortensen y Mahershala Ali y dirigida por Peter Farrelly dio el campanazo: “es una historia sobre Don Shirley, un genio de la música al que no se le consideró suficiente por ser de color. Vivimos en una época en la que estamos divididos, quizás más divididos que nunca antes, y por eso esta película”, defendió el director de esta historia sobre el pianista afroamericano de origen jamaicano Don Shirley que recrea su gira por la América profunda en los años 60, cuando todavía existía la segregación racial.

Viggo Mortensen y Mahershala Ali son los grandes protagonistas de una historia ambientada en 1962, cuando un italoamericano malhablado y violento es contratado por un refinado pianista afroamericano para que le acompañe y le proteja durante su tour musical por los conservadores estados del sur de Estados Unidos. Green Book es un término que hace referencia a las guías de viaje que indicaba a los ciudadanos negros en qué alojamientos de los estados sureño podían pasar la noche

Tengo un sueño” -por los derechos civiles de los afroamericanos- da título al ciclo de invierno de Literatua y Cine en la Casa de Cultura.

Martin Luther King es recordado como una de las grandes figuras del movimiento por los derechos de los afroamericanos. Su relevancia se basa, especialmente, en tres momentos fundamentales: su papel en el boicot de los autobuses de Momtgomery, su apoyo a la formación de la Southern Christian Leadership Conference (SCLS) y su liderazgo en la Marcha sobre Washington por el Trabajo y la Libertad en agosto de 1963, donde pronunció el famoso discurso “I have a dream”

El 1 de diciembre de 1955 Rosa Parks se negó a levantarse de su asiento del autobús en Montgomery para dejar su sitio a un pasajero blanco, lo que originó el boicot de los autobuses y el inicio del llamado movimiento por los derechos civiles de los afroamericanos. Sin duda, el citado movimiento consiguió grandes logros, pero todavía hoy en día somos testigos de numerosos episodios de discriminación racial en Estados Unidos.

La historia de Estados Unidos está marcada, sin duda, por la esclavitud, sistema fundamentado en la supremacía blanca y en la opresión y la falta de libertades sistemáticas de la población negra. Con la Guerra de Secesión (1861-1865), la esclavitud se abolió, aunque la Proclamación de la Emancipación del 1 de enero de 1863 tuvo un escaso efecto inmediato.

Tengamos en cuenta que muchos de los partidarios de la abolición de la esclavitud no defendían la igualdad de derechos entre negros y blancos. Después del fin de la esclavitud, la segregación racial seguiría imperando en el país. De hecho, deberemos esperar hasta la década de los sesenta del siglo XX para lograr el reconocimiento legal de muchos derechos de los afroamericanos.

Luther King supo ver que la apuesta por las acciones no violentas implicarían una gran cobertura mediática. Y no se equivocó, puesto que las televisiones y los medios de comunicación mostraron las prácticas de segregación que sufrían a diario las personas negras en el sur del país. Todo ello motivó la concienciación y una cierta simpatía generalizada hacia la causa, que se convertiría en el principal tema político estadounidense de los años sesenta. Luther King se caracterizó por ser un abanderado del pacifismo y por su férrea oposición a la Guerra del Vietnam. En 1968, Martin Luther King fue asesinado en Memphis.

En nuestros días el movimiento por los derechos civiles sigue de muchas otras formas. Además de la peor situación social vivida por los afroamericanos, hay que mencionar los numerosos casos de violencia policial hacia la población negra en Estados Unidos.

Deja un comentario