Homenaje a un legendario campeón

Cumplía 100 años y mucha gente acudió al homenaje sencillo y sensible que recibió en los cines Príncipe de Donostia, entre sus amigos se contaban a los de Lantxabe.

Xabier Euzkitze, quien calificó al homenajeado como «rey de los príncipes», recogió en cuatro bertsos buena parte del espíritu que conservaba Gallastegi y terminó así cada una de sus estrofas.

Denok gaztetu gara zu hola ikusita/ Arin eraman dituzu geroztiko zamak/ hitza eman bait zizun Arrateko amak/ Pozik bizi naiz eta hilko ez banintz hobe/ debutatzeko ere dena dezu alde/ Urte ugari baina, hiltzeko gaztegi/ zorionak bihotzez Miguel Gallastegi

Euzkitze felicitaba de corazón a Miguel, a su ejemplo, a su vida, a su vitalidad ‘Pozik bizi naiz eta hilko ez banintz hobe’

Unos años antes, el 21 de junio de 2014, era sábado, el pelotari recibió otro emotivo homenaje en el frontón de Aiete, cerca de la plaza Pakea y en la que cuenta con numerosas amistades, como admiradores en todo el barrio y en la ciudad.

La asociación de vecinos Lantxabe propuso homenajear al veterano deportista y colocar una placa en su honor, en el frontón situado en las inmediaciones del caserío Katxola. ‘Miguel Gallastegi pilotariari omenaldia Aieteko bere “txoko kuttunetik”’ es el lema que figura en la placa, descubierta en el transcurso del acto.

Numeroso público acudió a aquella cita para aplaudir al veterano deportista en una mañana repleta de actos. Comenzó a las 11.30 horas con partidos de pelota en el frontón y siguió con el homenaje, acompañado de música de txistu y bertsos.

En el acto estuvieron presentes el concejal Josu Ruiz y el alcalde, Juan Karlos Izagirre, quién destacó que el acto surgiera de la iniciativa de los propios vecinos de Aiete

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tras el entrañable acto, en el que también estuvo su esposa, María Jesús Danborenea, hoy fallecida, y sus hijos, los asistentes acudieron al caserío Katxola.

El frontón se presentó aseado, lavado, recién pintado, luciente como los chorros del oro, para la ocasión

Un pensamiento en “Homenaje a un legendario campeón

  1. Amalau

    En el año 1953 Miguel Gallastegi estuvo en el centro del huracán de uno de los momentos más conflictivos en la historia del Manomanista. El defensor de la txapela mantuvo un tira y afloja con la empresa, con la Federación Guipuzcoana, con la Española, que le acusó incluso de rebeldía… Recibió la llamada telefónica del gobernador civil, quien le preguntó si sus primeras reticencias a disputar la final se debían a que Francisco Franco iba a estar presente en las gradas del frontón, en Donostia, el 23 de agosto. También le interrogó sobre una visita al lehendakari José Antonio Agirre un día que fue a jugar a Donibane Lohizune. Y es que para los 18 años, se comprometió con el Batallón Amuategi, milicianos eibarreses del Frente Popular republicano.
    Aceptó por fin jugar Miguel Gallastegi tras un cruce de cartas y el consejo de su padre, Paulo. Sin embargo, pocos días antes de la fecha todo saltó por los aires. La intención de la empresa de incluir la entrada para la final en un abono para cuatro festivales colmó la paciencia del pelotari. Se negó a pasar por el aro.
    La Federación Española designó campeón a Barberito y retiró la licencia a Miguel Gallastegi para seis meses.

    Responder

Deja un comentario