Pasadas las Navidades, Donostia tendrá que aguantar seis meses sin electricidad

La medida afectará solidariamente a todos sus barrios, céntricos y de periferia, hayan disfrutado o no, del esplendor navideño

Después de ‘gozatutar’ de un alumbrado navideño de excepción, los donostiarras tendrán que prepararse ahora para aguantar seis meses iluminándose únicamente con la luz de las velas y calentando el agua de la ducha al fuego con un barreño. Es el precio a pagar por el derroche descomunal de energía de estos días, un sacrificio que el concejal obvió mencionar a la gente, cuando les dijo que la luz de invierno es garantía contra la locura

Mira, mira qué bonito esto”, comentaban los turistas, mientras mostraban las fotografías obtenidas desde la noria simpar guardadas en su cámara réflex digital, Nikon

El Ayuntamiento de Donostia, sus departamentos más implicados, insisten en quitar hierro al apagón: “Aquí la gente sigue con la luz del alumbrado grabada en la retina, hemos tenido tanta y tanta luz que esos seis meses de oscuridad nos servirán para reposar y para ir pensando ya en el alumbrado del año que viene”, argumentan.

Es de sentido común: hay lo que hay, y si lo gastas de golpe pues no hay más. Pero está la luz del sol, mientras haya dios es gratis todo el día”, concluía otro edil, contrariado por las protestas. “Han tenido toda la luz que han querido y más, coño. No entiendo a esa gente que después de una comilona ya está pensando en lo que hay para cenar”, se quejaba el mismo concejal.

28 de diciembre de 2018

Nota.- Inspirado en el mundotoday

Algún humorista propone esta solución casera antes de llegar a la catástrofe

4 comentarios en “Pasadas las Navidades, Donostia tendrá que aguantar seis meses sin electricidad

  1. Regino Amunarritz

    Sin importarle los dolores de espalda ni el entumecimiento en sus brazos y piernas, Antonio Cabrales, un conductor de autobús de 42 años, lleva trabajando 50 horas seguidas porque el botón de “parada solicitada” no funciona. “Se debió de fundir la bombilla que ilumina el cartel y ahora todos estamos atrapados aquí”, lamenta una pasajera a través de su teléfono móvil.
    El ambiente en el interior del autocar es muy tenso y por momentos ha llegado a cundir el pánico. “No sabemos qué es lo que pasa por la cabeza del conductor, ya que se niega a hablar con nosotros porque está prohibido distraerle”, han informado los pasajeros a la prensa. “Le intentamos explicar que nos queremos bajar desde hace rato y que el botón de ‘parada solicitada’ no funciona, pero él se limita a señalar el cartel de ‘No hablar con el conductor’ y a seguir conduciendo”, relatan asustados.
    El conductor presenta claros síntomas de agotamiento. “Está lleno de sudor y se mueve como si estuviera aguantándose las ganas de ir al baño”, explican. Muchos de los viajeros se están planteando romper los cristales de emergencia porque no aguantan ni un minuto más. Ahora se ha sabido que el autobús se ha quedado sin gasolina y se ha parado en la bajada a Bera Bera donde se mantiene quieto con las puertas cerradas sin que nadie salga. “O la policía entra a arreglar la luz del botón de ‘parada solicitada’ o nos quedaremos todos aquí para siempre”

    Responder
    1. I. H.

      Arrakasta ikaragarria izan du Alderdi Ederreko noriak. Ireki zutenetik mila bisitari inguru izan ditu eguneko, eta herritar askok iraunkorra izatea eskatu dute Donostia Turismoa bulegoan. Hori dela eta, Donostiako Udalak 2019. urte osoan mantenduko du noria Alderdi Ederren.
      Ernesto Gasco alkateordeak eman du albistearen berri, eta nabarmendu du 120.000 euroko diru sarrera izango duela udalak noria iraunkor bihurtzearekin. Hasiera batean, urtarrilaren 7tik abenduaren 31ra bitarteko hitzarmena sinatu du udalak noriaren jabeekin. Gabonetako azokak izandako arrakasta ere nabarmendu du Gascok, eta 2019an hiriko gune gehiagotara zabaltzeko asmoa agertu du.

      Responder
  2. Carlos M.

    Déjate de propósitos de año nuevo. Tienes 72 horas para cumplir los que te habías marcado para este año. Esos que en enero pensaste que había tiempo, y llegó febrero, pasó marzo, en abril aguas mil, mayo y junio, qué atareado, en julio, agosto y septiembre te tomaste un respiro para tus cosas, y llegó octubre, se plantó noviembre y zas, diciembre en toda la cara. Y aquí estás de nuevo poniéndote deberes para el año que viene, llenando una mochila con la promesa del “mañana empiezo” que irás arrastrando los próximos 365 días porque mañana cuando se transforma en hoy deja de ser mañana. No, las doce uvas no tienen un poder antibiótico que elimina tu vagancia con la misma rapidez que los anuncios de Frenadol un resfriado. Y aunque este año las teles vayan a dar 24 campanadas (Canarias pone la pasta para el segundo racimo en la Puerta del Sol) ya llevas los bolsillos a rebosar de deseos. Así que en estas 72 horas que quedan mueve el culo, tienes hoy, mañana y pasado. Sé rápido que el 2019 no tardará en llegar y tampoco en decepcionar, porque lo único que cambia es el calendario que cuelgas en la pared. Así que haz lo que tienes que hacer. Di lo que tienes que decir. Besa a quien tienes que besar. Pero joder, hazlo de una puta vez. Porque mañana es un día que no llega nunca y el 1 estarás de resaca.

    Responder
  3. María Teresa

    Qué lejos viven de la realidad algunos políticos, cómo se puede frivolizar con la depresión y el suicidio, una cuestión que se ha convertido en un problema de salud pública. Qué manera más torpe y mezquina de justificar el sobrecoste en iluminación, qué burdo y qué despilfarro.
    Le recuerdo, por si no lo sabe señor Gasco, que en 2016 en la CAPV 179 personas fallecieron por suicidio, que es la primera causa de muerte entre jóvenes de 15 a 29 años, que existen muchos factores como la soledad, el nivel de renta y educativo, el aislamiento o la enfermedad

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.