La referencia a la calle Doctor Marañón

Aingeru Munguia en su columna ‘DESDE EL BULE’ titulada BONSÁIS, utiliza el ejemplo del arbolado en el paseo Doctor Marañón, como ejemplo del despropósito de la administración municipal en la tarea de promover, mantener y actualizar el arbolado en la ciudad.

Nos consta que Aingeru es uno de los seguidores de esta página, ignoramos si esta ha sido la fuente de su información o resultado de sus numerosas visitas al barrio, como cronista de la ciudad, pero el hecho es que ‘el arbolado en el paseo Doctor Marañón’ ha llamado su atención como un auténtico despropósito.

La columna no puede recoger que llevamos años con este asunto, que una técnica del departamento de mantenimiento urbano redactó un proyecto hace más de seis años, que se mantuvo con el cambio de gobierno, que la situación ha ido a peor porque no sólo los árboles crecen a lo ancho, sino que sus raíces invaden las calzadas -la solución es poner rayas amarillas invalidando un cacho de carretera (ver foto)-, que todos los años dicen que se han quedado sin presupuesto -y todos los años la oposición denuncia que no se ha gastado el dinero comprometido en inversiones- (en la foto de maps se puede ver además los resultados de una increíble autorización municipal para construir la vivienda colateral).

La vecindad conoció el proyecto municipal, fue consultada y dio su aprobación. Y el departamento municipal lo sabe.

¿El título de la columna de Aingeru tiene retranca? A veces el subconsciente se nos impone y al escribir Bonsái, no pensamos sólo en los árboles

La calle Doctor Marañon desemboca en el paseo de Aiete, a la altura de la nueva plaza de Munto y el museo arqueológico al aire libre

Para los presupuestos 2019 era una propuesta de Lantxabe que lleva por título ‘Mejoras en el arbolado y aceras del paseo Doctor Marañón’

Y decía así

Los árboles de gran porte situados en la estrecha acera de la calle doctor Marañón hacen imposible pasar por ella. El conjunto del paseo necesita una actuación para reparar este problema y similares a lo largo del mismo (raíces en la calzada, etc.)

La propuesta es sustituir los actuales árboles por otros de menos porte. Al suprimir las montaraces y agrestes raíces en todo el paseo, y ensanchar la acera unos centímetros, la vía sería más factible para uso peatonal. Esta opción defiende la belleza y riqueza ambiental de los árboles y la acera.

Si la propuesta valorada anteriormente – la de hace seis años- fue de 28.000 euros, ahora los técnicos municipales calculan un presupuesto de 175.000€ cuando. ¿Podemos interpretar que cuando las soluciones se demoran se encarecen?

Pero llama también la atención que la ‘valoración’ que ahora hacen los mismos técnicos a la propuesta de Lantxabe

Se está redactando el proyecto de ejecución de reurbanización de la calle Doctor Marañón, en el cual se incluye la retirada del arbolado y reparación de pavimentos de acera y calzada”.

La administración vuelve a la casilla de salida. Retrasa el reloj en más de seis años, y vuelve a empezar. ¿Qué podemos pensar la gente de la ciudad? ¿Pensamos en bonsáis? (Por cierto la Asociación de Bonsáis y Lantxabe, son vecinos de sede en los jardines del palacio de Aiete)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.