Las calzadas de Aiete no tienen remedio

La campaña contra los baches no llegará ni a Gregorio Marañon, ni al paseo de Aiete, ni al paseo de Juan Abelino Barriola, ni a la calle Borroto, ni a Merkezabal, ni al paseo de Alto de Errondo…

El Ayuntamiento pondrá en marcha una campaña de bacheado en 57 calles de la ciudad en las que se registran hundimientos, fisuras y otro tipo de deterioros pero ninguna pertenece a Aiete. Y eso que el compromiso de arreglar las calles del barrio es muy antiguo.

El concejal de Vías Públicas, Miguel Ángel Díez, ha prometido tapar agujeros y hacer un paño en las calzadas reparadas, para que el resultado del trabajo sea mucho más uniforme; pero, por ejemplo, no tapará los agujeros, ni ordenará las raíces de la calzada del doctor Marañón, a pesar de que ya en la primera reunión que tuvo con Lantxabe, hace tres años, el propio concejal nos pidió el presupuesto de obras en la zona, que habían elaborado los técnicos del departamento, el suyo

Llevamos años denunciando los desperfectos en varios tramos de las calles de Aiete; pero, especialmente, en el paseo de Aiete y en la calle doctor Marañón; pero es como clamar en el desierto

Los inspectores del área de mantenimiento urbano no deben considerar Aiete como parte de la ciudad y parece ser que los informes de la Guardia Municipal también ignoran el barrio, quizás porque el potencial de sus motos no les permita subir la cuesta de Aldapeta .

Los ciudadanos de Aiete y su asociación Lantxabe son tesoneros en sugerencias hechas -porque en definitiva son quienes más sufren estos puntos conflictivos y que más quejas han vertido por este motivo- pero los de Vías Públicas son igualmente impertérritos en no hacer caso.

En esta ocasión que con gran clamor se despliegan por la ciudad, tampoco pondrán remedio en el pavimento de Aiete.

2 pensamientos en “Las calzadas de Aiete no tienen remedio

  1. Victoria Alberdi Alonso

    El pasado 8 de Agosto escribí en “Sirimiri” sobre la poda de la maleza adosada a los árboles de la calle Juan Avelino Barriola (y su continuación Katxola) sin que nadie haya aparecido desde entonces (ni antes, claro)por allí. Se ve que no tienen el menor interés en adecentar la zona y conseguir transitar por las aceras actualmente inutilizadas por la maleza.

    Responder

Deja un comentario