Se echa la bola a rodar y se corta el bidegorri (ver foto)


Es el conocido ‘efecto mariposa’ en Donostia. En su día comentamos la repercusión de las movilizaciones por el ambulatorio en Aiete, como un positivo ‘efecto mariposa’ para mejorar las prestaciones sanitarias en otros barrios de la ciudad, que no eran Aiete.
El concepto ‘efecto mariposa’, ya se sabe, concluye que si en un sistema se produce una pequeña perturbación inicial, mediante un proceso de amplificación, podrá generar, en otro, que puede ser muy distante, un efecto considerablemente grande.
En el caso de la Bola de Navidad, instalada encima de las esculturas de D Quijote y Sancho, en el paseo de La Concha, el efecto ha sido negativo: ahorrar en el anclaje de la Bola de Navidad que con tanto auto-bombo de implantó, supone que por segundo año consecutivo, se haya salido de su base, en este caso por culpa de Bruno.
Como dice el cronista, si no hay dos sin tres, el próximo la gigante bola de navidad podrá salir por los aires.
Hay actuaciones del gobierno con poco trigo y mucha paja (con demasiada bola y escasa previsión)

2 pensamientos en “Se echa la bola a rodar y se corta el bidegorri (ver foto)

  1. Baltasar

    Es que con esos temporales cualquier cosa ……dicen que hasta ha fallado o se ha desplazado algunos centimetros,hacia Ondarreta , eh¡¡…pero sin llegar a desprenderse El Peine del Viento, uno de ellos, estas cosas del calendario, el calentamiento del clima con el alineamiento de algunos astros nos enseñan que los temas de ahora en adelante no vale con el hilvanado superficial y confiado(¿….?) hay que amarrarles bien y asegurar la consecución y alcance de los mismos. Moraleja

    Responder

Deja un comentario